Viernes, 19 de octubre de 2012

Las Palmas apea al Racing de la Copa

Fue el mismo Racing de siempre. El del paso atrás. Por eso se volvió a casa con una derrota en un partido extraño. Cuando Las Palmas era mejor, los de Fabri encarrilaban la eliminatoria. Cuando los verdiblancos arreciaban, los canarios sentenciaban. 4-2 y a pensar en el Lugo.
Volvió a ser el Racing de la presión en su propio campo y el de Kaludjerovic haciendo de Bear Grylls en el área contraria. Un superviviente. El delantero serbio festejó con rabia su gol en el minuto 2. En una semana le habían traído un posible y fallido sustituto y el entrenador puso en entredicho sus cifras. No parece haber lugar para la discusión. Control orientado y volea ajustada al palo en el primer balón que tocaba. Como casi siempre.

A partir de ahí, la cara habitual del Racing. Muerde y recula como una serpiente. Las Palmas tomó el mando del partido y con una ligera presión, fue comprobando que con poco, los cántabros pasaban apuros. Mal Goikoetxea, Rochela y Bautista, éste último en su debut. La banda izquierda visitante era una autopista y Thievy volvió loco a todo el que se le cruzó por delante. Buen jugador.

Así, los de Sergio Lobera se lo fueron creyendo e intesificando la presión. Mientras, Óscar Pérez y Jorge Alonso naufragaban en la medular. Demasiadas imprecisiones. El exracinguista Javi Guerrero avisó tras una jugada de Thievy, pero Mario, fantástico, sacó una mano salvadora. Posteriormente, el ariete madrileño volvió a dejar en evidencia a la zaga y estrelló la pelota en el cuerpo del meta. A la tercera fue la vencida. Nuevo error de los centrales y Guerrero, solo ante el arquero, empata el partido. Con tablas se llegó al descanso.
En la segunda mitad, la posesión de Las Palmas se convirtió en monólogo. Tan solo Jairo parecía tener ligeros argumentos. Los locales llegaban con mucha claridad ante una defensa timorata de marcajes imberbes. Y Thievy, de paseo por la zona de tres cuartos. Así transcurrió el tiempo. Hasta que la flor de Fabri asomó de nuevo. Bouazza, con más pena que gloria desde que llegó, conectó un duro disparo a la escuadra derecha de Barbosa cuando el partido encaraba su recta final. 1-2 y el Racing acariciaba la clasificación.
El propio futbolista argelino fue protagonista de la última jugada. Falta que bota el conjunto cántabro, Bouazza se va al córner para perder tiempo e, inocente, la pierde. La contra fue mortal y cuando Chrisantus controlaba en el área, Gonzalo, acertado hasta ese momento, arrolló al nigeriano. Penalti tonto que permitió a otro exracinguista, Momo, empatar el partido y enviarlo a la prórroga.
El tiempo extra trajo los mejores minutos del Racing. Ferreiro envió al larguero un saque directo de córner y después fue Koné quien besó el travesaño con un remate de cabeza. Ahora el conjunto cántabro sí fue merecedor. Sin embargo, los fantasmas del defectuoso marcaje ulularon de nuevo en el territorio de Mario. Murillo, solo en el área pequeña, puso por delante a Las Palmas rematando a gol con la chepa. 3-2.
Fue demasiado varapalo para los cántabros como era poco premio para Thievy marcharse del campo sin marcar. Fue el mejor sobre el césped. El francés aprovechó un centro y la falta de oposición de Rochela para anotar el cuarto y sentenciar la eliminatoria. La flor de Fabri se había marchitado.

Las Palmas: Barbosa, Aythami, Deivid, Murillo, Dani Castellano, Javi Castellano, Nauzet Alemán, Sergio Suárez (Tyronne, m.71), Momo, Javi Guerrero (Chrisantus, m.64) y Thievy (Francis Suárez, m.117).

Racing: Mario Fernández, Gonzalo, Rochela, Goikoetxea, Dani Bautista, Óscar Pérez, Jorge Alonso (Koné, m.68), Dorca, David Ferreiro, Jairo (Bouazza, m.61) y Kaludjerovic (Longás, m.78).

Goles: 0-1 Kaludjerovic, m.1; 1-1 Javi Guerrero, m.28; 1-2 Bouazza, m.84; 2-2 Momo, m.90+3; 3-2 Murillo, m.105+1; 4-2 Thievy, m.112

Árbitro: Pedro Sureda Cuenta (Baleares). Amonestó a los locales Momo (m.107) y Aythami (m.113). Amonestó a los visitantes Mario Fernández (m.16), Jorge Alonso (m.57), Dani Bautista (m.87), Koné (m.88), Gonzalo (m.90+2) y Dorca (m.90+4).

Incidencias: Estadio de Gran Canaria, ante 3.360 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Domingo Castañares y Pantaleón I, exjugadores de Las Palmas.

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 15:21 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario