S?bado, 13 de octubre de 2012

La plantilla entrenó en Jerez después de once horas de viaje

La plantilla del Racing ya se está acostumbrando a lo que es militar en Segunda División, y no sólo en el juego. La expedición verdiblanca partió de Santander a las siete y media de la mañana para llegar a Jerez pasadas las seis de la tarde. Después, se dirigieron al campo de Chapín para ejercitarse en un terreno anexo.

Primero autobús hasta Atocha y luego en tren hasta la ciudad andaluz. Esa fue la combinación escogida por los verdiblancos. De por medio, tentempié en la estación madrileña. Un entrenamiento de reactivación diseñado para desentumecer los músculos fue lo que Fabri y Julián Jiménez -el preparador físico- prepararon. Precisamente, éste último fue uno de los miembros más saludados por los aficionados locales, tras su paso por el conjunto andaluz. Sin embargo, el que fue la estrella de la expedición fue Francis. El lateral verdiblanco, nacido en Barbate (Cádiz), estuvo quince años en la entidad azulina. De allí salió rumbo a Santander en la temporada 2010-2011 y el de hoy será la primera ocasión en la que se enfrente a su exequipo. «Estoy emocionado por el recibimiento que he recibido, aunque todo se me olvidará cuando el árbitro pite el inicio del encuentro», señaló ayer el futbolista andaluz.

A la conclusión del encuentro, Francis tendrá poco tiempo para saludar a sus excompañeros. El Racing regresará de inmediato hasta Cantabria. Una vez más, el autobús será el hotel improvisado de un equipo que se ha acostumbrado a hacer kilómetros por carretera como los toreros y los grupos de música.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:41 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario