Martes, 09 de octubre de 2012

El Racing decide pleitear con Jacobo Montalvo ante la espantada de Alí Syed

El Consejo del Racing se encargó ayer de despejar todas las dudas acerca de su postura con respecto al conflicto por la propiedad del club. En una reunión de urgencia, celebrada ayer y convocada a última hora de la noche del domingo, y ante la posibilidad de que no se presentara en el Juzgado, la directiva acordó suplantar a Alí Syed en el pleito accionarial que mantiene con Jacobo Montalvo. Por si fuera poco, y mientras todo esto sucedía en los Campos de Sport, la jueza Mar Cabrejas dio marcha atrás y decidió aplazar la audiencia previa de hoy hasta el 15 de noviembre, en previsión de que nadie apareciera en Madrid en representación del empresario indio.

A las 23.39 horas del domingo, el abogado del Racing, Juan Antonio Berdejo, envió una citación a todos los miembros del Consejo para convocarles a una reunión que tuvo lugar, catorce horas después, en las oficinas de El Sardinero. Sobre el papel, un punto en el orden del día: «Acordar la necesidad de intervención, ante el Juzgado de Madrid que sigue el procedimiento frente a Alí Syed, con objeto de comunicar los obstáculos procesales para la válida continuación del pleito y designar, a tal efecto, abogados y procuradores».

Una convocatoria que se llevó a cabo a la desesperada, una vez agotadas todas las vías que aseguraran la presencia en Madrid de representantes legales designados directamente por Syed. Ante esta posibilidad, y viendo peligrar su posición en el club en favor de Jacobo Montalvo, el Consejo reaccionó con urgencia y buscó, por su cuenta, representación para la audiencia prevista para hoy. Una vista que, de forma inesperada, fue aplazada finalmente por la jueza.

La decisión de suplantar a Syed en el conflicto por la propiedad del club que mantiene con Montalvo vincula definitivamente a los miembros de la actual directiva -a los que se posicionaron a favor de esta resolución- y a su mentor en la sombra, el expresidente Francisco Pernía, con los intereses accionariales del empresario indio. El único consejero que ayer votó en contra de la decisión fue el mánager general Manolo Saiz, que esta vez sí acudió a la reunión. El resto de asistentes fueron Ángel Lavín, en el que delegó su voto Alí Syed; José Campos, que además representó al 'primo' Shahereyar Baig Mirza; y el cooptado Alejandro Rodríguez-Quiroga, que también actuó en nombre de Horst Weber. Aprobaron la intervención en el pleito y, además, designaron representación procesal para llevar el caso. En concreto, a la letrada Laura López Lorenzo y a la procuradora Mercedes Caro Bonilla (la misma que renunció a representar a Syed el 12 de septiembre).

«Montalvo no es la solución»

Horst Weber justificó su respaldo a la actuación del Consejo en este conflicto a través de un escrito al que tuvo acceso este periódico: «Un cambio de propiedad en esta etapa -que se devuelva el club a Montalvo- no será para beneficio del Racing. La situación actual nos permitirá ganar más tiempo para encontrar un inversor líquido para el club, mi objetivo y motivación. Ése inversor no es ni el señor Alí, ni Montalvo, y probablemente tampoco Cantur». Sin embargo, el letrado suizo advirtió a sus compañeros de Consejo de que la presencia en el litigio «debería concentrarse estrictamente en la protección de los intereses de la entidad, no en los del propietario». Y es que, «un día u otro, nuestras decisiones serán revisadas y no debemos dar la impresión de que hemos cubierto a un dueño (AlíGi?o que, obviamente, no es capaz de apoyar al Racing en ningún sentido. Sobre todo financieramente».

Paralelamente a la reunión del Consejo, la jueza Cabrejas emitía una providencia en el 55 de Madrid en la que informaba de que decidía «suspender» la audiencia previa prevista para hoy, 9 de octubre, «no habiendo comparecido Alí Syed a través de una nueva representación» (después de la primera espantada de la procuradora Caro Bonilla) y con la intención de evitar así «una posible nulidad de actuaciones derivada de la indefensión que pudiera producirse». La magistrada dio marcha atrás y ofreció un nuevo plazo después de haber obligado, el 2 de octubre, a que Syed designara nuevo procurador o, de lo contrario, fuese la propia Caro Bonilla la que lo representara. Así las cosas, citó a las partes a una nueva vista que tendrá lugar el jueves 15 de noviembre a las 11.00 horas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 17:58 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario