Lunes, 10 de septiembre de 2012

Fabri 'Nunca he dejado tirado al Huesca'

La comparecencia de prensa de Fabri en su regreso a Huesca se convirtió en un debate dialéctico entre el técnico gallego y algunos de los periodistas locales. Un 'rifirrafe' que eclipsó el análisis del partido y el de su nuevo equipo. Del Racing apenas dijo dos frases. En resumen, que fue «un partido malo de ambos equipos» y que los verdiblancos no pudieron dominar «por salir dormidos en la segunda mitad».

En la sala de prensa de El Alcoraz estaban esperando al entrenador del Racing. Ya se lo podía imaginar cuando saltó al césped entre abucheos y gritos de «fuera, fuera». Allí no olvidan la 'espantada' de esta temporada y otra anterior en la que puso rumbo a Almería. Sin embargo, antes, quizás por cortesía, le preguntaron por el encuentro. «Ha sido un partido malo de los dos equipos. No hemos sabido controlar porque salimos dormidos en la segunda parte y nos marcaron un gol en contra».

A continuación, comenzó la 'batalla'. Fabri se mostró «arrepentido por no haber dejado claro» por qué se iba. Así que, ya desde la distancia, explicó los motivos. «No los dejé claros por defender al Huesca». A partir de aquí, los reproches en una y otra dirección. Mientras que el entrenador del Racing acusaba a un periodista de «escribir al dictado de la directiva», éste le recriminaba que no dijera la verdad. «Nos has mentido». «Fabri González no deja tirado a nadie. Da la vida por sus amigos y su gente», le contestó el técnico gallego.

La temperatura ambiente iba aumentando y lo sucedido durante los noventa minutos de juego quedaba olvidado. «Nunca he hablado mal de los jugadores del Huesca y nunca he dicho que sean malos», puntualizó Fabri. «Me arrepiento mucho de no haber hablado y aclarado las cosas», añadió. Y es que Fabri trató de defenderse de las acusaciones. «Soy muy honrado. Una vez pagaron por mí. Esta vez me han echado de aquí porque yo nunca he sido un pelota ni nadie me ha dado las alineaciones», explicó el entrenador del Racing, visiblemente molesto. «Vine al Huesca para que creciera y que el equipo pudiera dar un tirón de calidad y, como no lo he conseguido, me he ido», añadió.

«No soy un pesetero»

La intervención del representante verdiblanco, como su fútbol, se basó en la defensa. «No soy un pesetero. Me han invitado a irme», dijo antes de asegurar que «vine aquí tras dos ascensos y no a un equipo que lucha por no descender». Sin embargo, ahora dirige al Racing, que ocupa una de las cuatro plazas que condenan a la pérdida de categoría.

Por último, para templar los ánimos, al técnico gallego le volvieron a preguntar por su visión del encuentro. «Hoy debutaron tres jugadores que han llegado al equipo sin apenas haber hecho trabajo en la pretemporada. Somos un equipo que estamos aún en construcción».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario