Viernes, 24 de agosto de 2012

El Consejo es ilegal

El Consejo de administración del Racing no existe, y si existe, es manifiestamente ilegal ya que estaría vulnerando los propios estatuto de la sociedad. El peor de los escenarios que vinieron anunciando los administradores concursales se ha cumplido: "El peor Consejo es preferible a que no haya Consejo cuando desaparezca la Administración concursal". Para Santiago Ruiz y Alejandro Alvargonzález, que hicieron público su temor en un desayuno de trabajo con los medios de comunicación, si la Junta de accionistas no era capaz de elegir unos Consejeros y, posteriormente, éstos de constituirse en Consejo, el Racing podría desaparecer.

Pues bien, el Registro mercantil inscribió el martes la revocación de poderes a los administradores concursales con lo que, lógicamente, el club queda en manos de su Consejo de administración. El problema es que (como se puede ver en el documento que publicamos) Emilia Tapia, titular del Registro mercantil de Santander solo ha admitido como consejeros de la sociedad a Ángel Lavín, Jose Campos, Manolo Sáiz y Toño Gorostegui (aunque en el mismo acto comunica la dimisión de éste). Ni Horst Weber, ni Alí, ni Mirza, ni Hussein, ni Lainz, que fue elegido más tarde, supuestamente por cooptación, son consejeros. Los propios estatutos de la sociedad exigen, en el artículo 21, "un número de consejeros no inferior a siete ni superior a veinte..."
El caos.

A este flagrante incumplimiento se ha llegado por que el Registro mercantil no ha aceptado por diversas irregularidades (sobre todo de WGA Sports Holding B.V.) el nombramiento de ninguno de los extranjeros, incluido Horst Weber pese a que aceptó el cargo en una notaría en Cantabria.

Esta enésima chapuza legal supone que cualquier accionista podría instar a la liquidación de la Sociedad (poco probable ya que se supone que nadie quiere que el Racing muera) o que las diversas facciones enfrentadas por el control del Racing lo utilicen para bloquear a la otra parte. Es decir, Manolo Sáiz podría intentar que el juzgado, previsiblemente el mercantil de Mar Hernández, declare nulas todas las actuaciones, contratos incluidos, firmados por Ángel Lavín amparado en los supuestos votos de los supuestos consejeros que el Registro mercantil no reconoce como tales. Otro cuyo papel queda en entredicho es el 'secretario externo' Juan Antonio Berdejo, abogado a través del cual gobierna Pernía. Un Consejo que no existe no puede tener secretario. Ni externo, ni interno, ni mediopensionista.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 11:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario