Martes, 21 de agosto de 2012

Racing: arruinado y sin plantilla en su centenario

El Racing es ahora mismo una parodia de una de las mejores parodias del cine mundial: 'La vida de Brian'. La escena del circo en la que los diversos grupúsculos de oposición a los romanos se manifiestan más preocupados del odio que sienten entre sí que de los invasores. Cambien el Frente Popular de Judea, la Unión Popular de Judea y el Frente Judaico Popular por Francisco Pernía, Manolo Sáiz, el presidente Lavín, Alí, Unzué, Fabri, la afición..., y pasa lo que pasó el domingo: que Roma, o sea Las Palmas, se dio un paseo militar a orillas del Cantábrico.

De locos. La situación ahora es la siguiente: Alí controla el 99% de las acciones, pero no las ha pagado y está demandado por el anterior dueño, Montalvo, y por el Gobierno de Cantabria. Mientras no le quite un juzgado las acciones, ha cedido a Pernía (el más odiado por el racinguismo) el control del club. El expresidente colocó a varios amigos en el Consejo y a Manolo Sáiz con la idea de seguir mandando desde la sombra. El torrelaveguense le salió rana, se creyó poderoso y Pernía le ha dado una patada en el culo de Unzué y ha traído un entrenador, Fabri, que es lo contrario que el navarro en cuanto a concepto futbolístico.
Pese a todo, 11.000 aficionados fueron al debut en El Sardinero

Pese a que casi cada día los aficionados, liderados por la Asociación de Peñas, se las ingenian para encontrar maneras originales de denunciar los manejos del Consejo de administración, lo cierto es que los jugadores no se pueden quejar del apoyo de la grada. El mismo domingo, pese a los incidentes previos con Manolo Sáiz, el único que no se esconde, los gritos contra Pernía y José Campos, sobre todo, y la bronca enorme montada en el 13' de cada tiempo (en recordatorio de que en 2013 se cumple el centenario del club), la afición respondió. Más de 11.000 personas en una tarde de playa magnífica en Cantabria (y con el Madrid en la TV), que no pararon de animar a un equipo que, además, dio lástima. El primer tiempo, los de Fabri amenazaron ruina y desde la grada no les llegó ni un reproche. Debe ser la famosa luz al final del túnel.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 11:43 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario