Mi?rcoles, 15 de agosto de 2012

Ángel Lavín asegura que el final de la relación con Unzué ha sido 'amigable'

El nuevo entrenador del Racing Club, Fabriciano González Penelas ' Fabri ', pidió "respeto para devolver" al club cántabro a la Liga BBVA en su presentación como el sustituto de Juan Carlos Unzúe para la temporada 2012-13 en la sala de prensa de Los Campos de Sport de El Sardinero en Santander. El técnico, acompañado en su presentación por el presidente de la entidad, Angel Lavín, y el responsable del área social del club, José Campos, dijo que llega "con ilusión y con ganas de trabajar". "Solo pido respeto para devolver a este equipo a Primera División", manifestó.
El presidente del Racing de Santander, Ángel Lavín, ha asegurado que las condiciones del contrato de Juan Carlos Unzué como entrenador del equipo hubieran supuesto la “desaparición” del club. “El contrato se iba a unos números espeluznantes que podían poner el riesgo el club”, ha apostillado. Esas, y no otras, son las razones de este cambio a tan solo cinco días del inicio de la liga y después de que el propio Unzué haya ejercido ya como entrenador toda la pretemporada. El contrato con Fabri será por un año.
La rueda de prensa para presentar al nuevo técnico, Fabriciano González, Fabri, se ha centrado más en los detalles del sorpresivo cambio de entrenador que en los aspectos más deportivos, sobre los que el gallego ha insistido en pedir tiempo y ha eludido en todo momento apuntar nombres o posibles fichajes.
Una rueda de prensa que ha estado precedida de la concentración de las peñas a la puerta del club y de algunos incidentes con el equipo directivo que se han saldado con el lanzamiento de algunos huevos y el retraso de la comparecencia del nuevo entrenador.
Lavín ha defendido una y otra vez la decisión tomada. Ha insistido en que hace seis meses desconocían el plan de estabilidad del club y el auto del Juzgado de lo Mercantil y que por eso se anunció un contrato con Unzué por dos temporadas más una. Un contrato que el sábado pasado estaba prácticamente firmado pero al última hora surgieron unos “detonantes” que dieron al traste con el acuerdo. Ese detonante está relacionado con las condiciones que Unzué exigía para el resto del equipo técnico en caso de que dentro de un año hubiera que rescindir contratos. Unas condiciones inasumibles por el club en su actual situación económica. Lavín ha descartado que la anulación del contrato con Unzué y el fichaje de otro entrenador vaya a salir más caro y ha anunciado que esta semana habrá noticias de un acuerdo con los abogados del ya extécnico racinguista, porque el final de la relación con él ha sido “amigable”.
Lavín ha echado balones fuera sobre el papel de Manolo Saiz como director deportivo y si se sigue contando con sus decisiones. “Es pronto para contestar eso”, ha dicho el presidente quien sí ha confirmado que no hay previsto ningún consejo de administración para destituirlo. Sobre el resto del equipo técnico, continuará, ha dicho el presidente.
Respecto a los incidentes en la puerta del club, Lavín le ha restado importancia y ha dicho que son “pequeños tumultos que todos conocemos y ya han actuado antes. Hay que asumirlo”.
Los planteamientos del nuevo tècnico
En el aspecto más deportivo, Fabri ha pedido tiempo, tranquilidad y paciencia, ha insistido en que su marcha del Huesca no ha tenido que ver con su venida al Racing, sino que se debió a que no confiaba ya en el equipo que había. El nuevo entrenador ha dicho que no viene por un proyecto a cuatro años, sino para “competir y ganar”. “Mi ilusión es hacer un equipo ganador y llevar al Racing a Primera”, ha dicho Fabri, quien no ha querido hablar sobre el ‘ambiente’ que se respira en el club o el que se puede encontrar el domingo en el campo. “El futuro se labra con los resultados del presente. Vengo sólo a trabajar, lo demás no me interesa”.
Para el ascenso, ha manifestado, “son importantes todos, los que están y los que tienen que venir”. Para él, el Racing es en estos momentos “un equipo en construcción” , al que le faltan aún futbolistas, en el que lo importante es que compita bien, independientemente de que sea bonito. Por eso ha abogado por ir de la mano con todos –al ser preguntado por el papel de Manolo Saiz- y “no hablar de nombres”.
“Tenemos que tener paciencia suficiente, aunque signifique que no tengamos resultados con prontitud”, ha apostillado.

 Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 2:50 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario