Mi?rcoles, 01 de agosto de 2012

Faltan defensas y delanteros

El Racing se ecuentra muy alejado de la norma futbolística que tienen los entrenadores de contar con dos jugadores por demarcación. Esta teoría no está escrita, pero es la más aceptada por cualquier técnico. Juan Carlos Unzué, contando con los jugadores del filial, tiene once centrocampistas para cinco puestos, tres centrales para dos posiciones y un sólo delantero. El club dispone, a día de hoy, de catorce jugadores en la primera plantilla, nueve del filial y dos juveniles. Todos ellos suman 25 efectivos a falta de poco más de dos semanas para que comience la Liga. El grupo se encuentra algo desequilibrado, con muchos centrocampistas de corte similar y apenas defensas y arietes. De los que militaron en el primer equipo el pasado año, tan sólo repiten cinco jugadores a los que se han sumado, de momento, ocho fichajes. El resto, pertenecen todos a la cantera. Muchos de ellos, a priori, deberán regresar a sus respectivos equipos antes del inicio de la competición.
La portería es la única demarcación cerrada. Mario Fernández, suplente el año pasado en Primera División y con experiencia en partidos de Copa del Rey, está llamado a ser el titular. Dani Sotres, internacional con la selección española sub 19, será una buena competencia.
La línea defensiva tiene a tres futbolistas con experiencia en la categoría: Francis, Bautista y Rochela. El primero actúa de lateral derecho, el segundo por la izquierda y el tercero de central. Sus compañeros son Gonzalo (lateral derecho), Guitián, Barrio y De la Hoz, (centrales), y Docal, lateral izquierdo reconvertido, al igual que Pinillos. El equipo necesita dos zagueros más que saquen la pelota jugada para hacerlo al estilo que quiere Juan Carlos Unzué. Y es que se trata de una demarcación en la que las sanciones por acumulación de tarjetas son muy comunes durante todo el año.
Jugadores muy parecidos
En el centro del campo hay muchos futbolistas de similares características. Nueve centrocampistas, más dos juveniles que juegan por las bandas. El club, hasta el momento, ha fichado jugadores que se amolden a la filosofía de juego que pretende instaurar Unzué. En este sentido, Yuste, Dorca y Longás son tres pivotes muy parecidos. A ellos se suma Marcos Gullón, que tiene el mismo estilo y Rivero, que proviene de la cantera aunque el año pasado Álvaro Cervera le hizo debutar en Primera. Junto a ellos se encuentran una serie de efectivos que siempre han militado como centrocampistas de banda, pero que se están amoldando a las distintas posiciones en esa primera línea del centro del campo: Luque, Koné, los juveniles Sañudo y Montiel, y Assulin y Jairo. El israelí es más bien un mediapunta habilidoso y con velocidad y el cántabro, en principio, es un futbolista que suele jugar pegado a la línea, pero que con Unzué está actuando de 'falso' delantero. El técnico navarro lo utiliza ahí por dos razones, la primera responde a sus cualidades -rapidez y habilidad- y la segunda, por necesidad, ya que sólo hay un ariete en la plantilla, Saizar.
Precisamente en la punta de ataque es dónde el Racing está 'cojo'. El futbolista vasco es el único jugador específico en esa posición. En el carné de Koné también pone delantero, pero para el entrenador navarro el costamarfileño juega mejor por la banda. De la supuesta columna vertebral de la que hablan los técnicos -portero, central, centrocampista y delantero-, los cántabros tienen cubiertas las dos primeras. Las otras aún hace falta apuntalarlas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 17:44 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario