Mi?rcoles, 25 de julio de 2012

Osmar cambia Santander por Tailandia

De Santander a Tailandia. A última hora de ayer, el canterano Osmar Ibáñez perfilaba su nuevo contrato con el Buriram United, el actual campeón de liga del país oriental. Osmar se desvincula del Racing, con el que tenía dos años más, para firmar por un club que le va a triplicar el sueldo. El contrato rondará los 600.000 euros por temporada y tendrá una duración de dos años y medio. Y es que, en cuanto aterrice en su nuevo destino, el central directamente se vestirá de corto. No en vano, la competición doméstica tailandesa se disputa entre los meses de marzo y octubre.
Osmar completó ayer la sesión matinal con sus compañeros del Racing, pero no pudo concluir la vespertina. Después de hacer la primera parte del entrenamiento, se vio obligado a salir precipitadamente para cerrar su fichaje y ultimar la documentación de su compromiso con el Buriram United.
Sus horas en Santander estaban contadas y la entidad lo confirmó a última hora de ayer a través de un comunicado. El santoñés negociaba una salida del Racing al no haber acuerdo entre club y futbolista después de recibir éste, hace diez días, una propuesta de reducción de contrato por parte de Manolo Saiz, manager general, durante una reunión con su representante Eugenio Botas. El responsable de la parcela deportiva del club le comunicó la imposibilidad, ante la estrecheces económicas, de hacer frente al pago de las cantidades que el futbolista tenía firmadas para las próximas dos temporadas. El torrelaveguense le propuso una reducción del cincuenta por ciento en sus honorarios, algo que no fue aceptado por el defensa central. Desde entonces, y tras conocer que tampoco contaba para Juan Carlos Unzué, su representante buscaba una salida pactada y un acomodo para el canterano en otro club.
Dolido
El jugador se mostró ayer bastante dolido con el Racing. «Después de doce años y que no miren un poco por ti... Tu verás. Te ves haciendo cosas importantes aquí y fastidia un poco tener que acabar así». Osmar no quiere ni oír hablar de que los planteamientos implantados por Unzué le hayan perjudicado. «Cuando hemos jugado directo tampoco he servido. Ahora que jugamos al toque lo mismo. No he servido para nada. El fútbol en España está a la baja y aquí en Santander no contaban conmigo y me han dicho que van a traer a más gente». No queda otra que emigrar y hacer sitio a zagueros del estilo de Rochela y Bautista, más preparados, a priori, para ajustarse al sistema propuesto por el navarro. Así las cosas, el central afronta un nuevo reto «en otro mercado», en una competición «un poco exótica», con la intención de «probar» y, sobre todo, de reivindicarse. «Porque pasan los años, los contratos van bajando y esto no dura toda la vida».
Osmar, que cumplió 24 años en junio, pasó a formar parte de la plantilla profesional del Racing en mayo de 2010. Antes fue cedido al filial del Salamanca tras su paso por el juvenil del Racing y regresó al segundo equipo verdiblanco para conseguir cierta continuidad. Juan Carlos Mandiá le hizo debutar en Primera División.Fue en noviembre de 2009 y ante el Athletic de Bilbao (0-2).

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 16:09 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario