Viernes, 27 de abril de 2012

La plantilla está pendiente de la decisión que tome el juez Justo Barros

Aunque el archisocorrido tópico de que «nosotros nos dedicamos a lo nuestro que es jugar al fútbol», es en ocasiones el mejor escudo para los futbolistas, en esta ocasión los integrantes de la plantilla del Racing están tan preocupados -o más- por lo que sucede en el club fuera del terreno de juego. La decisión del juez Justo García Barros sobre si se declara o no competente para intermediar en las medidas cautelares solicitadas por el Gobierno y la Fiscalía para nombrar un administrador judicial de las acciones, es uno de los temas de conversación en el vestuario. Arana, que ayer pasó por la sala de prensa de La Albericia, explicó que «nosotros pasar, no pasamos» del tema. «A mí esto me repercute, porque tengo un año más de contrato en el club», aseguró.

«Yo me preocupo por todo lo que sucede. A ver qué pasa. Ojalá todo se solucione de la mejor manera posible para el club», añadió. Además, también desconoce lo puede depararle el futuro más inmediato. «Tengo contrato en vigor y estoy a la espera de lo que pase en la entidad. Supongo, que irán diciendo, uno a uno, a quién pueden mantener y a quién no, además de a quién quieren y a quién no», dijo

Además, durante su comparecencia ante los medios quiso despejar los rumores que le colocan cerca del Levante. «Lo único que sé es por la prensa. Mi representante no me ha dicho nada. Yo estoy abierto a todo, si es bueno para el club y para mí», explicó. Pero quiso dar más detalles. «A todos nos gustaría seguir en Primera, pero yo me debo al Racing».

Las declaraciones de Arana se produjeron en el día en el que regresó a los entrenamientos junto al grupo tras recuperarse de sus molestias en el aductor. «Las sensaciones son buenas, poco a poco iré entrenando en la dinámica», aunque descartó su participación mañana ante la Real Sociedad porque «no tengo el ritmo de mis compañeros». Por eso, prefiere esperar al martes, «a ver cómo estoy».

En las dos semanas de competición que restan para terminar la Liga, el objetivo de los jugadores parte del «orgullo de no acabar la temporada con estas sensaciones tan malas» e «intentar maquillar los resultados». A la hora de hacer balance, Arana cree que ha sido «un año malísimo».

Con el disco volador

Manuel Arana atendió a los periodistas después de haber participado en un entrenamiento dirigido por Álvaro Cervera donde la diversión fue la nota predominante. El técnico verdiblanco decidió organizar un partidillo con un 'frisbie' o disco volador en lugar de con el balón. A pesar de estar a punto de descender, los jugadores (como se puede ver en la imagen) se divirtieron y por un momento se olvidaron de los malos momentos.

En la sesión no pudieron participar ni Stuani ni Babacar. El primero se refugió en el gimnasio tras haber recibido un día antes una contusión en el gemelo y en la tibia. El uruguayo, máximo goleador del equipo, intentará recuperarse y entrenar hoy para poder viajar mañana. Por su parte, el senegalés, aún con bronquitis, no se desplazó hasta las instalaciones.

Mientras todo esto sucedía en Santander, en San Sebastián el centrocampista de la Real Sociedad Xabi Prieto aseguró que no se ha olvidado del encuentro que hace cinco años entre ambos conjuntos finalizó con empate a cero, resultado que condenó al descenso de categoría a los donostiarras. «Aún recordamos cómo celebraron ellos el penalti que le pararon a Savio al final del partido». Ahora la situación, ha cambiado y es el Racing el que puede perder la categoría si pierde o empata.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:40 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario