Martes, 24 de abril de 2012

El Gobierno presenta sus alegaciones y queda a la espera de que el Juzgado se declare competente

El Gobierno de Cantabria ha presentado esta mañana un escrito con sus alegaciones y lo ha presentado a al providencia a través del cual espera que el Juzgado de Primera Instancia número 4 se decalre competente para dirimir el proceso abierto contra Alí Syed. El escrito íntegro y textual es el siguiente:

El Gobierno de Cantabria ha presentado esta mañana las alegaciones a la providencia que estimaba la incompetencia territorial de los juzgados santanderinos a la hora de adoptar medidas cautelares urgentes contra Western Gulf Advisory Sports Holding, B. V. (WGA). Las alegaciones consideran que el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Santander es competente, ya que el Gobierno planteó la solicitud de arbitraje con criterio declarativo, con lo cual, el laudo sería no ejecutable y no debería aplicarse como lugar el fuero principal, es decir, Madrid, sino el fuero subsidiario, localidad donde deban surtir efectos las medidas cautelares, en este caso, Santander.

El juez dio traslado a las partes para que alegara en relación con la cuestión de competencia territorial de la resolución de las medidas cautelares. Tanto la Ley de Enjuiciamiento Civil como la Ley de Arbitraje, establecen en qué lugar deben resolverse las medidas cautelares. Pero aunque en teoría ese lugar es Madrid, el Gobierno ha planteado que la solicitud de arbitraje se llevó a cabo con una pretensión meramente declarativa, con lo cual, el laudo sería no ejecutable, dejándose de aplicar el fuero principal y sí el fuero subsidiario que es donde deban surtir efectos las medidas cautelares, en este caso, Santander.

El Gobierno de Cantabria, por medio de la Sociedad Regional Cántabra de Promoción Turística S.A. (CANTUR S.A.), había presentado en los Juzgados de Primera Instancia de Santander la adopción de medidas cautelares urgentes contra (WGA), que incluían la administración judicial de las acciones que esta sociedad tiene actualmente del Real Racing Club de Santander S.A.D.

Esta medida cautelar se solicitaba en apoyo de un arbitraje ya iniciado por CANTUR frente a WGA y DUMVIRO en la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid para velar por los intereses colectivos de los ciudadanos de Cantabria, asegurando una adecuada gestión del Racing y evitar los riesgos de frustrar el arbitraje presentado por la Sociedad Pública.

La medida cautelar solicitada por el Gobierno pasa por la designación de un administrador judicial de las acciones del Racing que son propiedad de WGA para garantizar los derechos económicos y políticos que corresponden al socio mayoritario, al menos durante la sustanciación del arbitraje.

En opinión del Gobierno de Cantabria, de nada serviría reponer a CANTUR en sus derechos como acreedor frente a DUMVIRO, si en el tiempo que dura el proceso, WGA transmite las acciones del Racing de Santander a un tercero. Tampoco sería plenamente efectivo el laudo si durante la sustanciación del arbitraje, y hasta que pueda ser ejecutado, WGA realiza actuaciones que disminuyan el valor de la garantía. CANTUR volvería a ser acreedor de DUMVIRO, pero lo sería en condiciones muy distintas de las que tenía antes de la firma del Acuerdo Marco, frustrándose así la tutela arbitral que se ha solicitado.

El Gobierno estima que los riesgos expuestos son reales ya que los responsables de WGA han manifestado públicamente que no tienen intención de cumplir lo pactado en el Contrato de Compraventa que firmó con DUMVIRO ni en el acuerdo de reconocimiento de deuda que suscribió con CANTUR, entendiendo que la operación de WGA fue puramente especulativa y existe la posibilidad de que se vendan a un tercero en cualquier momento o comparecer a la Junta General Extraordinaria convocada judicialmente para el próximo mes y nombrar un nuevo Consejo de Administración, con facultades para decidir en todos los sentidos.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:55 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario