Viernes, 20 de abril de 2012

Un futuro en verdiblanco

«Hay otros mundos, pero están en éste», escribió el poeta francés Paul Éluard. No puede resultar extraña la frase en una ciudad como Santander, que no vive hoy únicamente de descensos y tribunales. Hay otro Racing y comparte nombre, equipación e instalaciones con su 'hermano mayor'. El equipo Juvenil A -actualmente en División de Honor- tendrá la oportunidad, por segunda temporada consecutiva, de disputar la Copa del Rey en su categoría, tras clasificarse en la Liga del Grupo I en segunda posición, tras el Sporting. Un Racing de futuro, acaso más desconocido y discreto que el formado por Munitis, Colsa y compañía pero, hoy por hoy, con buenas credenciales. La afición verdiblanca tiene sobrados motivos, también en 2012, para la alegría, gracias a su cantera. Y no por cualquier cosa.

El entrenador de la plantilla, José Ángel Febrero, se muestra encantado con el papel de sus futbolistas en la presente campaña. «Es un premio al trabajo de todo el año -declara-. Una labor larga, que se ha llevado a cabo gracias a un grupo muy trabajador, algo que siempre es muy buena noticia». Febrero pone el acento, sobre todo, en el hecho de haber conseguido superar el irregular inicio de temporada -que arrastró al equipo a la parte baja de la tabla-, y escalar puestos hasta terminar «por encima de equipos como Celta o Deportivo», señala. Y es que éste ha sido un año de estrenos y, no en todo momento, para bien. «Al principio de la Liga hemos acusado todos un poco la inexperiencia; la mía, la primera. Muchos jugadores han llegado nuevos a una categoría difícil, en la que hace falta estar preparado, pero al final se ha dado la cara», asegura.

Sin embargo, el objetivo no pasa necesariamente, por llevarse el trofeo o alcanzar un determinado puesto en Liga. El técnico es perfectamente consciente de la finalidad de un equipo de cantera. «Nuestra obligación es sacar jugadores para arriba». Lo ha notado y mucho este año el Juvenil A. Dos jugadores de su plantilla (Dani Sotres y Jairo) han ascendido al primer equipo; al igual que su máximo goleador, Javier Pereda, quien habitualmente juega con el Racing B. «De un grupo de chicos del mismo año se nota restar cuatro o cinco jugadores».

La ilusión de 'Butra' y Sañudo

Como no podría ser de otro modo, el grueso de la plantilla verdiblanca se manifiesta exultante con su próxima participación en este evento deportivo. Uno de los más elocuentes es su capitán, Álvaro Gómez, a quien llaman 'Butra'. Este joven de Cabezón de la Sal de 19 años, estudiante de primero de Económicas -y que recibió el apelativo siendo niño, por acudir a los entrenamientos del Textil Escudo, vistiendo la camiseta madridista de Emilio Butragueño-, no sólo despunta en el fútbol. «El primer cuatrimestre he aprobado todas y bien». Es modesto. Le precede su fama de aplicado con los libros. Su responsabilidad para con sus estudios le ha llevado a vivir en la residencia del Complejo de La Albericia para no perder el tiempo realizando, cada día, el trayecto desde Santander a Cabezón. «Así, por las mañanas me dedicó a estudiar y por la tarde, a entrenar», sostiene con una sonrisa.

«Todo el equipo está contento, con ganas de jugar la Copa y muy motivado -afirma-, porque es un logro importante. Después del año pasado, que quedamos campeones, en éste había bastantes expectativas puestas sobre nosotros. Ganamos la Liga por primera vez en catorce años. Volver a repetir el mismo logro era muy complicado. Pero bueno, hemos conseguido quedar segundos, que está bastante bien». Asimismo, se muestra realista con las posibilidades de su equipo en la Copa del Rey. «Ganarla es muy complicado».

Este futbolista se define como un «centrocampista más o menos defensivo, que va bien de cabeza y al que le gusta desplazar en largo. No tengo mucha llegada, pero algún gol importante he marcado este año». Además, cree que la situación del Racing, aunque triste, favorece la irrupción de nuevos talentos en sus filas. «Está claro que ahora más que nunca los jugadores de la cantera tenemos oportunidades y tenemos que aprovecharlas. La Copa puede ser un gran escaparate para nosotros».

Otra de las perlas verdiblancas es Manuel Sañudo, santanderino de 19 años, quien ya ha disputado algunos partidos con el Racing B. «Es mi primer año aquí y estoy muy contento. Todos se han portado muy bien conmigo», afirma.

Centrocampista -«jugador de banda y rápido, y que intenta siempre ayudar al equipo y marcar algún gol», según sus propias palabras-, se dedica en exclusiva al fútbol, a la espera de iniciar un grado medio. «Estamos un poco tristes con la situación que hay en el club, pero esperemos que se pueda solucionar pronto», dice.

En cuanto a la Copa del Rey, no se contenta con la mera participación de su equipo. «Queremos llegar lejos. Yo, personalmente, nunca he jugado un campeonato así y quiero hacer un buen papel».

El 'otro Canales'

Mención aparte merece Miguel Canales, uno de los más jóvenes de la plantilla. El próximo mes de junio cumplirá 18 años. Actualmente cursa Primero de Bachillerato «y va bien la cosa», asegura. Aparentemente, es como cualquier otro muchacho de su edad, salvo por dos hechos que marcan su biografía. Primero, milita en el Racing -no todos pueden decir lo mismo-; y, segundo, es hermano de Sergio Canales, una figura que marca profundamente. «Él me dice que trabaje mucho, que tengo cualidades y que dedicarse a esto es algo muy bonito». Miguel Canales sólo piensa en «ganar la Copa y en mi futuro en el fútbol».

Para su entrenador, la situación actual de crisis también en el deporte puede ser «una suerte» para los canteranos, ya que podría confiarse más en ellos. ¿Estamos ante una nueva hornada? Febrero tampoco echa las campanas al vuelo. «Jugar en Primera División no está al alcance de todo el mundo, pero no creo que haya equipos donde se dé oportunidad a tantos jugadores. Eso tiene que animar a la gente a intentarlo», declara.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:25 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario