Mi?rcoles, 18 de abril de 2012

Cervera: 'La presión es muy fuerte y tiene que salir'

Álvaro Cervera, entrenador del Racing de Santander, ha afirmado hoy que, tras permanecer varios días ingresado a consecuencia de un fuerte dolor en el pecho y una vez que se ha confirmado que no tiene ninguna afección cardiaca, se encuentra "con fuerzas" para seguir al frente del equipo.

Cervera recibió ayer el alta médica en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, donde permanecía ingresado desde la tarde del viernes a consecuencia de una indisposición que "no remitía" y que, aconsejado por los servicios médicos del club, le llevó a acudir al centro hospitalario.

Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa Álvaro Cervera, en las instalaciones de La Albericia, aunque, según ha anunciado el técnico, no será hasta mañana cuando se reincorpore a los entrenamientos, ya que se le han prescrito dos días de reposo.

"Ayer me hicieron un cateterismo y salió todo fenomenal", ha explicado el técnico, quien ha asegurado que después de haber recibido "un susto", ahora se encuentra "mucho mejor" de cómo entró en el hospital y, sobre todo, "más tranquilo", porque las pruebas a que ha sido sometido revelan que no tiene ninguna cardiopatía.

Cervera ha asegurado que no ha sentido la tentación de dimitir como entrenador del Racing, pese a la muy negativa racha de resultados que está teniendo el equipo desde su llegada. "Di un giro a mi etapa y el giro tengo que acabarlo, no puedo dejarlo a la mitad", ha enfatizado Cervera para explicar su continuidad en el cargo que ocupa desde que se despidió del Recreativo de Huelva para aceptar la oferta del Racing.

Cervera ha afirmado que no sabe cuáles han podido ser las causas del "susto" que sufrió el viernes, aunque "seguramente haya sido una situación de estrés". "La causa no la sé. He perdido a mi padre y a mi madre en mes y medio, he cambiado de equipo y he pasado de ganar a perder", ha apuntado el técnico, quien cree que haya podido influir que en Santander le conoce todo el mundo, "la presión es muy fuerte y tiene que salir por algún sitio".

Aunque también ha reconocido que su debut como entrenador de Primera División está siendo "más duro de lo que preveía" y en Santander, el lugar donde, según apunta, menos le hubiese gustado que le pase lo que le está pasando, Cervera enfatiza que, para él,"la vida no está siendo un calvario", porque se considera afortunado.

Preguntado por si se ha sentido arropado durante estos últimos días por la plantilla, Cervera ha declarado que "dos jugadores" fueron a verle al hospital y ha añadido que, cuando ayer conectó el móvil "tenía entre 150 y 200 mensajes", lo que le parece "suficiente".

No obstante, inquirido por posibles divergencias de criterio con el vestuario, ha señalado que piensa que para un entrenador es importante contar con un "grupo que está unido". "Si falla algo tendré que aprender", ha añadido, apuntando también que su intención no es la de ir haciendo amigos, pero tampoco enemigos.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 19:26 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario