Mi?rcoles, 29 de febrero de 2012

La enfermería del Racing se vuelve a llenar

La fortaleza física no es una de las principales características de la plantilla del Racing, que a medida que van pasando las jornadas va acusando el desgaste que se va dejando notar a través de pequeñas molestias y dolencias. Ayer, el triunvirato acumuló hasta cuatro jugadores lesionados, además de Kennedy que no entrenó ya que tuvo que viajar a Suecia tras el fallecimiento de su abuela. Toño, Acosta, Stuani y Diop tuvieron que pasar por la consulta de los doctores Ceballos y Mantecón. De todos, Acosta es que más peligro corre de no recuperarse a tiempo para estar disponible de cara al enfrentamiento del sábado frente al Rayo.

Sin embargo, la buena noticia la dio ayer el tobillo de Gonzalo Colsa, que no le molestó y pudo completar toda la sesión de trabajo. El centrocampista cántabro es básico en los planes del triunvirato, como se pudo apreciar en el partido frente al Sporting, y la intención del cuerpo técnico es alinearle de inicio si no resiente de aquí al sábado.

En la vuelta al trabajo tras el día de descanso, la primera plantilla del club cántabro se encontró con un día soleado en los Campos de Sport de El Sardinero. De inicio, ni Toño ni Acosta se ejercitaron con el resto de sus compañeros. El guardameta alicantino, sin embargo, sí saltó al césped, aunque no con el grupo. Se dedicó a hacer trabajo de recuperación. En el encuentro frente al Sporting sufrió una contractura en el gemelo interior de su pierna izquierda y a punto estuvo de pedir el cambio. Aunque en un principio los médicos confiaban en que se recuperara a tiempo para ayer, los galenos le recomendaron permanecer un día más en reposo. Se espera que hoy pueda entrenar con normalidad y no se contempla que se pueda perder el partido frente al equipo madrileño. Por si acaso, ausente Sotres, Óscar Santiago, del filial, trabajó junto con Mario.

Por su parte, Acosta es el que peor lo tiene. No sólo no pudo ejercitarse, sino que abandonó el estadio con el pie derecho descalzo. «No tuve ningún pisotón ni nada. Tuve mala suerte, se me infectó el dedo gordo del pie», explicó el 'Laucha' en rueda de prensa. El argentino está tomando desde el domingo antibióticos para intentar llegar a tiempo, aunque no lo tiene asegurado. De hecho, su baja es más que probable. No está teniendo demasiada suerte con la lesiones también en el Racing. En Sevilla, su fragilidad le privó de jugar partidos y en Santander, el cuerpo técnico le tiene que ir administrando los minutos con cuentagotas. «Estoy por ir a una bruja y que me cure el mal de ojo. Tengo mala suerte, la verdad. Pero hay que luchar contra todo esto. Ojalá termine esta mala racha», añadió.

Otros dos futbolistas de los denominados titulares que también sufrieron problemas fueron Stuani y Diop. El uruguayo, que sí completó la primera parte del entrenamiento, se tuvo que retirar durante el 'partidillo' final aquejado de unas molestias en el bíceps femoral de su pierna derecha. Por su parte, el senegalés hizo saltar las alarmas cuando durante un lance del juego se tiró al suelo y se echó mano a la rodilla.

El centrocampista sufre una distensión en el ligamento lateral interno de su rodilla izquierda -un pequeño esguince- que en un principio no debería ser impedimento para poder estar disponible frente al Rayo Vallecano.

Entradas para el Barça

Además de todas estas bajas, Juanjo no pudo contar ayer con Kennedy, que tuvo que viajar a su país tras el fallecimiento de su abuela. La actuación del sueco ante el Sporting no dejó contento al triunvirato que le dieron minutos para que ganase confianza, y que enviaron a Arana a la banda izquierda en lugar de la derecha donde estaba llegando al área rival con facilidad. Seguramente, el del sábado fue el último cartucho de Kennedy con este cuerpo técnico. Pero no sólo el Racing acumula bajas. En el Rayo Vallecano, Diego Costa no se ejercitó ayer por precaución, mientras que Míchel y Labaka trabajaron al margen del grupo. Joel, Lass y Delibasic estuvieron ausentes por los compromisos con sus respectivas selecciones.

Pensando en el partido frente al Barcelona del 11 de marzo, el Racing ofrece a sus aficionados la posibilidad de obtener dos entradas por abonado con precios que van de los 85 a los 30 euros. Para el resto de aficionados, entre los 100 y los 40 euros, para los adultos.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario