S?bado, 25 de febrero de 2012

La batalla de El Sardinero

Más que un partido de fútbol, lo del Racing y el Sporting, va camino de convertirse en una batalla. «Guerra», «pelea», «lucha», «salir a morder»... han sido algunos de los términos que han empleado los jugadores y técnicos de ambos equipos durante la semana. Y es que están en juego algo más que tres puntos. Una victoria verdiblanca elevaría la moral de la tropa y medio sepultaría a los asturianos al descenso. Para conseguirlo, la afición racinguista se ha preparado para impedir el desembarco de la 'mareona' en El Sardinero. Desde las seis de la tarde se librará una intensa contienda donde el Racing espera salir victorioso.

Para el recuerdo quedan las dos últimas temporadas, donde los encuentros entre el Racing y el Sporting podrían definirse como esa fase de la borrachera denominada 'exaltación de la amistad'. Cuando Ayza Gámez pite, a las seis de la tarde, el inicio del encuentro, atrás quedarán los buenos recuerdos. De los dos equipos, el que mejor lo tiene es el cántabro, al menos sobre el papel. En Gijón se cambiarían a pelo por los verdiblancos. Para ellos el partido aún es más importante. Se juegan mucho más. Pero esto no puede ser una excusa para los de Juanjo González. Una victoria cántabra sepultaría a los de Javier Clemente y abriría un agujero en el que comenzar a ver la luz de la salvación.

El técnico verdiblanco, sportinguista confeso y ahora también racinguista converso, sabe que el equipo que tendrá hoy enfrente poco tendrá que ver con el que el pasado fin de semana consiguió, al igual que los cántabros, neutralizar la dura pegada del Atlético de Madrid. Será un encuentro de los de antes, un derbi del norte, sólo faltará el barro con el que cada día tienen que entrenar en La Albericia.

El once titular lo tiene más o menos claro. La mayor duda ha sido el estado de Gonzalo Colsa. El ramaliego ha ido deshojando la margarita. Hoy entreno, mañana no, hoy entreno, mañana no. Por supuesto, siempre motivado por su maltrecho tobillo. Finalmente, ha entrado en la lista de convocados, aunque no será titular. Adrián será el encargado de ayudar a Diop. El madrileño es uno de los 'multiusos' del equipo. Marcos Gullón, a pesar de haber disputado dos encuentros no ha dado, de momento, el nivel y por eso hoy estará en el banquillo.

En defensa, sólo una novedad. Christian sustituirá al sancionado Cisma. El cántabro además dotará al equipo en los balones altos, los córners y los remates en las jugadas de estrategia, que sin duda puede ser una de las claves en un encuentro como el de esta tarde que se espera trabado. Además, la zaga del conjunto cántabro deberá frenar las acometidas de los de Clemente, que tienen una punta de velocidad mayor de medio campo hacia arriba.

Arana volverá a ocupar la banda derecha, con Jairo en la izquierda. Acosta, de nuevo titular, será el encargado de acompañar a Stuani, de momento el 'nueve' oficial del equipo. Babacar, según los técnicos, debe seguir trabajando para mejorar sus individualismos y aportar más en la delantera. Juanjo ha convocado a 20 futbolistas, por lo que deberá descartar a dos. Destaca la comparecencia por segunda jornada consecutiva de Borja Docal, que con su buen hacer en los entrenamientos está convenciendo al triunvirato. Se quedan fuera por decisión técnica, los habituales Osmar, Picón y Edu Bedia.

Poco antes de las ocho de la tarde se conocerá el ganador de la batalla, que no es sinónimo de haber ganado la guerra. Para eso, quedarán aún 15 jornadas.

 Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 13:35 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario