Viernes, 27 de enero de 2012

Gonzalo Colsa no descarta su presencia el próximo domingo

Gonzalo Colsa ha regresado de Barcelona con las pilas cargadas. El ramaliego había viajado a la Ciudad Condal para someterse a varias pruebas médicas -relacionadas con la sinovitis reactiva que sufre en su tobillo izquierdo y la fibrosis que padece en el tendón tibial posterior del mismo-, y las sensaciones no pueden ser mejores. Si bien los doctores le han aconsejado reposo y paciencia, Colsa no descarta su presencia el domingo en el partido que enfrentará a Racing y Valencia en los Campos de Sport de El Sardinero.

«El cuerpo me pide jugar -afirmó en una comparecencia ante los medios-. Mañana (por hoy) voy a entrenar. No puedo quedarme en casa, descansando». Asimismo, aseguró que su idea «es llegar bien al domingo. Y, si no puedo, al partido siguiente». Su tobillo, admite, arrastra «daños colaterales» de la operación. «No tienes las mismas sensaciones que antes y sobrecargas la otra parte del cuerpo para proteger lo dañado. Deberé tener cuidado».

El centrocampista quiere 'probarse' hoy sobre el césped para evaluar su estado físico y no precipitarse. «Estoy mejor que hace unas semanas, en las que jugué tres partidos seguidos, y lo acabé pagando ante el Getafe».

Los médicos «me han dicho que lo que mejor le viene al tobillo es descansar, para que no se sobrecargue. Pero entienden que soy futbolista, que nosotros vivimos con estos dolores y que la situación del equipo no es la más idónea para descansar», comentó el jugador, quien quiso además, poner el acento sobre el hecho de que es a él a quien hay que atribuir toda la responsabilidad de la decisión. «Yo asumo todos los riesgos», declara.

El ramaliego es consciente de la delicada situación que atraviesa el Racing y no quiere mantenerse al margen de su lucha por la permanencia. «Se lo debo a mis compañeros y a la gente del club. No tiene por qué pasar nada; no hay nada grave. Sólo pienso en el partido siguiente, en salvar al equipo». Y si los técnicos deciden que no juegue porque no ha entrenado con regularidad, aceptará la decisión. «Estoy aquí para que me utilicen cuando quieran; para jugar 30, 60 ó 90 minutos, lo que haga falta, con el objetivo final en mente».

El adiós de Serrano

También tuvo palabras Colsa para Óscar Serrano, después del fichaje de éste por el Levante tras siete temporadas en el club verdiblanco. «Óscar es una persona y un compañero extraordinario -declaró-. Ha sido más racinguista que cualquiera y hemos vivido muchísimas alegrías juntos. Él ahora mismo no contaba para los entrenadores y ha encontrado una salida que le va a venir bien para convencerse de que puede seguir en esto».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 22:20 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario