Lunes, 23 de enero de 2012

La columna vertebral del Racing

Desde su llegada al banquillo la idea que deambulaba por la cabeza de los tres integrantes del cuerpo técnico era conseguir un bloque sólido y compacto que se transformase en un once titular tipo con el que luchar para salir de la zona peligrosa de la tabla en la que estaban situados. Seis jornadas después, el triunvirato lo ha conseguido en virtud, en parte, del buen rendimiento de cuatro futbolistas (Toño, Álvaro, Diop y Stuani), los más destacados de sus respectivas demarcaciones, y a los que además les acompañan los números.

Quizás, por esta razón nada más concluir el encuentro ante el Getafe, Juanjo se aventuró a vaticinar que «hay hambre y mimbres para pelear por la segunda vuelta». Además, aseguró que «hay equipo y que está muy vivo». Su llegada al banquillo ha supuesto un soplo de aire fresco bien acogido por unos futbolistas que ahora sí creen en sus posibilidades. Eso sí, aún falta más de la mitad de los puntos por conseguir para certificar la permanencia.

Toño, un valor seguro

Una temporada más el guardameta alicantino es el futbolista más determinante del Racing. Sus 68 paradas le han convertido en el sexto cancerbero del campeonato que más veces le ha tocado intervenir. Su seguridad bajo los palos se han traducido en puntos, aunque en ocasiones, como el encuentro del sábado ante el Getafe, su brillante actuación no sirvió para nada. Es el futbolista de la plantilla que más minutos acumula (1.797) tras haber disputado todos los encuentros del campeonato liguero. Actualmente es un seguro bajo los palos y gran parte de las opciones de permanencia, a buen seguro, pasarán por sus guantes.

La madurez de Álvaro

A pesar de su juventud, sólo cuenta con 22 años, el defensa lebaniego se ha convertido en la revelación del equipo. Recién llegado a la élite, su pundonor y trabajo le han catapultado a los altares de la afición. Es el segundo futbolista que más minutos de juego atesora (1620). Autor de un gol y de ocho remates a portería, cada jornada sigue creciendo tanto en defensa como en ataque. Al menos, sus números así lo demuestran. Del centro del campo hacia arriba ha recuperado 145 balones y ha puesto 17 centros al área (uno de los talones de Aquiles del antiguo Racing de Cúper). Además, en defensa ha desviado 304 pelotas.

Su polivalencia para jugar de lateral o de central y su proyección ha sido valorada por el Dnipro ucraniano, al que dijo no, y por Sevilla y Málaga. Su intención es seguir en Santander hasta final de temporada y luego decidir.

Diop, el del trabajo 'gris'

Cuando peor marchaban las cosas, Diop se echó el equipo a las espaldas sin rechistar. Pape Diop ha sorprendido a todos por el salto de calidad que ha dado esta temporada y que le convertido en el tercer jugador que más minutos ha jugado. Habitualmente es el que hace el trabajo 'gris' y menos valorado en el centro del campo. Su trabajo de contención explica el por qué ha cometido 36 faltas él sólo, por las que ha recibido ocho cartulinas amarillas y una roja. Por contra, ha conseguido recuperar 170 balones.

Sin embargo, su mejoría se ha producido en la parcela ofensiva. Ha dado dieciséis asistencias y cuatro de ellas han acabado en gol, además de haber puesto cuarenta y nueve balones al área, de los que tres han acabado en el fondo de las redes. Estas circunstancias, al igual que Álvaro, han despertado el interés de varios clubes a nivel internacional. La semana pasada dijo no a una oferta turca. Ahora mismo cree más que nadie en sus posibilidades y aunque tiene un año más de contrato prefiere terminar la temporada, ayudar al equipo y después pensar en su futuro.

La productividad de Stuani

Antes de llegar al Racing sus números evidenciaban sus dotes de goleador, pero tras su desembarco en Santander ésto fue puesto en duda. Diecinueve jornadas después, sus cinco goles le han reportado al Racing quince puntos. Ahora luchará por seguir incrementando esta cifra. Desde la llegada del triunvirato, tiene una tarea nueva: intentar mejorar fuera del área, sin duda, su gran carencia. Sin embargo, cerca de la portería contraria está demostrando un olfato especial. La ayuda de Acosta para complementarse y la ansiada llegada de un nuevo compañero, podrían ser algunas de las claves para conseguir que el Racing no sea uno de los equipos que menos golea del campeonato. Además, Stuani es otro de los mejores asistentes del equipo, con siete (y una de ellas acabó en gol).

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:14 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario