Martes, 17 de enero de 2012

La faceta humana por encima de los grandes méritos futbolísticos

Los que le conocieron, los que compartieron banco y ducha en el vestuario, los compañeros de habitación en los desplazamientos, dejan a un lado la faceta deportiva de Juan Carlos Pérez para hablar de un gran hombre, de una extraordinaria persona, de un buen amigo. Para muchos futbolistas que vistieron su misma camiseta, lo que hizo a lo largo de su carrera es impresionante: «ahí está su historia», dice Santi Gutiérrez Calle. «Fue un auténtico ocho», afirma Manolo Preciado, o «un futbolistas completo, trabajador..., polivalente», según Manolo Díaz. Los tres fueron colegas en el primer equipo del Racing. Para Quique Setién, «un referente, un jugador con templanza y muy inteligente». Y para sus compañeros culés De la Cruz o Marcial, «muy superior a los pivotes de ahora» y «uno de los grandes».

«Un jugador muy completo, muy listo»

Marcial, aquel que formaba el centro del campo del Barça de Cruyff con Asensi y el propio Juan Carlos, señalaba ayer después de conocer la noticia del fallecimiento de su excompañero que «como futbolista fue uno de los grandes y, como persona, un tío fenomenal. En la temporada 73-74 ganamos la Liga y él rayó a una altura enorme. Era muy completo y listo. Tuve el honor de jugar a su lado. Ha sido una gran pérdida».

Toño de la Cruz

«Lo que hoy hacen los pivotes ya lo hacía él»

El que fuera defensa del Fútbol Club Barcelona e internacional con España, Toño de la Cruz, asegura que «lo que hoy hacen los pivotes ya lo hacía Juan Carlos hace 40 años. Era muy superior a los pivotes de ahora y físicamente un portento. Juntos fuimos campeones de Liga, fuimos muy felices y hasta vecinos. Fue un tipo honesto y honrado».

«Hubiera sido perfecto con un poco más de gol»

Quique Costas coincidió en el Barça ocho años con Pérez, hasta que el cántabro regresó al Racing. «Cuando me he enterado de su muerte me he llevado una sorpresa muy desagradable. Cuando iba a la ciudad deportiva me lo ha comunicado la Asociación de Veteranos. Se trata de una pérdida increíble porque se ha ido muy joven. Como además fue una gran persona, lo echaremos mucho de menos. Como jugador fue excepcional. El clásico futbolista que pasa desapercibido pero que todos quieren tener en el equipo. Nosotros, por unanimidad, le votamos como capitán. Pienso que hubiera sido perfecto si hubiera tenido un poco más de gol. Técnicamente era muy bueno, cubría mucho campo. Y, como persona, un diez.

«Para mí fue un referente»

Para Quique Setién, compañero de Juan Carlos en el Racing, «fue un referente y un ejemplo en todo. El año de mi debut él llevaba ya dos años, en una época además en la que no había un rigor grande en cuanto a profesionalismo. He sentido mucho su pérdida, la de un señor inteligente jugando, de mucha templanza. Un hombre reservado, trabajador y discreto».

«Un futbolista espectacular, todo un 8»

Manolo Preciado, entrenador del Sporting de Gijón, también coincidió con Juan Carlos como jugador en el Racing. «Mis recuerdos de él son imborrables. Juan era, sobre todo, un gran tipo. Estuvo a mi lado cuando debuté, casi siendo un niño, con el primer equipo del Racing. Después mantuvimos una gran amistad. Conozco mucho a su familia, a su hermano Chele. Como futbolista fue espectacular y llegó a ser capitán del Barça por méritos propios. Un jugador a la altura de todos los tiempos, muy técnico y completo. Todo un 8».

«Muy trabajador y polivalente»

Manolo Díaz coincidió con Juan Carlos tres años en el Racing. «Fue -recuerda- compañero de habitación en los desplazamientos, una excelente persona y no lo digo porque haya desaparecido. Él venía del Barça y podía tener otros humos, pero era muy sano, muy normal. Muy amigo de sus amigos, cordial y accesible. Como futbolista fue muy trabajador, completo, polivalente. Siempre llegaba con el balón arriba».

«Ahí está su historia y no hay vuelta de hoja»

El exdefensa del Racing, Santi Gutiérrez Calle, lo tiene claro: «como futbolista está dicho todo. Ahí está su historia y no hay vuelta de hoja. Pero para mí fue más importante como persona que como jugador. Recordaré siempre que fue gente de bien». Santi coincidió con Juan Carlos ya en el Rayo Cantabria e incluso habla de su época como segundo entrenador del Racing.

«No se complicaba, lo hacía todo fácil»

Juan Carlos García sustituyó a Pérez en un partido de Copa en octubre de 1976, en su debut con el Racing, cuando aún era juvenil. «La temporada siguiente me tocó con él en la habitación, me tocó con el veterano, el primer jugador de casa que había jugado en un equipo grande. Era didáctico, pacificador, un maestro para los niños..., ayudaba mucho a la gente. Técnicamente lo hacía todo fácil, no se complicaba la vida. Siempre tuve una buena relación con él».

«Después de Cruyff fue el mejor»

Laureano Ruiz fue el descubridor de Juan Carlos para el fútbol, además de entrenador, y ayer una de las personas más afectadas por la muerte del exbarcelonista. «Era el capitán indiscutible del Barça. Algunos decían que era frío, pero yo siempre le dije que jugando así llegaría lejos. De todos los futbolistas que he entrenado, después de Cruyff fue el mejor. Como persona era como futbolista: Todo lo hacía bien y sencillo».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:59 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario