S?bado, 31 de diciembre de 2011

Francis, único ausente en el entrenamiento de ayer

El cuerpo técnico racinguista, el denominado triunvirato, está de enhorabuena. Además de haber sido confirmados en su puesto hasta el final de la temporada, pueden desarrollar los ejercicios diarios programados contando con toda la plantilla en perfectas condiciones físicas.

Todos salvo Francis, que tampoco ayer saltó al terreno de juego y prosigue con la lenta recuperación de su pubis. El triunvirato había programado otra doble sesión en La Albericia, a la que no faltó ninguno de los jugadores. Los tres sudamericanos (Ariel, Acosta y Stuani) llegaron, como tenían previsto, a última hora de la tarde del jueves y se entrenaron junto al resto de sus compañeros. Mas difícil parecía que pudiera hacerlo Adrián, que disputó en Valencia el encuentro Champions for África, y también se le vio participar en la sesión, aunque alguno de ellos se retirará antes de concluir la misma. Tato se unió a Barrio y Koné, que continúan entrenándose con el primer equipo.

El mal estado de los dos campos de entrenamiento fue un handicap para los jugadores. El primero que se llevó un susto fue Christian, que vio cómo se le doblaba el tobillo en una jugada sin peligro. Sus gritos de dolor se oyeron hasta en la grada. El siguiente en sufrir en propia carne el pésimo estado del terreno de juego fue Ariel, que también se lastimó el tobillo. Ataques sobre una defensa de cuatro y dos pivotes fue el ejercicio más repetido a lo largo de la mañana. Por la tarde, divididos en dos grupos, los jugadores se ejercitaron en el gimnasio. Para hoy está programada una sola sesión en El Sardinero y descansarán en Año Nuevo.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 13:03 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario