Jueves, 27 de octubre de 2011

Ariel 'No ven cómo trabajo y, por eso, hablan'

Es uno de los discutidos. De los señalados. Ha pasado de no ir convocado al Camp Nou y de escuchar pitos el domingo en El Sardinero a marcar en un Racing necesitado de besar las mallas rivales. En Sevilla, Ariel Nahuelpán reivindicó su labor: «Muchas personas no ven cómo trabajo y, por eso, hablan y critican». Esta temporada nadie exige calidad a los delanteros del conjunto cántabro. Los Campos de Sport se conforman con goles.

'El Loco' terminó el partido de Sevilla «triste en lo grupal, por haber perdido dos puntos», pero con «felicidad, con una alegría inmensa en el plano individual». Y es que, desde el verano, su relación con el racinguismo ha pasado una crisis. El club le buscó una salida que no encontró, Cúper, que deseaba otro delantero, tuvo que conformarse con él, su lesión en el brazo retraso su incorporación, el técnico le dejó fuera de la convocatoria y la afición le dedicó una pitada el domingo ante el Espanyol. Contestó el martes a las exigencias con un gol: «Muchas personas no ven cómo trabajo y, por eso, hablan y critican. El míster lo ve y decide que juegue o que sea titular. Yo sólo hago lo que él me dice». Además, Nahuelpán rompió con este gol la negativa estadística que decía que el Racing era el único equipo de Primera cuyos delanteros 'puros' aún no habían 'mojado'.

Ariel considera que el de Sevilla ha sido «uno de los mejores partidos que jugamos esta temporada», aunque, «por desgracia, un descuido hizo que nos empataran en el descuento. Ellos no tuvieron muchas ocasiones, sólo a balón parado. El grupo está muy bien en todas las líneas».

Para el argentino, éste es el patrón por el que se debe cortar este Racing. «Los partidos se plantean de manera distinta. Uno sale a la cancha con la mentalidad de no perder. Hay que estar concentrados, con la mentalidad de Sevilla. Si jugamos como ayer -por el martes-, todos corriendo, a este equipo no le falta nada más. Los rivales van a sufrir mucho para ganar», comenta el ariete.

La otra cara del gol

La otra cara del gol tiene aspecto de niño. Es la promesa. El futbolista al que se aferran muchas de las esperanzas de la afición. Ayer brilló, en la misma plaza donde la última perla del Racing, Sergio Canales, se hizo mundialmente conocido. Jairo calló al Sánchez Pizjuán cuando el estadio cantaba «a Segunda, a Segunda». Si Ariel se reivindicó, el santanderino cumplió un deseo: «Desde pequeño siempre sueñas debutar con el Racing y marcar. Estoy contento». Un tanto que tuvo una dedicatoria especial. La letra 'C', de Carmen. «Había acordado en hacer el gesto para mi novia cuando marcase», desvela.

Acabó el partido con los gemelos de sus piernas 'gritando', «porque hicimos un fuerte trabajo defensivo», pero 'cortó una oreja' en su faena. «Te quedas con lo positivo, pero piensas que esos tres puntos no se deberían haber escapado nunca en el minuto que fue. Pero bueno, hay que pensar en ganar el domingo al Betis y hacer bueno el empate», añade.

El sabor es más agrio aún, ya que «hicimos un trabajo muy bueno y fuimos bastante superiores en algunos momentos al Sevilla. No merecimos empatar». Pero, al igual que el argentino, sabe que ésta es «la línea a seguir»: «Poco a poco nos vamos encontrando mejor en el campo y vamos haciendo las cosas que nos pide el míster».

Fue uno de los protagonistas del encuentro y, tras el pitido final, recibió «muchas felicitaciones de amigos y conocidos». Pero tuvo, además, el parabién de alguien que seguramente apuntó su nombre en una libreta cuando era entrenador del primer equipo racinguista y el chaval, con 18 años en la actualidad, despuntaba en el juvenil verdiblanco. «Marcelino me felicitó por el partido».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:06 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario