Martes, 25 de octubre de 2011

El Racing responde con extrema dureza a Quique Setién

«Representando la culminación de la osadía, la soberbia y la patraña procede analizar y contestar las manifestaciones realizadas por D. Enrique Setién Solar, que, sin entrar a la consideración de su valía como futbolista, es el caso más evidente en la historia del Racing de personaje conflictivo con una trayectoria personal y profesional de respeto a un solo color, que no es el verdiblanco, sino el del dinero». Es uno de los primeros párrafos de la nota de siete páginas que envió el Consejo de Administración del Racing a los medios como respuesta a las declaraciones del hoy técnico del Lugo. Setién aseguró la pasada semana, entre otras cosas, que «el Racing está en manos de gente sin escrúpulos». En el texto remitido por el club se habla de un comportamiento «amoral», se definen como «pretenciosas y ofensivas» sus afirmaciones y se llega a asegurar que algunos de los argumentos del exfutbolista «rozan la alucinación». Además, la nota concluye con un repaso de lo que definen como «una vida llena de escrúpulos» en la que se repasan diversos episodios conflictivos de la trayectoria de Setién.

«La tesis del señor Setién es la que ha desarrollado toda su vida: en los equipos de fútbol, en este caso el Racing, tienen que mandar los que saben de fútbol, en este caso él, y el dinero que lo pongan otros; y una vez que estamos dentro colocamos a los nuestros, gastamos el dinero de otros, luego nos enfrentamos y que nos indemnicen. Y así una y otra vez», apunta el club, que responde a las críticas de Quique sobre las pérdidas económicas alegando que en las temporadas que él estuvo en la entidad se perdieron «más de 14 millones en el primer ejercicio y casi 11,5 millones de euros el segundo».

Fichajes

«Es ser un desmemoriado criticar la confección deportiva del primer equipo cuando él fue el responsable de fichajes como Bakhar, Diego Alonso, Icham Moissi, Messias Conceiçao. y se enfadó porque no le dejaron fichar a Leguizamón, y el mismo enfado tuvo porque el Club fichó a Benayoun a pesar de su criterio contrario», apunta el Racing como respuesta al exfutbolista. Se extrañan -«roza la alucinación», dicen- de que Setién «se permita dar orientaciones o criterios sobre cuál debe ser la actuación de la Juez de lo Mercantil».

«El fútbol es una empresa y el problema de este Consejo, y de los anteriores, no ha sido otro que el de realizar gastos por encima de los ingresos, lo cual asumimos como crítica», aseguran para iniciar su análisis de la situación actual. En varios puntos detallan las causas que ya se presentaron en su día para acogerse a la Ley Concursal (presupuestos de explotación deficitarios, carencia de accionistas de referencia y ayudas públicas y situación de crisis general). «Es deleznable que desde la más absoluta falsedad se hable de gastos de la tarjeta cuando la misma se utiliza para los gastos de desplazamiento del equipo y solamente el presidente y los directivos pasan a la entidad los gastos justificados que se ocasionen por desplazamientos oficiales o compromisos vinculados a la gestión como se ha hecho siempre en toda la historia del Racing y se hace en cualquier empresa», concluyen en este apartado.

A continuación, la nota se detiene en responder a la afirmación de Quique en torno a la falta «de escrúpulos» de los gestores actuales del Racing. «¿Tendrá algo que ver con que se haya dicho que no a los intermediarios que le han ofrecido para entrar en el club en diversas ocasiones?», se cuestionan. De hecho, recomiendan al técnico «ser honesto y reconocer que han sido muchos y permanentes sus ofrecimientos para regresar a la entidad los que el actual Consejo de Administración ha rechazado de manera rotunda por no coincidir en nada, ni con sus criterios ni con sus caprichos».

«Llena de escrúpulos»

A lo largo de cuatro páginas, la nota se convierte en una enumeración de episodios de la carrera de Setién, definido como «una vida llena de escrúpulos». Se relata, por ejemplo, que «se niega a disputar el partido con el Celta» en marzo del 79 o que la directiva del club en noviembre de 1980 le acusó de «no llevar una vida ordenada». Se recuerda su salida hacia el Atlético de Madrid y las cantidades que cobró del Racing -«no pienso perdonar un duro», dijo-, así como su pase años después al Logroñés justificándose «desde la mentira». Tras describir otros asuntos, el texto concluye ratificando que la relación de Quique con la entidad «ha sido siempre de desprecio a la misma, a sus compañeros y a sus dirigentes». «Las puertas como empresa están necesitadas de inversores y ese es el camino que debiera de seguir si aquiere regresar. Poner de su dinero y olvidarse de venir a mandar con el dinero de otros y a llevarse las indemnizaciones de siempre».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 0:43 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario