Viernes, 21 de octubre de 2011

Cúper prepara cambios ante el Espanyol

Héctor Cúper se está pensando la posibilidad de revolucionar el equipo de cara al partido de mañana frente al Espanyol. Una nueva fórmula para tratar de conseguir la primera victoria. La alineación del técnico argentino podría presentar hasta cuatro cambios con respecto a la del Camp Nou, más dos reposicionamientos de futbolistas. Torrejón, Cisma y Serrano tienen muchas opciones de entrar en el once. Christian, Bernardo y Tziolis, los damnificados. La principal duda del entrenador verdiblanco está en la punta de ataque. O Koné o Stuani. En la sesión de hoy, a puerta cerrada, Cúper tomará la decisión definitiva.

Será una nueva alineación y van ocho tras otros tantos partidos disputados. El míster no da con la tecla correcta y continúa haciendo nuevas pruebas. Ayer, en el entrenamiento celebrado en La Albericia, el peto marcó a los más que posibles elegidos. Las líneas trabajaron por separado. La zaga, con José Carlos Fandagushi y el medio y la delantera, con Héctor Cúper.

Atrás, Francis y Álvaro son fijos. El andaluz lo ha jugado todo salvo el primer encuentro en Valencia, que se perdió por sanción, y el lebaniego no ha faltado ni un minuto. Es el que lleva los galones en la línea defensiva. En las otras dos posiciones, se avecinan cambios. Torrejón se encuentra a tope. Preparado para saltar al césped. Y el técnico confía en la experiencia del catalán en Primera para liderar un centro de la zaga hasta ahora muy joven. El exespanyolista dejaría fuera a Bernardo. La única circunstancia que discurre en favor del colombiano es que una claúsula en su contrato le impedirá estar frente al Sevilla, propietario de sus derechos, por lo que, en una semana con tres partidos, podría tener su cuota de protagonismo. Por la izquierda, Cisma gana terreno a Christian. Ante el Espanyol, Cúper buscará hombres ofensivos y que sorprendan llegando desde atrás. El sevillano tiene más recorrido por la banda que el cántabro y ayer, el técnico le dio un peto. Por otro lado, la recuperación de Osmar va por buen camino y ya entrena al mismo ritmo de sus compañeros. Podría entrar en la convocatoria, aunque no cuenta entre las apuestas para volver al equipo titular.

Tziolis, al banquillo

El 'castigado' será Tziolis. El rendimiento del griego está por debajo de lo esperado. Muy por debajo. Al principio, la excusa era la forma física, pero, después de un mes y medio, el técnico se ha cansado de esperar. Por eso, Adrián acompañará a Diop en el doble pivote. El máximo goleador y el futbolista más regular del equipo. Al incrustarse el madrileño en la sala de máquinas, la banda izquierda queda libre para Óscar Serrano, especialmente motivado en los partidos ante su exequipo. En la diestra, Jairo es inamovible.

Para movilidad, la de Pedro Munitis. Siempre es fijo en el ataque, pero su posición es una incógnita. Ante el Espanyol será el segundo punta, el enganche. Otra cosa es encontrarle compañero de fatigas. Dos opciones. O repite Koné, el debutante en el Camp Nou, o vuelve Stuani, el futbolista que vino con la responsabilidad de hacer goles y aún no ha visto puerta. Cúper no lo tiene claro y ayer ensayó con ambos. Ariel apenas cuenta con opciones.

En la portería, las dudas no existen. Aunque ayer Toño dio un pequeño susto. El guardameta alicantino se retiró de la sesión con unas pequeñas molestias en el cuello que, en un principio, no le impedirán estar con el resto de sus compañeros frente al Espanyol.

En soledad, desde una ventana, Kennedy vio trabajar a sus compañeros a través del cristal del gimnasio.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 21:47 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario