Jueves, 29 de septiembre de 2011

El Racing busca la clave del gol

Héctor Cúper acudió a la rueda de prensa en El Molinón muy «preocupado» porque sus equipo no es capaz de crear ocasiones de gol. Por eso, avisó y dijo que «esta semana trabajaremos lo que sea para llegar con más acierto». Ayer lo cumplió. El entrenamiento en La Albericia se centró en la forma de fabricar más jugadas de peligro, siempre desde las bandas. Sin embargo, el resultado fue el mismo. Los dos delanteros encargados de rematar (Ariel y Stuani) apenas tuvieron efectividad.

Nadie esconde a estas alturas que la gran debilidad del conjunto verdiblanco es la falta de gol. Cúper lanzó el domingo un aviso: «Si no lo conseguimos, se nos hará muy cuesta arriba el año».

Como el martes lo dedicó, tras el descanso del lunes, al trabajo de recuperación, ayer trabajó la manera de crear ocasiones. Según lo que ensayó en las instalaciones Nando Yosu, está convencido de que el peligro debe llegar desde las bandas. De esta manera, a través de un partidillo intentó que tanto Stuani como Ariel (cada uno en un equipo) afinasen su puntería. Balones colgados desde los extremos fue el trabajo principal de las casi dos horas que estuvieron sobre el césped. Sin embargo, tanto el uruguayo como el argentino estuvieron poco acertados.

A pesar de que en un principio, Cúper valoró la posibilidad de cambiar de sistema de juego ante la lesión de Acosta, finalmente parece que ante el Rayo Vallecano volverá a utilizar su clásico 4-4-2. De esta forma, Ariel y Stuani cobran enteros para formar la pareja de ataque. Ninguno de los dos ha conseguido marcar, pero Cúper no tiene a más delanteros natos en su plantilla. Además, tampoco ha llamado a ningún jugador del filial para que se incorpore a los entrenamientos. De hecho, Javi Martínez, futbolista del filial que hizo la pretemporada en Austria y Alemania con el primer equipo, jugó ayer con el Racing B la final de la Copa Federación ante el Siete Villas. Con este panorama, el argentino utilizará la sesión de hoy a puerta cerrada para terminar de apuntalar su plan y poder perforar la portería del conjunto rayista.

Pendientes de la enfermería

El entrenador verdiblanco, además, trasladó a sus jugadores la necesidad de comenzar a elaborar el juego desde el centro del campo. Es consciente de que no es posible ceder tanto la posesión de balón al rival y, mucho menos, cuando se juega en casa. La plantilla respondió a la petición del técnico, sabedora de que es la única forma de comenzar el camino que debe terminar en el gol. De momento, el trabajo defensivo lo están cumpliendo a la perfección, pero con un matiz. No quieren que se repita lo vivido ante el Sporting donde el conjunto de Manolo Preciado consiguió que la defensa hiciera su trabajo demasiado pegada al área de Toño.

Pero en la sesión de ayer, el argentino también estuvo muy pendiente de la evolución de los lesionados. Fue un día clave para mucho de ellos. Como ya adelantó este periódico, Kennedy intentó hacer carrera continua. Apenas estuvo unos minutos sobre el césped y se retiró. Los dolores se volvieron a reproducir en su tendón de Aquiles. Por tanto, ante el Rayo será baja. Al igual que Colsa, que se ejercitó al margen con el preparador físico Manuel Ruiz Cueli. El ramaliego intenta apurar los plazos de su recuperación pero sin ponerse fechas. Además, se le vio hacer ejercicios con balón para intentar fortalecer su maltrecho tobillo.

Por su parte, tanto Jairo como Munitis también trabajaron a las órdenes de Cueli. Cúper ya sabe que podrá contar con los dos. Sin embargo, aún no han podido unirse al grupo. El míster espera poder contar con ellos hoy. En caso de que esto no suceda, tampoco está preocupado porque ya conoce que los dos forzarán para llegar a tiempo. Eso le da más tranquilidad porque en su idea de dar más velocidad a las bandas, la presencia del joven canterano es vital. El que no pudo entrenar fue Picón, que sigue aquejado de su lumbalgia y aprovechará esta semana para recuperarse. Además, el parón liguero le vendrá bien para coger el ritmo.

Partido vital

Mientras tanto, en el Rayo Vallecano también están preocupados ante la visita a El Sardinero. «Es un rival de nuestra Liga que intentaremos no dejar escapar», aseguró el delantero del Rayo, Francisco Medina 'Piti'. En su opinión, «tenemos que ir a por los tres puntos a Santander y luego ver cómo se desarrolla todo allí, pero estamos preparando el partido con la máxima ilusión, porque es un rival de nuestra liga que intentaremos no dejar escapar. En este tipo de partidos vamos a pelear todos por el mismo objetivo», señal.

Al igual que al Racing le persiguen los fantasmas del Vicente Calderón al Rayo le sucede lo mismo con la última goleada encajada ante el Real Madrid. «Ya está olvidado. Nunca te gusta un resultado así, pero nos quedamos con el juego que hicimos, las ganas, y la lucha que demostró el equipo. Era un partido complicado y al final ganó el Real Madrid. Lo importante es que tuvimos opciones e ilusión, aunque al final no pudiera ser», comentó.

Precisamente, este es uno de los aspectos que más preocupa a los racinguista. Y es que hasta el Rayo crea más ocasiones de gol.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario