Jueves, 29 de septiembre de 2011

'Tomarnos el partido frente al Rayo como una final sería un error', asegura Toño

El vestuario del Racing no quiere ni oír hablar de la palabra final. A pesar de la importancia del encuentro del próximo sábado frente al Rayo Vallecano, prefieren tomarse el partido como uno más. Aunque saben que eso no es así. Los de Cúper sólo llevan tres puntos, juegan frente a un rival directo y luego tienen que viajar hasta el Camp Nou. Además, entre un choque y otro, hay una semana de descanso por lo que nadie piensa en otra cosa que no sea en un resultado positivo. Toño zanjó ayer el asunto. «Tomarse así el partido ante el Rayo sería un error», dijo en rueda de prensa. Luego, su compañero Bernardo, en los micrófonos de Punto Radio, puntualizó: «Es demasiado pronto para hablar de algo tan definitivo».

Y es que puede sonar a locura, sobre todo teniendo en cuenta que sólo se han disputado cinco partidos desde que se inició el campeonato. Sin embargo, el estado actual de la tabla clasificatoria hace pensar que esta temporada la igualdad entre los equipos de abajo hace que el descenso o la permanencia estén más ajustados que nunca. De momento, los tres equipos del Norte, Racing, Athletic y Sporting, son los que ocupan las posiciones de descenso. Casualidades del destino, la pérdida de categoría en menos de 400 kilómetros.

Por esta razón en el seno del vestuario racinguista comenzó a sonar esa palabra que tanto repudian los futbolistas.

«Al estar a principios del campeonato creo que es demasiado precipitado tomarse el partido frente al Rayo como una final. Sería un error porque no tenemos que autopresionarnos», explicó el guardameta Toño, uno de las voces con más peso en la plantilla de Cúper. Sin embargo, tampoco eluden la importancia de conseguir los tres puntos que traigan la tranquilidad a Santander. «Sabemos que estamos en una situación delicada, pero que hay que sacarla adelante con el trabajo diario y, por supuesto, el sábado en el partido» añadió el alicantino.

Bernando piensa igual

De la misma opinión se mostró ayer uno de los recién llegados. Bernardo, uno de los pilares en el centro de la defensa en los últimos partidos para Cúper, también borró la palabra 'final' de su diccionario. «Es un partido muy importante, de eso no hay duda, contra un rival que además es directo. No pasa nada por decir que es un encuentro muy importante, pero estamos hablando demasiado pronto para tildarlo como definitivo», admitió, aunque puntualizó que «somos conscientes de que un triunfo sería oro molido para nosotros».

No es que el colombiano discrepe de la opinión de su compañero, pero sí sabe que para irse tranquilo a la jornada de descanso que hay tras el encuentro frente al Rayo es vital conseguir un triunfo. Por esta razón, aseguró que «los puntos se tienen que quedar en casa, sí o sí». De momento, el Rayo ya tiene en su casillero tres más que el Racing. Además, los madrileños ya saben lo que es ganar y los cántabros esperan hacerlo este fin de semana ante su afición. Quedan muchas jornadas para que termine la Liga pero lo que no quieren es encarar el partido frente al Barcelona con sólo tres puntos en el casillero. Las dos semanas hasta el encuentro frente al Espanyol se harían demasiado largas y la confianza de los futbolistas podría verse perjudicada. Aunque a principio de pretemporada todos sabían que la campaña iba a ser dura, nadie se imaginaba que en la séptima jornada de Liga el equipo iba a estar en esta situación.

A pesar de que se encuentran en una posición más cómoda, los futbolistas del Rayo tampoco se fían del conjunto cántabro.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:42 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario