Viernes, 23 de septiembre de 2011

Jairo 'Aún no se ha visto al Jairo del juvenil, debo mejorar'

Cómo ha sido el día después de su gran noche?

Muy bien, aquí en el pueblo. Con muchas felicitaciones, saludando a mis amigos y con mi familia.
Debutar en casa, de titular y ante el Real Madrid ¿no pensaba que eso podía ocurrir ni en sus mejores sueños?

Pues sí, ni en mis mejores sueños. Desde pequeño esperas una oportunidad para jugar en Primera División, si encima es contra el Real Madrid, ¡qué más se puede pedir!
A lo mejor hasta le tira lo merengue...

Pues..., más bien, no, la verdad. No van por ahí los tiros.
¿Cómo se enteró que iba a jugar frente al Real Madrid y, además, de titular?

Lo dijo el míster en la charla antes del partido; creo que, más o menos una hora antes de ir a El Sardinero ya me lo comentó.
¿Qué le dijeron el resto de compañeros?

Me felicitaron y me dijeron que estuviese tranquilo, que me iban a salir bien las cosas si lo hacia como yo sabía.
Pero el martes por la mañana ya leyó en AS que podría ser titular...

Sí, pero tampoco quiero hacer mucho caso de lo que sale en los periódicos pues son expectativas que saca la prensa. Luego el míster hace lo que cree conveniente. Pero siempre tienes algo aquí (se señala el estómago) que te dice que puedes jugar. Lo piensas por la noche y, bueno...
¿Le vacilaron en el vestuario cuando ese día volvió tras tres semanas en el filial?

Sí. Alguno me dijo "mira, coño, si sales aquí en la alineación titular" y cosas así. Siempre hay alguno, pero muy bien, me tratan fenomenal.
Ya jugó unos minutos en Valencia, fuera de su sitio, y el primer balón que tocó lo perdió. ¿Ante el Real Madrid ya era más el Jairo que los aficionados racinguistas conocen?

Sí. En el primer partido tenía muchos nervios, algo que también es normal, pero sí, en el encuentro frente al Real Madrid ya me encontraba mucho mejor con el balón. Durante los primeros minutos fui cogiendo confianza y después ya me encontré muy a gusto sobre el terreno de juego.
¿Ya vimos el miércoles lo que puede dar de sí?

No, para nada. Aun no se ha visto el Jairo del juvenil ni el del filial. Con confianza y minutos espero que llegue. Todavía tengo mucho que mejorar.
El Madrid tuvo el balón pero, defensivamente hablando, el Racing hizo un encuentro bastante completo...

Estuvimos muy juntos durante todo el partido, presionamos bastante bien la salida del balón y, sobre todo, cerramos muy bien los espacios atrás y eso creo que, a la larga, fue lo que nos hizo ganar ese punto tan importante.
Con los jugadores que tenía enfrente (Marcelo, Cristiano Ronaldo), ¿el míster también le pidió que se sacrificará en tareas defensivas?

Sí; sabíamos que Marcelo es un jugador que ataca mucho y me comentó que sí tenía que atacar con el balón que lo hiciera, pero que tuviese cuidado con la espalda que el defensa subía mucho al ataque.
¿Cuántas veces le han preguntado por la carrera que echó con Cristiano Ronaldo?

Bastantes; todo el mundo diciéndome cómo había tumbado a éste. Durante toda la mañana de ayer fue lo mismo, pero bueno. Está bien y eso gusta.
¿Le dio tiempo a hablar con alguien del Real Madrid durante el partido o cada uno estaba a lo suyo?

No, yo estaba a lo mio y tampoco hubo nada en especial a lo largo de los 90 minutos para que te pusieras a comentar.
¿Le ha dicho Héctor Cúper cuál es el plan a partir de ahora? Baja con el filial, sigue con el primer equipo...

De momento, esta semana, tengo que estar con el primer equipo, pero no me han dicho donde voy a estar ni nada. Yo, donde me manden, iré.
¿Sería una decepción regresar al equipo filial?

Decepción no. No tengo por que estar aquí, mi sitio es con el Racing B. Lo que estoy haciendo es trabajar para poder estar arriba y aprovechar los minutos que tenga.
¿Vino a verle la familia?

Sí, vinieron mis padres y mi hermana al estadio, y también muchos amigos de Cabezón se acercaron hasta el campo.
¿Cuál es en la actualidad el plan diario de vida de Jairo?

Estaba estudiando el bachillerato pero, la verdad, no me iba muy bien. Ahora mismo estoy sacando el carnet de conducir; por las tardes entreno. Más adelante me pondré a estudiar un módulo superior.
Y si no conduce ¿cómo va y viene desde Cabezón de la Sal a La Albericia?

Me llevan mis padres, o con alguno de los chavales de la comarca que juegan en otras categorías... o como puedo.
Al comienzo del verano firmó su contrato...

Sí, con el filial firme el contrato. Tengo ficha de juvenil y me queda éste y dos años más con el Racing B.
En su puesto están Kennedy, Arana e incluso Munitis. ¿La competencia es dura?

Pues sí. Son jugadores de gran calidad en el equipo, pero la competencia siempre es buena, tanto para ellos como para mi. Todos estamos trabajando para ganarnos un puesto. Mi posición habitual es la banda derecha, pero también puedo jugar en la otra banda o arriba, de delantero. No tengo ningún problema.
Rápido, fuerte, con gol y muy, muy competitivo


No se ponen de acuerdo en el Racing, cosas de los técnicos, si es más rápido que potente, o viceversa. Todos en la casa dicen que es sacrificado. Y disciplinado. Y que, sin ser un 'killer', cuando llega ante la portería sabe lo que hace. Sus entrenadores destacan sobremanera su espíritu competitivo, el que le hizo medirse a Cristiano y meterle el hombro. En el vestuario ha caído de pie. Un veterano lo cuenta: "Es listo, no habla nunca, pero le ves siempre atento, lo mira todo, lo escucha todo. Aprende muy rápido".


Juanjo Cobo y Jairo, 300 metros les separan de 'La Pesa' a 'El Concejero'


La Pesa está casi en el centro de Cabezón, nada más tomar la calle que se convierte en la CA-180, la carretera que lleva hacia Cabuérniga. Un poco más adelante, a 300 metros, a la derecha, justo enfrente del campo de fútbol del Textil Escudo, está la Urbanización El Concejero. Ése es el barrio de Jairo Samperio. Primero, para jugar al fútbol sólo debía cruzar la carretera para entrenarse con el alevín del Escudo. Allí, en el histórico equipo de Cabezón, tan ligado también a la familia Cobo, pronto se dieron cuenta que al hijo de Maximino se le quedaba pequeño el equipo del pueblo. A los 12 años, en el 2005, fichó por el Racing. Pocos como la familia Samperio, coche va, coche viene hasta La Albericia desde entonces, han agradecido que inauguraran la Autovía del Cantábrico. La jornada de gloria de Jairo, su debut como titular en Primera le llegó, casualidades de la vida, el día que se homenajeaba en el estadio a un paisano, Juanjo Cobo, el brillante vencedor de la última Vuelta a España. Poco se podía imaginar Jairo la noche del miércoles 14 cuando estaba entre las miles de personas que bailaban en la plaza del barrio de La Pesa en el homenaje a Cobo ("fue genial, además es que las fiestas de La Pesa, las de San Roque, son las mejores, siempre voy") que una semana más tarde se cruzarían por las calles de Cabezón mientras realizaban sendos reportajes, para una tele el ciclista y para AS el futbolista. A Cobo no le sorprendió tanto. El lunes pasado, cenando con AS en Gambrinus, Juanjo avisó: "Me han dicho mi padre y mi tío que dos chavales del pueblo, Jairo y Quique Rivero, van a jugar en el Racing". Ya sólo falta Quique, bisonte.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 19:18 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario