Jueves, 22 de septiembre de 2011

Jairo se hace mayor

Fueron 75 minutos, pero sirvieron para que Jairo se dejara ver, para que Cúper sintiera que había acertado con la elección de elegir al chaval y también para que el aficionado disfrutara y sueñe con que, al menos, el equipo tiene una bala más escondida en la recámara. El futbolista aprovechó la coyuntura y se ganó la posibilidad de jugar ante las numerosas ausencias que el Racing tuvo ayer. Sin Kennedy, Arana y con Munitis muy mermado, Héctor Cúper tuvo que ejercer y escudriñar su plantilla buscando a un hombre que sustituyese a los 'titulares'. Jairo estuvo acertado, participativo, descarado e, incluso, se llevó peligro en varias ocasiones. Marcelo recordará al chico de los 18. Un debut para enmarcar.

En definitiva, no se notó que fuese su primer partido saliendo de inicio en Primera División. Primero se colocó en la banda derecha. Apoyó a su lateral, pero también tuvo detalles de valiente. Pisó el campo del Real Madrid sin que se notase extraño. Cúper decidió cambiarlo de banda en algún lance del partido. Tanto en la derecha como en la izquierda, Jairo cumplió. No cometió errores de bulto, no se complicó la vida haciendo lo que no sabe y se sacrificó en defensa como, a buen seguro, le aleccionó su entrenador.

No fueron sus primero minutos en la élite. Se bautizó en Valencia. Allí salió en un momento muy difícil ya que su equipo llevaba ganando todo el partido y vio como el rival le daba la vuelta al marcador. Salió de revulsivo. No se le pidió mucho desde el banquillo. Sin embargo, ayer demostró todo aquello que había apuntado en la pretemporada. Ya en Alemania, cuando Cúper aún no sabía ni con lo que iba a contar, Jairo apareció como una alternativa en la que nadie había reparado. Su capacidad de desborde y su buen manejo de balón, unido a los pocos efectivos en su demarcación le hicieron, poco a poco, ganarse la confianza del cuerpo técnico. Incluso, en alguno de los partidos amistosos llegó a jugar de delantero. Fue un decisión circunstancial.

Alternativa valida

Es de los más benjamines de la plantilla, pero está claro que el cántabro no quiere dejar escapar cualquier oportunidad. En tiempos tan confusos, la cantera es la solución más barata y fácil. El año pasado, Luque fue la apuesta del último entrenador (Marcelino) y en esta temporada parece que Cúper tiene su apuesta decidida. Ayer, el joven jugador fue aplaudido al ser cambiado por Adrián. La grada le supo agradecer su entrega y sus detalles. Estaba agotado y sus gemelos rotos. Un estreno a lo grande.

Para recordar, un regate que dejó sentado al lateral brasileño del Madrid y una carrera codo con codo con Cristiano Ronaldo. No le dejó atrás y el portugués acabó en el suelo tras chocar con el chico. La grada encontró a su ídolo. Cántabro, joven, rápido, elegante... Y trabajador. Porque ayer Jairo se marchó a casa agotado. No todos los días se debuta ante el Madrid con empate. no todos los días uno se hace futbolista.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:54 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario