Jueves, 22 de septiembre de 2011

Un 'Bisonte verdiblanco

Más elegante que nunca, pero también más nervioso. Un cerco de sudor en su camisa azul con cuellos blancos, a la altura de las axilas, mostraba que la noche de ayer fue una de las más impactantes para Juanjo Cobo. Por eso que Valdano llamaba 'el miedo escénico'. El flamante ganador de la Vuelta a España recibió el homenaje de sus dos equipos del alma. Instantes antes de que se iniciase el encuentro saltó al césped, saludó e hizo el saque de honor. Mientras tanto, El Sardinero rugía al ritmo de 'Bisonte, Bisonte...'.

Tardará mucho en olvidar lo que vivió sobre el césped. Cuando decidió atacar en el Angliru nunca pensó que le iba a servir para ser protagonista en El Sardinero, en el partido de 'su' Racing frente al Madrid. Racinguista de corazón y madridista por culpa de su padre, Cobo siempre podrá decir que, además de buenas piernas, tiene una derecha con buen toque. Suave, con el interior y hacia el lado donde Casillas (el capitán del Madrid), que le miraba con admiración, hizo el saque de honor. Al otro lado, Toño le regaló una camiseta mientras le hizo un gesto diciéndole 'chapó'. De lo que sí podrá presumir en La Pesa, su barrio de Cabezón de la Sal, es que hasta Cristiano Ronaldo se rindió ante su hazaña. Y es que, tanto el equipo verdiblanco como el madridista, le hiceron el pasillo de campeón.

Con la sonrisa que no le ha abandonado desde que se enfundó el último maillot rojo, se marchó del césped, no sin antes firmar autógrafos y hacerse fotos con aquellos que se lo pidieron. Pero Juanjo no estaba solo. En el palco, le esperaba su director, Josean Fernández-Matxín, y su familia. Su padre, 'Pepito' -al que le debe su pasión blanca- y su madre Maribel junto con su hermano. Allí, en la zona noble le esperaba también el presidente Pernía. Junto a él contempló el partido. Sentado en la primera fila.

Durante el encuentro vibró, aunque de forma comedida. También charló con Florentino Pérez, con el que seguro dialogó del próximo homenaje que tiene en la capital de España. El Bisonte de la Pesa estará en el estadio Santiago Bernabéu el sábado para ver en directo el encuentro de los blancos frente al Rayo Vallecano. Y es que después de tanto sacrificio, ahora le toca disfrutar. Pero no mucho.

Con tanta celebración y homenaje, apenas ha tenido tiempo para ponerse a entrenar y es que su temporada aún no ha terminado. Además, tiene que resolver su futuro para la próxima temporada. Su intención, como ya dijo en este periódico su director, Matxín, sigue siendo la de continuar en el Geox. Eso sí, si la oferta es buena.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:53 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario