Domingo, 18 de septiembre de 2011

Una mezcla de juventud y veteranía para frenar la euforia rojiblanca

Héctor Cúper va a hacer felices esta temporada a los aficionados de la vieja escuela. Aquellos que aún recuerdan de memoria las alineaciones del Racing de los 70, 80 o 90. Al técnico argentino no le gustan las rotaciones, porque no cree en ellas. Considera que en el tercer partido de una temporada nadie puede estar tan cansado como para no poder disputar tres partidos en una semana. Por eso, hoy ante el Atlético de Madrid, casi repetirá el mismo once titular que jugó el pasado domingo frente al Levante, en El Sardinero.

Tampoco tiene muchas más opciones. La enfermería acumula cuatro inquilinos (Colsa, Torrejón, Kennedy y Munitis), además de Diop que pecó de ingenuo y de falta de experiencia al ver la segunda cartulina amarilla ante el Levante. Con este panorama, Cúper no ha tenido más remedio que citar a todos los hombres disponibles (18) para completar la convocatoria. Confía en que Toño siga siendo el seguro en la portería que en las últimas temporadas ha logrado él sólo muchos más puntos que sus compañeros en la delantera. Además, tras el desastre de los últimos doce minutos en Mestalla, el técnico argentino ha construido una defensa bien armada, mezcla de juventud y experiencia. Ese es el denominador común de esta plantilla. Ganas e ilusión de los debutantes, aderezada con el poso, oficio y saber estar de los más viejos. La zaga es un claro ejemplo. Francis y Cisma en las bandas con Álvaro y Osmar en el centro. El de Barbate ha arrebatado, a día de hoy, el puesto a José Picón, que en el primer partido de Liga demostró que puede ser muy aprovechable. Además, Osmar, que a principio de temporada creaba dudas, ha ganado algo más de solvencia en el puesto.

En el centro del campo, Adrián (el joven) tendrá que ayudar a Tziolis, al que aún le faltan muchos kilómetros para poner a punto su motor. Cúper sabe que el griego no está para noventa minutos, pero aún así jugará hasta que la gasolina le aguante. En las bandas, Arana jugará su tercer partido seguido en la derecha. El sevillano no recuerda cuando fue la última vez que encadenó una racha así. En la derecha, Luque saldrá a comerse el mundo. Las plazas de arriba se las repartirán Stuani y Acosta. El argentino pedirá, de nuevo, el cambio si sus gemelos piden auxilio.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 12:12 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario