Jueves, 15 de septiembre de 2011

Diop 'No me gusta la etiqueta de leñero'

La situación de un futbolista cambia sin previo aviso. De ser transferible y no contar a ocupar un puesto relevante. La explicación: El entrenador. 'Pape' Diop con Marcelino sobraba y con Cúper se le echa de menos. Su contundente forma de actuar le hace ganarse la etiqueta de 'leñero', pero él mismo quiere reivindicarse como un futbolista con más argumentos. Titular en el Racing, titular en Senegal, a sus 25 años busca madurar y «jugar más partidos». El domingo verá el encuentro por televisión, con la mente puesta en no perder lo que este año se ha ganado: La confianza. Fue expulsado y debe cumplir sanción. Pero asegura que es la primera expulsión de su carrera.

-¿Dónde verá el partido del domingo?

-Por televisión, con mi familia.

-¿Es la primera expulsión de su carrera? A algunos les costará creerlo...

-Sí, son cosas del fútbol. En la posición que juego hay que pelear y disputar el balón mucho y eso puede ocurrir, pero habrá que aprender y esperar al partido en casa ante el Real Madrid. Para mí fue raro el dejar a los compañeros con uno menos porque podíamos haber hecho algo más en el partido, pero...

-¿Está contento con su arranque de temporada?

-Sí, claro que sí. Todo jugador, si nota que tiene la confianza del entrenador, está contento. Ójala que siga la cosa así.

-Su situación en el equipo ha cambiado del año pasado a éste...

-Sí. Al final de la temporada pasada no se sabía si yo iba a seguir o no, porque el anterior entrenador, que era Marcelino, no contaba mucho conmigo. Si un entrenador no cuenta mucho contigo pues hay que intentar otras cosas. Son también cosas del fútbol, por eso no hay que darle más vueltas. Ahora, el entrenador sí cuenta conmigo y yo intento darle en el campo todo de lo que soy capaz. Yo en cada jornada quiero dar todo lo que tengo y luego es el técnico el que valora si he hecho un buen partido o no.

-¿Con Cúper mejor?

-No sé si mejor o peor, pero un entrenador que ha entrenado al Inter y a grandes equipos, si te dice algo hay que hacerlo con los ojos cerrados. Es un técnico que ha vivido mucho en el mundo del fútbol y sabe lo que dice. Si te manda algo, hay que hacerlo sin pensar porque seguro que tiene una buena razón.

-Hay quién dice que este año puede ser el año de la madurez de Diop...

-Yo no me planteo eso. Yo no me meto presión, no me pregunto cuestiones cómo si tiene que ser mi mejor año o cosas así. Yo lo único que quiero hacer es un buen partido y, si sale bien, pues a seguir igual y, si sale mal, pues a cambiar y corregir los errores.

-¿La Selección nacional ayuda a crecer como futbolista?

-Sí, está claro que son partidos distintos los de la Liga y los internacionales. Todos ayudan. Además, este año estoy a gusto en Santander, con los compañeros y con cómo están saliendo las cosas. Eso siempre ayuda a que te encuentres más cómodo y sigas progresando. Soy joven y me queda mucho que aprender.

«Tengo más recursos»

-Tiene usted fama de 'leñero'.

-Cada uno tiene su opinión de cada jugador. Yo voy fuerte al balón, yo entro fuerte, pero lo que no se puede decir es que 'Pape' Diop vaya a hacer daño a alguien. Yo no voy para lesionar a nadie, yo voy fuerte, lo que pasa es que voy con tantas ganas de llevarme el balón que puede parecer que voy a hacer daño. Mi posición en el campo necesita esa agresividad y nada más.

-¿Y qué piensa de los que entienden que ese es su único recurso?

-Es que no sólo tengo esa agresividad, sino que también tengo criterio para jugar el balón. Por eso estoy jugando en la Liga española. Eso es un hecho.

-O sea, que cree que aporta al equipo algo más que contundencia...

-Sí, por supuesto. Siempre he tenido recursos. En Francia ya jugué más de media punta que de pivote defensivo. Fue cuando vine a España, al Nástic de Tarragona, cuando empecé a jugar de medio centro defensivo, ayudando a los defensas y con más labores de contención, de defensa que antes. Depende un poco de los entrenadores.

-Hay que hacer lo que a uno le mandan, aunque en ocasiones no se comparta ¿no?

-Sí, unos técnicos te dicen que te quedes un poco más a defender, otros te mandan subir a ayudar al ataque y te dan más libertad.

-Por lo que se ve, no le gusta que le etiqueten...

-No me gusta que me cuelguen la etiqueta de un medio centro que esté sólo en el campo para recuperar el balón, para dar fuerte y lesionar a la gente. Eso no me gusta. Cada uno intenta hacer su trabajo y cada uno tiene su opinión. Yo intento hacer lo mío lo mejor posible.

Centro del campo, cubierto

-Tziolis, Colsa, Diop, Bedia... ¿Suficiente para este año?

-Está también Adrián. Vamos a pelearlo, va a ser una competencia muy sana porque nos conocemos y juegue quién juegue lo hará bien. Todos tenemos el mismo objetivo, que no es otro que la permanencia.

-¿Cómo lleva usted lo de la Ley Concursal y los problemas económicos del club?

-Muy mal. Es una situación muy complicada. A mí nunca me había pasado. Es la primera vez que me ocurre algo así y no sabes qué hacer, dónde situarte, si se va a arreglar la situación o no... No queda otra que adaptarse y olvidar por momentos ese problema y centrarnos en salvar a este equipo.

-¿Ve usted alguna solución?

-Lo primero, salvar la categoría. Así no se van a solucionar todos los problemas, pero lo veremos de otra manera si el equipo se queda en Primera.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:50 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario