Domingo, 28 de agosto de 2011

Decepción y esperanza

Si el día que marcas tres goles fuera de casa te vuelves para Santander sin ningún punto es que tienes un problema importante. Es una evidencia indiscutible que seguramente no se le ha pasado por alto a Héctor Cúper, un entrenador sólido y experimentado que después de haber destacado al frente de un modesto como el Mallorca, y de haber disputado títulos con el Valencia y con el Inter, la vida y el fútbol le han reubicado frente al reto menor de mantener en la élite al Racing, ese equipo que cobró una dudosa notoriedad hace sólo unos pocos meses por su célebre y volátil propietario, Alí Syed. Ahora se trata de salvar la categoría con los pocos medios que permite la intervención judicial. Mantenerse en Primera con los frutos de la cantera, con los jóvenes que apuntaron maneras la temporada pasada, con los veteranos que tratarán de exprimir su última esencia, y con la incógnita que suponen los escasos refuerzos.



Faltaba muy poco para el final del primer partido de Liga y el Racing estaba por delante en el marcador frente a un Valencia muy distante de aquel equipo que osaba disputar un trozo de gloria a los dos grandes del fútbol español. Pero en unos pocos minutos Soldado, el gran protagonista del partido, puso las cosas en su lugar y nos apagó la euforia que habíamos alimentado durante muchos minutos. Una derrota dolorosa por lo fulminante e inesperada, que además pone en duda la confianza obligatoriamente otorgada a los jóvenes canteranos, por desgracia siempre más corta que la que se concede a los foráneos.



Y sin embargo, Mestalla nos deja un margen para la esperanza de cara al futuro. Picón, Osmar y Álvaro seguramente van a ir a más bajo la batuta de Cúper. Diop parece dispuesto a ser de nuevo un hombre importante en el medio campo -sobre todo cuando tenga a su lado el oficio de Colsa- y Kennedy, Munitis y Arana pueden aportar opciones para los dos jugadores que seguramente van a decidir el futuro del Racing. Acosta y Stuani. Como siempre, el gol manda.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 1:38 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario