Mi?rcoles, 24 de agosto de 2011

Pernía 'No he pensado en dimitir ni tengo nada que ocultar'

La última vez que le entrevisté, en Navidad, dijo: "Pido al 2011 que nadie fuerce ni asfixie al Racing a hacer nada que no quiere". ¿Iba por Alí o por la Ley Concursal?

Era un poco por todo. Entonces habíamos plasmado una ampliación de capital y ya había venido Alí por aquí. Por eso dije que nadie nos forzase ni molestase. Pero entonces no pensaba en la Ley Concursal.
¿El club quiso llegar hasta Alí o le obligaron?

Fue por necesidad. Creímos que estaba bien armado y queríamos que lo estuviera. Se dieron las dos cosas. No fue voluntario. Nos lo dijo hasta un banco.
¿Pero quién fue el responsable de su llegada?

Es pura lógica. El que paga quiere venir. Es decir, Alí. Y quien cobra, Dumviro y el Gobierno, querían que viniera... La responsabilidad es de quien firma.
¿Aún recibe llamadas de Alí Syed?

No. Desde principios de junio no. Quedamos para hacerlo, no se pudo y hasta hoy...
¿Leyó su última entrevista en 'Vanity Fair'...?

Algo vi.
El periodista dejó caer que todo aquello de Bahrein era una decorado. Usted estuvo allí. ¿Tuvo esa sensación?

No. Las apariencias engañan. La entrevista refleja muy bien lo que yo viví allí.
Usted dice ahí que Alí es un "niño trolero encerrado en un cuerpo de 40 años"...

Sí, y que Alí me había engañado. No que fuera un mentiroso; sino que me engañó. Que no es lo mismo. Yo nunca guardo nada, pero ahí tengo el papelito de aquella transferencia que no hizo. Jugó con los sentimientos de un club y el que quiere comprar eso tiene un nombre bien clarito.
¿Cabe la posibilidad de que aún aparezca por aquí?

No lo espero.
¿Pidió explicaciones a Credit Suisse por su consejo?

También fueron engañados.
¿La llegada de Alí fue una maniobra política?

Yo he oído de todo, que era un montaje Pero nada de eso. Está descartado. Sólo tiene que ver con un empresario que quiere comprar el club y que no sé si se queda sin perras en el tránsito. El que piensa que ha sido una cosa mía se equivoca.
¿Por qué cuesta tanto asumir un error?

Tengo mi propio criterio de lo que pasó pero como no lo puedo demostrar De lo único que hay que hablar ahora es de que Alí ya es historia. Me hizo sufrir mucho personalmente. Convocaba ruedas de prensa mañana y noche. Tenía gabinetes de comunicación paralelos, quería meter en el Consejo al primero que subía por la escalera Eso, al principio. Luego los escoltas. Una locura. Lo pasé mal. Iba en contra del funcionamiento normal del club. Más tarde se comprometió con las instituciones. Pero yo me remito a lo que dije en febrero.
¿El qué?

Cuando no se fichó a Zigic dije que lo había hecho en contra de lo que me dijo él. Ése es mi camino. Si llegamos a pagar ocho millones al Birmingham y 3,2 kilos de sueldo por cuatro años, imagínese. Dije: o se ponen aquí 20 millones al contado o yo no firmo nada. Y así lo hice. Revisen la hemeroteca. Tampoco accedí a contratar a un entrenador conocido que cobraba demasiado.
¿Rafa Benítez?

(Risas). No daré nombres. Lo que sí digo es que acerté trayendo a Marcelino y no fichando a Zigic. Si la Selección se pone una estrella, yo también me tengo que poner algunas imaginariamente. Con Giovani pasó lo mismo. Decían que no estaba bien y mira
¿Y entonces en qué se ha equivocado Pernía para que el club esté ahora intervenido?

La Ley Concursal es una consecuencia de no haber tenido un empresario en estos cinco años. Sin más. Es imposible, y se demuestra: un club por él mismo no se mantiene en Primera. Imposible. De un empresario del mundo occidental espero que ponga dinero cuando haga falta. Lo puede recuperar. Como se hizo la primera vez que vino Zigic, aunque se le debe una pequeña cantidad a la empresa (Silver Eagle). Pero ese pulmón ya no existe Muchas veces no es tan importante lo que pones como la capacidad de crédito. Y desde hace cuatro años nadie ha puesto un euro. Nadie. No digo gastar; digo asistir.
¿Le duele que esta grave crsis haya empañado los mejores resultados del club con usted como presidente?

Ojo, no estamos descendidos. Sólo hay un Concurso.
Montalvo dijo que era lo mejor para el club, pero usted prefería otras soluciones...

Y lo sigo pensando. Así se crea una inestabilidad en la plantilla y había empresas de Cantabria que se iban a ver afectadas por la Ley Concursal. Y sabemos cómo es. Convivimos con el Concurso pero la solución es la misma: que llegue un empresario solvente. El Racing no estaba tan mal como para ir a Concurso como los demás equipos. Se podía solventar porque era posible llegar a un pacto para pagar a Hacienda y a la plantilla.
¿Empezó ahí el distanciamiento con Montalvo?

No lo hay. Él quiere que venga un empresario. Como yo. Y lo prefiero pausado y constante, no que ponga 50 millones en dos años. Por eso digo empresario y no inversor.
¿Espera a un nuevo dueño antes de la próxima Junta?

Es deseable pero muy difícil. Sobre todo si de forma constante se habla sin tener conocimiento de lo que supone vender un producto. Todos los días el salto es mayor y deberé superarlo como Ruth Beitia.
¿Cuánto le afecta a usted que se aireen las cuentas y cuánto le afecta al club?

Las cuentas no las airea nadie. Lo hace el club. Otra cosa es el sesgo que se le da. Nosotros hemos informado hace meses a los medios de todas las cuentas. No hay nada que ocultar. Hay mucha envidia.
¿Y no cree que algo habrá hecho usted para generarla?

Venir al club a trabajar. No he hecho nada a nadie. Sólo decir muchas veces que 'no' a muchas cosas que me piden. Pero no puedo ir dando abrazos. Teresa de Calcuta también tuvo detractores así que
¿Usted tiene muchos?

El día que deje de ser presidente dejaré de tenerlos.
¿Le inquieta que los administradores publiquen un informe que le pueda incomodar?

El expediente está inmaculado. Hay equivocaciones, y las asumo todas, pero me pongo también los aciertos. El que me quiera culpar de las equivocaciones que me ponga los aciertos también. No hay ninguna cosa rara que esconder, aunque alguno lo espere. Estoy absolutamente tranquilo.
¿Ha pensado en dimitir?

Nunca pensé en hacerlo.
¿Esperaba más ayuda del Gobierno de Ignacio Diego?

No. Nunca le hemos pedido dinero al actual Gobierno ni le mandamos un dardo envenenado. Lo que le pedíamos era amparo y reconocimiento. Y nos lo dio. Nunca ayuda económica. Lo entendieron desde el minuto cero. ¡No soy idiota para pedir que nos den una peseta de ayuda pública cuando hay 50.000 parados en Cantabria! Otra cosa es la competencia del Racing. Y ahí siempre lo hacemos en inferioridad. Al resto no les pasa lo que a nosotros. Desde que llegué no ha habido ayuda institucional.
Hablemos del plano deportivo, aunque también lo marca el Concurso. ¿Cómo lleva trabajar con administradores?

Es un sistema de funcionamiento nuevo. Ahora tenemos a unos señores que intervienen en todo y se trata de un ejercicio permanente de desdoblamiento. Al no estar aquí siempre tenemos que llamarles para cualquier detalle. Tienes que acostumbrarte. Con ellos tenemos un trato personal excelente. Lo de convencerles de las operaciones, pues unas veces cuesta más y otras veces menos. Los conflictos surgen porque nos dicen que cómo nos vamos a gastar tanto dinero si hemos ido al juzgado para decir que somos insolventes. Por eso tenemos que hacer un ejercicio entre todos porque queremos estar en Primera, y eso vale un dinero.
¿Qué busca con Cúper?

Que sea un director de recursos humanos, que saque todo lo que tiene cada jugador. Y Cúper es capaz de hacerlo. Es algo más que un jefe de personal. Lo necesitábamos.
Cúper dijo que no tuvo nada que ver con la salida de Pinillos. ¿Qué pasó entonces?

Pinillos había terminado su contrato con el Racing, habíamos hablado de la opción de que se integrara en el staff técnico porque Marcelino cambió de opinión tras ver bien su renovación. A Cúper no le pregunté porque Pinillos ya no era jugador del Racing. Me dijo: presidente, usted es el que sabe.
Con las carencias que hay ahora en el centro del campo y en la delantera, ¿no se arrepiente de no haber hecho más porque se quedaran Lacen, Bolado o Tziolis?

Me parece que estamos bien como estamos. Cuando hay una lesión siempre sale un canterano, pues por eso creo que éste va a ser el año de los canteranos. El otro día en Pamplona me gustaron los chavales, a pesar del resultado. Al mismo Osmar se lo he dicho, y también me gustaron otros jugadores. Ellos también se dan cuenta de que tienen su gran oportunidad. Ésta va a ser su gran oportunidad y esto es lo que demandaba mucho la gente. Creo que tenemos posibilidades, si hay cohesión y conexión entre el grupo, primero, y después con la afición. Vamos a sufrir como todos los años pero como van a sufrir otros diez rivales.
¿Puede asegurar que Toño va a continuar?

Toño es el portero del Racing y ahora no pensamos en desprendernos de él. Y en estas fechas en las que estamos sería peligroso tener una baja en un puesto tan importante. Ahora no.
¿En el puesto de pivote, que es lo que más hace falta, está descartado Antonio Tomás?

No. Lo que tenemos es una cantidad de dinero, no tenemos más. No queremos tomar una decisión precipitada y no podemos dar más de lo que tenemos, otros años lo hemos hecho a última hora el día 31 y este año no va a ser así. Se lo puedo asegurar. Eso es muy arriesgado. Si llegamos a ese día es porque tenemos la seguridad de que tenemos a alguien ya listo para ficharlo.
¿Si él quisiera podría jugar en el Racing?

Es una decisión en la que participan muchas personas. Fede Castaños, Pinillos, Juanjo González y Luis Fernández entre ellos. Por eso no se puede contestar así a bote pronto, ellos le conocen muy bien, hablan con él. Lo que sí puedo decir es que Antonio Tomás está completamente analizado.
¿Qué es lo que busca Cúper en esta posición?

Busca alguien que mande.
¿También está descartado vender a Ísmodes?

No. Hay alguna posibilidad de colocarlo por ahí.
¿Ha hablado con él?

No, no me hace falta.
El tema Ariel ha creado confusión. ¿No habría sido mejor que hubiera venido aquí el primer día y tenerlo más controlado aunque se le buscara un equipo? Igual estaría ahora mejor físicamente...

Ariel es jugador del Racing, está aquí. Desde luego que es mejor que se vaya recuperando bajo el amparo del club. Pero sí que es cierto que los futbolistas prefieren estar con sus familias en esas etapas de las lesiones. Ya les pasó a Tziolis o a Serrano, y el club ha tenido ese detalle. Por eso pensamos que allí estaría más tranquilo emocionalmente. Tras estar a punto de ir a otro equipo (Flamengo), él finalmente está aquí y es lo que quiere, y nosotros es lo que queremos. Tiene que tener ilusión, por si la ha perdido, pero Cúper hará que la recupere. Ya verá.
¿Cree que este equipo depende mucho de Stuani?

Arriba hay gente. Pedro que es un comodín, más Adrián, Óscar y Arana. Creo que esta parte esta bien cubierta. No es como el año que teníamos a ZIgic y que dependíamos mucho de él. También puede ser el año de Ariel. Tenemos un equipo homogéneo y competitivo el día que venga el pivote.
¿Entendió que el equipo volviera a entrenarse el lunes y deshiciera la huelga?

En esta cuestión cada uno defiende sus intereses, los jugadores han entendido que ésta es la mejor defensa. No entro en ninguna cuestión. Tengo comunicación con los miembros de la plantilla y sé lo que piensan unos y lo que piensan otros. Porque hay una cosa clara: no todos piensan igual...

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 11:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario