Mi?rcoles, 27 de julio de 2011

El cerco sobre Al? Syed se estrecha tambi?n en Suiza

Las denuncias contra Al? Syed se multiplican y el cerco sobre el empresario indio parace cada vez m?s estrecho. Eso, al menos, se desprende de las informaciones que en los ?ltimos tiempos publica el peri?dico neozeland?s National Bussiness Review, que est? siguiendo los casos con detalle e investigando a Syed. Seg?n este rotativo, las cuentas en Suiza de WGA -la empresa de Al?- estar?an presuntamente congeladas desde el pasado mes de mayo. Eso habr?a provocado que no pudiese desembolsar el dinero que tiene que pagar en Santander. Esto se suma, adem?s, a las informaciones publicadas hace semanas en torno a un posible bloqueo de sus cuentas tambi?n en Bahrein.

La firma neozelandesa McNabb es la que est? denunci?ndo al empresario a la Oficina de Graves Fraudes de Nueva Zelanda para que, a trav?s de la colaboraci?n legal mutua, se le pueda procesar en Suiza. Esa estrategia habr?a dado sus frutos en forma de bloqueo de sus capitales. McNabb es una de las numerosas empresas que han acusado a Syed de un presunto delito de estafa por pr?stamos que nunca llegaron a su destino pese a haber recibido unas suculentas comisiones previas (seg?n indican los medios del pa?s).

Su 'ataque' se suma al iniciado por los abogados de Keith Johnson, uno de los constructores australianos que tambi?n ha denunciado al propietario del Racing. Las acciones de Johnson son las que, en su d?a, habr?an provocado el bloqueo de las cuentas de Al? en Bahrein. En este sentido, varias p?ginas de Internet han publicado correos electr?nicos de los abogados de Johnson que confirmar?an la congelaci?n de las cuentas.

Sin su mano derecha

Pero los problemas de Al? no llegan solo de Nueva Zelanda o Australia. Los ?ltimos rumores apuntan que Omar Khan, la mano derecha de su empresa y una presencia constante cada vez que Al? viajaba a Santander, podr?a haber abandonado WGA como director financiero. Los 'acosadores' de Syed est?n recibiendo informaci?n an?nima de otros presuntos exempleados de la empresa que aseguran que tienen que firmar un contrato de confidencialidad, incluso despu?s de marcharse de la empresa y que Al? somete a un control total a los que trabajan para ?l.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:54 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario