Lunes, 18 de julio de 2011

Carreteras secundarias

Al equipo le falta velocidad, pero el autob?s no para. Por segundo d?a consecutivo, la plantilla tuvo que desplazarse para cambiar de pa?s y de hotel. Nada m?s terminar el partido en Alemania, la expedici?n parti? rumbo a Westendorf, en Austria. En total, 155 kil?metros que tardaron en recorrer m?s de dos horas y media. De esta forma, el ritmo lo van a encontrar los futbolistas aunque s?lo sea a base de viajar en autocar. Anoche, ya durmieron en el que ser? su cuartel general durante toda la semana.

Sin tiempo pr?cticamente para recuperarse, el equipo parti? de la localidad alemana de Burghausen a las 16.45 horas. Un peque?o refrigerio compuesto por un s?ndwich y varias piezas de fruta fue lo ?nico que ayud? a los futbolistas a amenizar el viaje. Les tocaba cambiar la bella localidad alemana de 16.500 habitantes por un peque?o pueblo en pleno Tirol austr?aco.

Ordenadores port?tiles, m?sica, libros, revistas. Cualquier entretenimiento era bueno para ellos, sabedores de que en esta concentraci?n los viajes son largos. Por varias razones. En primer lugar, porque los desplazamientos, ante la falta de autov?as, se hacen por carreteras secundarias. La mayor?a, con buen asfalto, pero en otras da la sensaci?n de que el conductor o el GPS del bus se han vuelto locos.

Adem?s, la plantilla tambi?n se encontr? con algo a lo que en Espa?a estamos muy acostumbrados: las colas. La autopista que deb?an coger estaba tan colapsada como la fluidez con la que hab?an dirigido el bal?n durante el partido. Adem?s, nada m?s entrar en la Rep?blica austr?aca, se toparon de frente con un sistema de radares mucho m?s afinado y completo que la punter?a del equipo.

Cambio de temperatura

A las 19.15 horas, llegaron a lo que a partir de ahora y hasta el pr?ximo s?bado va a ser su cuartel general, el Vital Landhotel Schermer, de Westendorf. Para hacer la bienvenida m?s familiar, la lluvia y el fr?o se unieron a la fiesta. De los 30 grados que dejaron en Alemania a los 15 con los que pusieron pie en Austria. ?Parece que estamos en Cantabria?, animaban los utilleros.

A partir de ahora, la expedici?n descansar? de los largos trayectos y podr? centrarse en el trabajo diario. De hecho, nada m?s terminar la cena, H?ctor C?per les traslad? su deseo de hacer hoy dos entrenamientos. El primero, a las diez de la ma?ana, y el segundo, a las seis de la tarde. Hay mucho que hacer. ?Y la manera de ir?, debi? preguntar alguno. ?En bicicleta. Me han dicho en recepci?n que tienen veinte a nuestra disposici?n?, respondi? el delegado, Delf?n Calzada.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 19:05 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario