Mi?rcoles, 23 de marzo de 2011

Paliza en el para?so

Ismaeeeeeel! ?Mis isquios! ?Yo tengo los aductores en las orejas...!". As?, entre risas y un magn?fico ambiente, todo hay que decirlo, pero mentando reiteradamente al preparador f?sico y a la mayor?a de su parentela, recorrieron los futbolistas del Racing los ?ltimos cuatro o cinco kil?metros de una ruta preciosa en pleno coraz?n de los Picos de Europa. Fuente D?-?liva-Espinama, casi 12 kil?metros de una belleza escandalosa pero de una dureza muy superior a la esperada por los futbolistas, sobre todo porque el descenso desde ?liva hasta Espinama, m?s de siete kil?metros muy pindios, dejaron tocados a los protagonistas de la marcha: toda la plantilla, salvo Giovani, Rosenberg, Lacen, Arana y Serrano, los t?cnicos, auxiliares, Enrique Palacio, del gabinete de prensa, y el enviado especial de AS. La idea del preparador f?sico de Marcelino era haber podido realizar unas series de carrera en las praderas de ?liva, pero al estar ?stas cubiertas de nieve, opt? por el 'plan B' del que ya habl? ayer en estas p?ginas: marcha de monta?a de alta intensidad.

Mejor definici?n, imposible. Fue una larga caminata, discurri? a 2000 mil metros de altitud y, desde luego, fue intensa. Y extensa.

Pese al cansancio y las bromas finales sobre el estado de los muslos, lo cierto es que se vio una plantilla viva, unida y que se divirti? de lo lindo. Bromas, guerra de bolas de nieve, bajadas en trineo improvisado... Sudaron como en La Albericia, pero se rieron m?s.
Impresionante.

La mayor?a de los expedicionarios no conoc?a la zona y quedaron extasiados con la majestuosidad del entorno. Del mirador del cable a la Horcadina de Covarrodes con la nieve justa para disfrutar de ella pero pudiendo caminar, desde all? hacia ?liva, dejando el techo de Cantabria, Pe?a Vieja, a la espalda por prader?as de alta monta?a y el tortuoso descenso junto al nacimiento del r?o Nevandi y los invernales de Ig?edri hasta Espinama. Dos horas y media de caminata. Muchos de los futbolistas del Racing se manifestaron dispuestos a volver para ense?ar el para?so a sus familias.

Marcelino se mostraba feliz: "No hemos metido ca?a, ha sido un d?a perfecto en el que lo l?dico ha prevalecido sobre la preparaci?n". El dise?ador de la ruta, Ismael Fern?ndez, reconoc?a la dureza: "La bajada se ha hecho larga, pero la actitud ha sido fant?stica y se han cumplido los objetivos".

Al final, inmersi?n en las heladas aguas del r?o Nevandi y cocido lebaniego en Lon.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 17:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario