Mi?rcoles, 23 de marzo de 2011

Un entrenamiento por las nubes

Lo que ten?a previsto que fuera un entrenamiento en altura acab? convirti?ndose en una encerrona para los jugadores del Racing. La jornada de convivencia que les prepar? ayer el preparador f?sico por los Picos de Europa se hizo m?s dura de lo inicialmente prevista. En principio ten?an que ser 45 minutos de marcha, quince de estiramientos y otros 45 de vuelta. Sin embargo, la gran cantidad de nieve que se encontraron por el camino y, tras ser asesorado por un esquiador local, el preparador verdiblanco decidi? no regresar al mirador del Cable (en el alto de la estaci?n de Fuente D?) y caminar hacia Espinama donde les recogi? el autob?s. En total, 13 kil?metros de caminata que los primeros realizaron en dos horas y media.

La expedici?n verdiblanca parti? pronto por la ma?ana de Santander rumbo a la estaci?n de Fuente D?. Una vez all? se dividi? en tres grupos para salvar los casi 800 metros de desnivel en el telef?rico. Algunos jugadores lo pasaron mal debido al v?rtigo, como Pedro Munitis. Aunque no fue el ?nico que no quiso asomarse al mirador. En lo alto de la cumbre el d?a era magn?fico. Ni una sola nube. Algunos aprovecharon para fotografiase. ?Espectacular, espectacular...?, no paraba de repetir Ariel. ?Esto es maravilloso?, a?ad?a Kennedy.

Pero despu?s, lleg? lo duro. Aunque los futbolistas s?lo ten?an zapatillas deportivas, emprendieron la caminata entre la nieve. El plan inicial tuvo que variarse. A medida que iban avanzando, la vuelta parec?a m?s dif?cil. Al principio todo eran risas y bromas. Incluso dispusieron de un rato para lanzarse desliz?ndose por las laderas, utilizando los anoraks como trineo. Despu?s, tambi?n hicieron una batalla de bolas de nieve. Sin embargo, a?n no sab?an que lo peor estaba por llegar. Ante la dificultad que supon?a regresar por el mismo camino, consultaron con un esquiador que les recomend? llegar hasta ?liva y, desde all?, descender por una pista forestal hasta la localidad de Espinama. Con lo que no contaron fue con el amplio desnivel que ten?a el ?ltimo trayecto.

Los primeros en llegar fueron To?o, Pinillos, Christian y el preparador f?sico. Los tres futbolistas intentaron subirse en el coche de EL DIARIO MONTA??S, pero el Ismael Fern?ndez se lo impidi?. M?s suerte tuvieron Torrej?n, Cisma y Adri?n, que con el permiso de Marcelino, se subieron a bordo y condujeron hasta Espinama donde el encargado de la preparaci?n f?sica les recrimin? su falta de ??tica?.

Uno a uno fuero llegando todos, incluso alg?n todoterreno tuvo que acudir en ayuda de los m?s rezagados. ?Ismael dimisi?n, Ismael dimisi?n...?, le gritaron al estilo ultra al gu?a de la ruta. Al final todos juntos, y con el camino concluido, recordaron las an?cdotas de un aut?ntico d?a de naturaleza. Eso s?, de lo que no se libraron fue de pasar por la habitual sesi?n de hielo a la que son sometidos tras los entrenamientos. Como no hab?a en Espinama nieve, Ismael orden? a sus pupilos que metieran las piernas en el r?o Nevandi, que bajaba ?m?s fr?o que el hielo? -coment? el preparador-, aunque para dar ejemplo se meti? ?l el primero.

Al final todos valoraron de forma positiva la ruta. ?Ha sido demasiado larga, pero ha estado bien?, admiti? Colsa. ?Ten?a trampa, sobre todo en el ?ltimo tramo?, asegur? Adri?n. Sin embargo, en lo que todos coincidieron fue en lo divertido que result?. Aunque, como dijo Coltorti ?ma?ana (por hoy) habr? que ver las agujetas que tenemos?.

De premio, un cocido

Al t?rmino de la ruta, y despu?s de avisar al autob?s para que viniera a recoger a los jugadores (no pudieron llamar antes al conductor porque en la ruta no hab?a cobertura telef?nica), Marcelino era consciente del cabreo de sus jugadores. ?Es cierto que al final se ha hecho demasiado larga y con una pendiente final demasiado acusada?, admiti?. ?Si lo hubi?ramos sabido, hubi?ramos regresado por el mismo camino?, se lament?. M?s positivo fue Ismael Fern?ndez. ?Tras ver la buena disposici?n de los chicos al llegar a ?liva, decidimos bajar hasta aqu? porque por este camino no hab?a nieve. Hemos disfrutado del paisaje, adem?s de haber alternado caminar con carrera continua. Incluso hemos tenido hielo al final de la ruta?, brome? el preparador. Mientras tanto, los jugadores se recuperaban del esfuerzo y se cambiaban la ropa mojada para acudir al mejor momento del d?a: la comida.

La plantilla y el cuerpo t?cnico acudieron a la localidad de Lon, donde les estaban esperando los alcaldes de Potes y Cillorigo de Li?bana, Javier G?mez y Jes?s Cuevas. All?, el equipo c?ntabro fue obsequiado con un almuerzo que tuvo como eje principal el plato t?pico lebaniego, el famoso cocido. Sopa, garbanzos y comapango que sirvieron a los futbolistas para recuperarse del esfuerzo. Para algunos fue un aut?ntico manjar. Normalmente, est?n sometidos a dietas r?gidas y no pueden disfrutar de este tipo de viandas. Adem?s, ten?an v?a libre para comer cuanto quisieran.

Algunos se reservaron para el postre ya que los dulces, por un d?a, estaban permitidos. Seguro que muchos no olvidan tampoco el d?a que les toc? vivir ayer. Sobre todo, los que, como Marcelino, acabaron con ampollas en los pies.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 17:43 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario