Jueves, 10 de marzo de 2011

Al? siembra dudas en el racinguismo

Syed le dijo a Revilla que invertir?a cien millones en Cantabria, pero Portugal fue al banco a cobrar un pagar? de cien mil euros para el que no hab?a fondos. El racinguismo asiste a un juego de contrastes. 'M?ster Al?' llega en jet privado y repite discursos sobre la construcci?n de un equipo cargado de talento y sin inquietud a la hora de mirar su cuenta corriente. Cala en la grada con sus saltos en el palco y con las esperanzas de convertir a un club modesto en una 'joya' reconocible en medio planeta. Tambi?n en el Gobierno de Cantabria, con una larga lista de promesas e inversiones y unas elecciones a la vuelta de la esquina. Pero el sue?o dorado mira de reojo las acusaciones contra su empresa que se han publicado en Gran Breta?a, India y Australia y, sobre todo, las demoras para cumplir sus compromisos con la plantilla y con el ya ext?cnico del equipo. En teor?a, minucias para qui?n quiere colocar al club como el tercer grande de la Liga. El regalo ca?do del cielo en avi?n privado llega envuelto en mucho papel. ?Pero, ?paga o no paga??, se pregunta el racinguismo. El socio, el taxista, el camarero...

El Gobierno dice que, hasta ahora, paga. Lo hizo con el dinero que deb?a entregar al contado al Ejecutivo y al anterior propietario. En total, un mill?n y medio 'a toca teja', un aval ejecutable de otros tres y otro 1.800.000 para Hacienda (adem?s de un calendario de pagos para sufragar la deuda). En total, m?s de seis millones ya garantizados. ?ngel Agudo ofreci? una rueda de prensa en compa??a del magnate en la que lanz? un mensaje sin fisuras: ?El se?or Al? cumple sus compromisos?. ?Hemos acertado con este hombre?, asegur? Revilla el d?a que se present? en Santander. Tambi?n Francisco Pern?a, presidente del Racing, conf?a en la credibilidad de su nuevo jefe. ?Tengo la tranquilidad de que todos los compromisos que ha ido adquiriendo con el Racing los ha cumplido. Lleg? el 30 de enero y estamos a 10 de marzo. Han pasado poco m?s de 30 d?as y cualquier empresario necesita un tiempo de adaptaci?n, de conocimiento del lugar al que llega...?, dijo ayer a este peri?dico.

Es la versi?n oficial para calmar esa sombra de duda presente en cada corrillo formado por dos o tres racinguistas. Una sombra que tambi?n cae implacable sobre la propia imagen de una entidad con casi cien a?os de historia. ??Paga o no paga??, repiten los seguidores mientras le ven de visita por Comillas en compa??a del presidente del Gobierno o le escuchan hablar de los contratos publicitarios que piensa firmar en India. ?Ustedes tienen la verdad delante?, les dijo a los periodistas que le preguntaban por los rumores sobre su empresa.

Cr?dito y confianza

Le preocupa lo que se diga de ?l y, desde que lleg?, ha intentado ganarse a los aficionados, el mejor sustento para su ?xito. Les dio al t?cnico que quer?an e intent? traer a 'su Zigic'. Tambi?n a la plantilla, a la que ha calmado en sus reivindicaciones con dos encuentros cara a cara. En Internet ha encontrado una legi?n de seguidores que le defiende por lo que consideran ataques contra su nuevo ?dolo desde la prensa nacional.

Mientras, se mueve por Santander en un Mercedes blanco y duerme en una planta del Hotel Real, lo que realza su imagen de hombre rico. Restaurantes, tiendas y otros peque?os negocios confiesan que paga al contado y que esta misma semana har? frente a las cuentas que tiene abiertas con los que le llevan y le traen en su 'majestuoso' ir y venir por la ciudad rodeado de su s?quito.

?l repite que recibi? un correo electr?nico en el que le ped?an dinero para evitar que se difundieran ?rumores maliciosos?. ?Yo soy extranjero, pero al mismo tiempo deber?an darme una oportunidad para probar. Necesitamos tiempo y estoy seguro de que, en un futuro, las personas a las que no les gustaba en un principio les acabar? gustando. Estoy seguro?, coment? ayer en una entrevista a Gol Televisi?n.

En ese tiempo que reclama deber? cumplir su larga lista de promesas. Los arreglos en El Sardinero, el proyecto Comillas, los fichajes, la filial de su empresa, los proyectos solidarios en la ciudad... Todo se mezcla en los poco m?s de treinta d?as en los que Al? transita por Cantabria. Treinta d?as de lujo, sue?os dorados y dudas razonables.

El pagar? de Portugal

El dato que ha dejado m?s 'tocada' su solvencia es el impago del primer pagar? comprometido por el despido de Miguel ?ngel Portugal. Es la primera vez que el Racing no cumple un plazo desde que su nuevo propietario aterriz? en el club. El burgal?s deb?a cobrar el 25 de febrero, pero en la cuenta no hab?a dinero para recibir algo m?s de 100.000 euros. Le dijeron que su dinero estar? disponible para ma?ana, viernes, pero no ser?a extra?o que se demorase unos d?as m?s.

En el Racing desvinculan a Al? de este tipo de problemas de tesorer?a. ?Los equipos de f?tbol tienen unos ingresos recurrentes (televisi?n, taquillas...). El pagar? estaba dado para una fecha y, lamentablemente, no se pudo cumplir como estaba previsto, pero lo haremos en los pr?ximos d?as. A Al? le dejo fuera de esto porque no tiene nada que ver. ?l est? dando forma jur?dica a su participaci?n en el Racing y, cuando lo haga, enviar? el dinero que sea necesario para el funcionamiento del club. Pero esto es un asunto del d?a a d?a del Racing?, explica Pern?a.

De Londres a Malasia

El halo misterioso de Syed ha rodeado su figura desde mucho antes de su llegada a Santander. 'La ef?mera huella de Syed en Ewood Park', titulaba El Diario Monta??s uno de sus art?culos el pasado 19 de enero. En su plan de compra del Blackburn Rovers se hablaba de un proyecto de quince a?os para hacer del modesto club todo un grande, de una campa?a de promoci?n en Oriente Pr?ximo y de varias acciones solidarias en la ciudad. Exactamente los mismos planes que ha expresado en las ?ltimas semanas.

Ese mismo reportaje recog?a las investigaciones que llev? a cabo la BBC y el reguero de peque?as deudas que le detectaron los peri?dicos brit?nicos (el famoso alquiler impagado, la suspensi?n de su empresa en Bahrein durante el periodo de negociaci?n, una multa de tr?fico...). El Blackburn rechaz? su oferta, aunque Syed ha asegurado que le pidieron que hiciera ?concesiones?.

Tambi?n El Diario public? a finales de enero un amplio reportaje que analizaba el velo de oscuridad sobre la fortuna de Syed. 'Un misterio oriental' figuraba como t?tulo de un texto en el que se hac?a menci?n a los famosos pr?stamos en Australia que ahora han sido recogidos por los medios de aquel pa?s con presuntas denuncias de fraude. Se hablaba de otros negocios en Irlanda y de las informaciones contradictorias sobre su pasado en los medios de su regi?n natal, en India.

Incluso, se public? una foto de la residencia familiar, m?s modesta de lo que cab?a esperar para el heredero de una enorme fortuna. Al? habl? en Cantabria de esa foto y justific? que la imagen no recog?a el edificio en su totalidad. M?s a?n, lleg? a decir en una reuni?n que estaba dispuesto a invitar a su casa de Bahr?in a los que dudaban de su solvencia.

Dicen que todos alabaron el traje nuevo del emperador en el cuento de Hans Christian Andersen. Era precioso y nadie se atrevi? a decir lo contrario. Hace falta ver si Al? va vestido o, como aquel emperador, en realidad, iba desnudo. ??Paga o no paga??, se pregunta el racinguismo mientras tanto.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario