Lunes, 28 de febrero de 2011

El fat?dico minuto 91

El reloj en El Sardinero se guarda una sorpresa en el 91. Arana logr? en ese instante el gol imposible ante el Sevilla. Frente al Villarreal, la gloria del ?ltimo suspiro, en el mismo escenario y exactamante en el mismo minuto, le correspondi? a Nilmar. La suerte es un factor determinante. Pero esa fortuna tiene dos caras. Al Racing ?favorecido en las dos ?ltimas jornadas?, ayer, le toc? la mala. Fue mejor, perdon? ocasiones, complet? un gran encuentro y acab? empatando. Por el medio, dos jugadas pol?micas en el ?rea rival y el recuerdo de la en?sima ocasi?n fallada en un mano a mano con el portero. El chico es listo, pero suspende. Eso le pasa a Rosenberg, aunque no fue el ?nico que desperdici? cartuchos frente a la porter?a.

En la noche de los ?scar, el Racing se llev? casi todos. Ariel fue el mejor actor protagonista y Giovani, el secundario. Marcelino repiti? como mejor director y, si lo hubiera, a Adri?n le podr?an haber dado uno como revelaci?n en su nuevo puesto. S?lo fall? el del gui?n, porque el final de la pel?cula no le gust? a nadie en El Sardinero. Hasta a Al?, que volvi? a celebrar los goles con un estilo que ya se impone hasta en los palcos de Champions, le dio el baj?n en el descuento. Para ?l, por ahora, es el premio a la mejor producci?n.

El partido no pudo empezar mejor. Kennedy se decidi? a correr, combin? con Rosenberg y ?ste encontr? el inesperado desmarque de Pinillos. Su pase lo remat? un Ariel venido arriba, crecido y capaz. S?lo dos minutos y Marcelino ya se frotaba las manos. Buen movimiento del argentino y, sobre todo, premio honor?fico de la Academia para el riojano. El m?s veterano de toda la Liga (sin incluir a los porteros) marc? el gol de la victoria hace siete d?as y contra los castellonenses se atrevi? hasta con la asistencia.

El Villarreal dominaba el centro del campo, pero las ?reas eran del Racing. S?lo Rossi llevaba peligro a una defensa segura con Henrique y Torrej?n sin el disfraz que llevaron puesto media Liga. Lacen interpret? el papel y Adri?n por fin ofreci? una buena escena. Hasta Kennedy se dej? ver ante la c?mara m?s que en sus ?ltimos trabajos. Un pase suyo en profundidad le permiti? a Ariel inventarse un regate perfecto en tierra hostil. Entre dos, potencia, buen gesto... Diego L?pez le rob? la gloria.

Munitis, en el ?rea

A los 23 minutos, Munitis cay? dentro del ?rea, pero Iglesias Villanueva no vio el toque de Marchena sobre el tal?n del delantero. La grada reclam? penalti y Munitis, a?n m?s, lo que le valio la tarjeta amarilla.

Esa pudo ser la sentencia, lo mismo que la larga lista de ocasiones que desperdici? el Racing al inicio de la segunda parte. Y es que el arranque local en la segunda parte fue m?s que prometedor.

Ariel volvi? a estrellarse con el portero del Villarreal en un remate de cabeza cuando el p?blico a?n no ocupaba su butaca. El argentino, crecido con el gol, quiso picar s?lo unos minutos despu?s un buen pase de Rosenberg, pero fall? en su intento. La estad?stica se?alaba por entonces trece tiros a puerta del Racing por siete de su rival. Adem?s, los del Villarreal inclu?an poco m?s de un cameo para To?o.

El primer baj?n

En plena fiesta en la grada, un par de acciones dejaron ver que al Racing la pel?cula se le estaba haciendo demasiado larga. Marcelino decidi? cambiar de actores y buscar aire fresco. Entr? Giovani por un Ariel que se march? pisando la alfombra roja y ovacionado por un p?blico que ayer s? vio motivos para su llegada a Santander.

Sin embargo, la primera consecuencia fue el empate del Villarreal. Marco Ruben caz? en el ?rea un bal?n desde la izquierda y remat? de cabeza con escasa oposici?n. To?o no lleg? esta vez. El Sardinero se qued? en silencio y vio peligrar la tercera victoria de la saga de ?xitos de Marcelino. La l?gica invitaba a pensar que el equipo grande que remonta acaba ganando, pero las pel?culas previsibles nunca le gustaron a nadie.

Giovani, protagonista en Getafe, sabe aprovechar las pocas frases que por ahora le da Marcelino. Tambi?n supo aprovechar el pase en profundidad de Munitis. El mariachi vol? para alcanzar el bal?n y resolvi? con la contundencia que tantas veces le ha faltado al Racing este a?o al ver a un portero rival. Dos a uno y otra vez banda sonora festiva en una grada que ya hac?a cuentas optimistas.

Fue precisamente Giovani qui?n volvi? a correr en la siguiente jugada de peligro. Combinaci?n con Munitis, pase de gol a Rosenberg, suspense... Pero el sueco volvi? a estrellarse en el portero en la m?s clara del partido. Hay psicosis cada vez que encara a un guardameta.

La segunda toma falsa del colegiado lleg? a continuaci?n. Henrique cay? dentro del ?rea por un posible empuj?n y la grada reclam? penalti. Pero el ?rbitro neg? el pitido y orden? que siguiera el juego. Hubo m?s oportunidades para sentenciar, para no sufrir con uno de esos finales que dejan el coraz?n en un pu?o. Arana, que salt? por Kennedy, dej? atr?s por velocidad a todas las camisetas amarillas. Su pase para ?Gio? lleg? un pel?n tarde, pero el mexicano tuvo tiempo de tocar suavemente el bal?n en busca de una especie de vaselina. Se fue por muy poco. Era ya el 86.

El desenlace

El partido agonizaba y a los aficionados del Racing cada segundo les parec?a 127 horas. El cartel?n del cuarto se?al? cuatro eternos minutos y el ?rbitro, una lista de c?rners que parec?a interminable. Corr?a el minuto 91, ese que ya tiene hueco en todas las producciones que se ruedan en El Sardinero.

Saque de esquina desde el lado izquierdo del ataque del Villarreal, peinada de cabeza en el primer palo y llegada de Nilmar y Christian casi pegados en el segundo poste. El toque del brasile?o dej? helado al racinguismo al son de una balada triste de trompeta. ?The End?.

Gran partido sin recompensa y sabor amargo, aunque el juego del Racing invit? ayer al optimismo en esta semana clave con d?a del espectador entre semana. Al final, nadie pudo decir eso de: ?And the winner is...?.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario