Mi?rcoles, 16 de febrero de 2011

Al? promete que el Racing 'nunca m?s tendr? problemas econ?micos'

Al? Syed no deja de sorprender. Si a todos asombr? hace un par de jornadas cuando baj? al c?sped de El Sardinero para fotografiarse con los jugadores antes del encuentro ante el Valencia, s? sus celebraciones de los goles ante el Sevilla han dado la vuelta a Espa?a... ayer lo que se le ocurri? fue visitar el primer entrenamiento semanal del equipo en La Albericia. Pero para verlo mejor, se sent? en el banquillo para estar m?s cerca de los jugadores. Eso s?, ni salt?, ni levant? los brazos, ni tampoco se volvi? loco con los goles que fueron marcando los pupilos de Marcelino, que contemplaban at?nitos la presencia del m?ximo accionista. ?Quer?a ver un entrenamiento de mi equipo antes de marcharme. Tambi?n darles las gracias a los jugadores y al cuerpo t?cnico por el ?ltimo partido ante el Sevilla. Fue maravilloso?, explic? sonriente.

Pero en el fondo, su visita se debi? a que quer?a trasladar un mensaje de tranquilidad a los futbolistas despu?s de los retrasos en el pago de las n?minas de febrero. Por eso, se reuni? con ellos, en el gimnasio, al final de la sesi?n. ?Les he dicho que olviden el pasado, que miren el presente y el futuro. Puedo asegurar que el Racing nunca m?s tendr? problemas econ?micos? y a?adi?: ?Todos tienen que estar felices y poner una sonrisa en la boca. Los empleados tampoco tendr?n problemas?. Respecto al plazo de los pagos, no dio demasiados detalles. ?Empezamos ahora. Estamos trabajando en ello?. Luego se despidi? de todos, se llev? unos equipajes de recuerdo y con un saludo al estilo militar dijo adi?s a Francisco Pern?a.

Visita sorpresa

Nadie se esperaba la visita. Estaba a punto de comenzar el primer entrenamiento semanal en La Albericia. Y como en la canci?n de Kiko Veneno, -'en un Mercedes blanco lleg?, de lunares el pa?uelo...'- la comitiva se abri? paso. Un sonriente 'M?ster Al?' se dirigi? hacia los m?dulos provisionales donde est?n ubicadas las oficinas del cuerpo t?cnico. All? charl? brevemente con Marcelino:

-Me gustar?a hablar contigo y con los jugadores -le dijo-.

-Es que ahora tenemos que entrenar y tardaremos unas dos horas -le respondi? el entrenador-.

-No pasa nada. Espero. Lo primero es el trabajo del equipo -sentenci? el nuevo propietario-.

De esta forma, la plantilla se march? hacia el campo de entrenamiento. Al?, Francisco Pern?a y el resto de la comitiva esperaron reunidos en la sala de prensa. El tiempo les sirvi? para que el m?ximo accionista pudiera visitar los m?dulos donde est?n ubicados los vestuarios, la lavander?a y los despachos.

Cincuenta minutos despu?s, solicit? visitar las nuevas instalaciones que a?n no est?n terminadas. Recorri? el trayecto andando. Una vez all?, s?lo permaneci? cinco minutos en el interior. Tiempo suficiente para hacerse una idea de c?mo ser?n. ?Me han gustado. Creo que es un trabajo fant?stico del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria?, dijo.

En el banquillo

Como todav?a faltaba mucho para que terminara la sesi?n, se dirigi? hacia el campo donde se estaba ejercitando el equipo. Sin querer molestar, recorri?, por el exterior de las bandas, el rect?ngulo donde se entrenaban los racinguistas hasta sentarse en el banquillo. Delante de ?l, Marcelino daba instrucciones ajeno a su presencia. Los jugadores miraban de reojo y se hac?an se?as. A las 12.20 horas, el asturiano dio por concluida la sesi?n. Fue en el momento en el que Al? se levant? y charl? durante unos minutos con ?l. ?Ha sido simplemente una conversaci?n normal con ?l sobre el equipo. Nada importante?, explic? el due?o del club a los periodistas.

Despu?s, todos se dirigieron a los vestuarios. Al? quer?a reunirse con todos, as? que eligi? el gimnasio (el lugar m?s amplio para hacerlo). Los futbolistas estaban m?s nerviosos de lo habitual. Algunos, antes de acceder, iban tomando un peque?o refrigerio hasta que se dieron cuenta de que un peque?o bocadillo de jam?n serrano, quiz?s, no era lo m?s apropiado para recibir al magnate indio. Lo apuraron antes de entrar, entre las risas de sus compa?eros. Tras el encuentro todos salieron encantados. ?Tuvimos el gusto de conocerle antes de que comenzara el partido del Sevilla. Nos dio todo su apoyo y su ?nimo. Nos dijo que vi?semos en ?l una persona de total confianza. Que iba a responder a nuestras peticiones?, relat? Christian Fern?ndez en el programa 'Juego Limpio' de Punto Radio en Cantabria. ?Est? claro que est? contento y satisfecho con c?mo van las cosas. El s?bado dimos una buena imagen. Jugamos bien, hasta el momento de mi expulsi?n, que complic? todo?, subray? el c?ntabro.

Al? dio por finalizada la visita despu?s de la reuni?n y se dirigi? al aeropuerto de Parayas para coger su jet privado. Su intenci?n es regresar el domingo para ver en directo el encuentro ante el Getafe en el Coliseo Alfonso P?rez y disfrutar del juego de su equipo.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario