Martes, 15 de febrero de 2011

La Polic?a se re?ne con Al? para exigirle que legalice a sus escoltas

Comillas puede convertirse en el primer destino de parte de los 100 millones de euros que Al? Syed se ha comprometido a invertir en Cantabria a ?corto plazo?, al margen del dinero que destine en el Racing. El presidente del Gobierno regional, Miguel ?ngel Revilla, asegur? ayer que el magnate indio se ha interesado mucho por el proyecto que desarrolla la Fundaci?n Comillas de ense?anza, investigaci?n y difusi?n del espa?ol y del hispanismo. Por eso, el propio Revilla se ha postulado como su gu?a particular y ense?arle Comillas ?de abajo a arriba? cuando el nuevo propietario del Racing regrese a Cantabria la semana que viene.


El presidente c?ntabro considera ?extraordinaria? la posibilidad de que, gracias a Al?, el mercado de la India se abra para el Campus Comillas.

Revilla tambi?n destac? que el Gobierno regional ya est? trabajando para presentarle al empresario indio proyectos que puedan ser de su inter?s para invertir en la comunidad aut?noma, en la que, seg?n anunci?, va a instalar tambi?n una sucursal de una de sus empresas. ?Ya estamos en ello?, afirm? el jefe del Ejecutivo.
?Miel sobre hojuelas?

Para el consejero de Cultura y Deporte, Javier L?pez Marcano, los cien millones de Al? hablan de su ?deseo de integraci?n plena en el tejido productivo, social y deportivo de la regi?n?.

El consejero valor? como ?muy positiva? la propuesta del empresario, pues ?cualquier inversor que viene a Cantabria es bien recibido, y si utiliza como bandera el deporte, pues miel sobre hojuelas?. Su apuesta ?dice mucho de ?l, de sus afanes y sus ganas?.

A su juicio, el anuncio de Al? ?deja abierta una puerta? para buscar ?nuevos mercados y contactos que pueden ser emergentes y que hoy nos parecen muy alejados?.
El nuevo propietario del Racing, el indio Al? Syed, ya no tiene un cheque en blanco para rodearse de una seguridad que se ha saltado todo tipo de normas desde el primer d?a que aterriz? con su avi?n privado en Parayas. La impunidad con la que hasta ahora actuaban sus escoltas se difumin? tras los sucesos que tuvieron lugar en las puertas del estadio antes y despu?s del partido contra el Sevilla del pasado s?bado. El enfrentamiento con agentes de la Polic?a Nacional, que se sald? con su jefe de seguridad, el italiano Claudio Loiodice, detenido por un presunto delito de resistencia a la autoridad y lesiones a un agente, desemboc? en un ?rdago de Al?, que amenaz? con deshacer toda la operaci?n de compra del club, y finalmente en buenas palabras y promesas de adaptarse a la legislaci?n espa?ola a partir de ahora.

Al? ten?a pensado volar el domingo por la tarde a Zurich, donde tiene una residencia, pero ayer por la ma?ana su avi?n privado segu?a en Parayas. El magnate indio ten?a dos razones para retrasar su viaje: una reuni?n con los mandos policiales y la obligada asistencia de Loiodice a los juzgados para responder por lo ocurrido el s?bado por la noche.

El nuevo propietario del Racing cambi? ayer por la ma?ana los despachos de Pe?a Herbosa, donde el domingo anunci? 100 millones de euros en Cantabria delante del presidente regional, Miguel ?ngel Revilla, por las oficinas del estadio. Hasta all? se trasladaron mandos de la Polic?a Nacional de Cantabria para exigirle que legalice a su cuerpo de seguridad y mostrarle los pasos que debe seguir para hacerlo, extremos que Al? se mostr? dispuesto a cumplir, seg?n explicaron desde el club.

La Ley sobre Protecci?n de la Seguridad Privada de 1992 es la que marca todos los l?mites y pasos que deben cumplir en Espa?a las personas que trabajen como escoltas. El c?rculo de confianza de Al? no cumpl?a ninguna, seg?n fuentes expertas en seguridad.

Sin pistolas

Las normas son las mismas para cualquier persona, espa?ola o extranjera, que quiera contar con un servicio de escoltas. En primer lugar, debe notificarlo a Delegaci?n del Gobierno y concretar las razones y las tareas que desempe?ar?n -desactivaci?n de explosivos, protecci?n de personas...-. Una vez se tenga el visto bueno, esta persona deber? contratar a los profesionales en una empresa de seguridad espa?ola que cuente con la homologaci?n del Ministerio de Interior, seg?n informaron desde las agencias de seguridad consultadas. Estos especialistas, con nacionalidad espa?ola o de la Uni?n Europea, tendr?n que tener el t?tulo del pa?s de vigilante jurado y la especializaci?n en escolta, adem?s del visado de la Polic?a Nacional.

Al? se trajo a su propio cuerpo de seguridad desde el extranjero sin solicitar ning?n permiso para que ejercieran esa labor. Ninguno de ellos portaba armas de fuego, cuando en Espa?a todos los que ejercen esta profesi?n llevan una pistola 9 mil?metros para poder proteger al VIP. ?Puede traerse al personal de confianza que quiera, pero s?lo podr?n protegerlo como si fueran sus amigos, no con la libertad de un profesional?, aseguraron a este peri?dico fuentes expertas en seguridad.

Pero ha sido su ostentosa forma de actuar desde que pisaron por primera vez Cantabria lo que m?s ha indignado a los ciudadanos y tambi?n a las empresas de seguridad privada. Seg?n ha podido saber este peri?dico, ?stas ?ltimas han formulado alguna queja a la Polic?a por los estrictos requisitos que se las piden para trabajar y la manga ancha con la que lo hacen los escoltas de Al?.

Saltarse sem?foros en rojo, no respetar los l?mites de velocidad y aparcar en medio de la carretera o sobre la acera son s?lo algunas de las estridencias con las que ha actuado la comitiva de Mercedes blancos del propietario del Racing. Motivos por los que tambi?n han recibido un toque de atenci?n desde el Ayuntamiento de Santander.
En una entrevista concedida ayer a la agencia EFE, el empresario indio asegur?, sin embargo que ?nunca ha habido? problemas con la Polic?a Nacional. ?He agradecido personalmente a los responsables de la Polic?a el trabajo fant?stico que hacen para ofrecer seguridad a los aficionados antes, durante y despu?s de los partidos. Respaldo totalmente su trabajo?, dijo.

Estos hechos tambi?n tuvieron tuvieron r?plica en el presidente c?ntabro, quien record? que ?Espa?a es un estado de derecho en el que la Polic?a tiene su papel?, y se mostr? seguro de que el incidente ya est? ?zanjado? y el comportamiento de la seguridad del empresario indio ser? acorde con las normas y usos del pa?s.
Revilla espera que en tras la reuni?n de ayer haya quedado ?aclarado todo?, y subray? que es importante que se advierta a las personas que acompa?an al nuevo due?o del Racing de Santander de la legislaci?n espa?ola.

El lunes, juicio

El desenlace de esta historia comenz? a escribirse con la llegada del s?quito de Syed a El Sardinero el pasado s?bado por la noche, pocos minutos antes de comenzar el partido contra el Sevilla. La Polic?a Nacional identific? a los siete miembros del equipo de seguridad del indio. Tres de ellos son espa?oles y pertenecen a una agencia de seguridad privada. Los otros cuatro, de nacionalidad extranjera, fueron retenidos por ?intrusismo? ya que no forman parte de ninguna empresa del sector y ejerc?an como tal.

Todo pareci? quedarse en eso hasta que, al final del partido, los agentes y los escoltas volvieron a encontrarse. En ese momento, se produjo un forcejeo que termin? con Claudio Loiodice esposado y conducido a Comisar?a por presuntas lesiones a un agente y resistencia a la autoridad. Toda la escena se desarroll? delante de un gran n?mero de aficionados del Racing.

El escolta asisti? ayer al mediod?a a la comparecencia previa del juicio r?pido por estos hechos. Loiodice rechaz? los cargos del Ministerio Fiscal, por lo que el pr?ximo lunes se celebrar? un juicio r?pido en el Juzgado de lo Penal n?mero 2 de Santander. Existen precedentes de casos con cargos similares en los que el acusado fue condenado a un a?o de c?rcel y una multa.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 17:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario