S?bado, 29 de enero de 2011

La larga espera en el piano bar del Savoy

En el piano bar del hotel Savoy, un m?sico tocaba el cumplea?os feliz. S?lo a dos metros, Francisco Pern?a, ?ngel Agudo y Jacobo Montalvo esperaban a que llegara un hombre que result? misterioso hasta el ?ltimo instante. El avi?n privado del magnate indio se retras? como consecuencia de la niebla que rode? al aeropuerto de Z?rich. Ocho y cuarto, ocho y media, nueve... casi a las nueve y media, Pern?a sali? al hall del lujoso hotel de cinco estrellas para comunicar que 'M?ster Al?' estaba a punto de llegar y que, de entrada, prefer?a la intimidad para cerrar el acuerdo. Mientras, los abogados de Deloitee, de G?mez Acebo y los expertos de Credit Suisse arreglaban el papeleo, una planta m?s arriba. Jacobo Montalvo mataba la espera fumando un cigarrillo ante una calle ya desierta y envuelta en un silencio, s?lo interrumpido por el ruido de los tranv?as. La espera resultaba agotadora despu?s de una jornada de nervios e incertidumbres que hab?a comenzado a las siete y media de la ma?ana en el aeropuerto de Parayas.

El majestuoso hotel Savoy est? situado enfrente de la oficina principal de Credit Suisse, justo al lado de la tienda de Herm?s. En la Parade Platz se mueve el dinero que maneja medio mundo. El escenario elegido para la firma del acuerdo entre el Gobierno de Cantabria y Ashan Al? Syed no es casual. Bahnhof Strasse, la larga calle que atraviesa la plaza salpicada por los tranv?as, es un cat?logo del lujo. Tras una semana en la que las dudas sobre la fortuna y las intenciones de Syed se extendieron como una epidemia, las partes han querido sellar su acuerdo y mostrar una foto avalada por la credibilidad. Los salones del banco suizo son otro gran escaparate.

All? se reunieron todos. De un lado, ?ngel Agudo y Pedro P?rez Eslava, que cogieron un vuelo desde Santander a las siete y media de la ma?ana. De all?, a Barcelona para enlazar con Z?rich a las 9.45. En total, 1.808 kil?metros a bordo de un aparato de la Swiss Airlines para reflexionar en torno a una jornada hist?rica en la vida de un club con casi cien a?os de vida. En el trayecto, la maravillosa vista de los Alpes nevados eclips? un tema de conversaci?n eterno durante los ?ltimos d?as. Fue uno de los pocos momentos del d?a en que Al?, Zigic, el Racing o su futuro no estuvieron presentes en la conversaci?n. Y es que la venta del club ha centrado la agenda de muchas personas en las pasadas semanas. Todos ten?an ganas de llegar al final de un proceso que ha resultado agotador. Se notaba en las caras y en los di?logos durante la comida en el restaurante Zeughauskeller. La cita en la ciudad suiza, catalogada como la de mayor calidad del mundo, supuso una cierta sensaci?n de alivio. De luz al final de un camino lleno de trampas.

Esas agendas tuvieron tambi?n que cuadrarse para verse en Z?rich. El vuelo de Agudo lleg? a Suiza demasiado pronto, pero es que la convocatoria inicial era a las cinco de la tarde. Al? Syed la cambi? y ya no hubo plazo para renovar los billetes. Sin embargo, s? fueron necesarios otros cambios. Ya en Z?rich, y en compa??a de Rub?n Ferrer, uno de los abogados del bufete G?mez-Acebo y Pombo que ha participado activamente en la operaci?n, fue necesario un cambio de hotel. El que hab?an previsto estaba demasiado lejos y la hora de la reuni?n era intempestiva para un pa?s que sale de trabajar cuando en Espa?a se acaba la siesta. Las gestiones a trav?s del correo electr?nico permitieron el cambio, aunque no evitaron los paseos por las calles del distrito financiero con un mapa y una maleta.

Justo cuando los representantes del Ejecutivo acced?an a su cuartel general, Francisco Pern?a lleg? a Z?rich. Vino acompa?ado por Jacobo Montalvo y puso el pie en suelo suizo en torno a las cinco. Su itinerario fue distinto al del resto. Por la ma?ana viaj? a Madrid para resolver algunos flecos con los t?cnicos de Deloitee, otra de las empresas que ha estado presente en el proceso (y son muchas), lo que le oblig? a llegar algo m?s tarde a la cita. Pern?a y Agudo se telefonearon para fijar las condiciones concretas del encuentro.

Mientras, Al? volaba en ese avi?n que tambi?n fue protagonista de alguna an?cdota en esta negociaci?n retransmitida por los medios y llena de expectaci?n por parte de un p?blico incr?dulo. El magnate indio pregunt? en m?s de una ocasi?n si en el aeropuerto de Santander hab?a un hangar para guardarlo. Ese aparato estar? hoy mismo en la capital c?ntabra.

Todos hablaban en las horas previas de un encuentro r?pido y respond?an a las llamadas de los periodistas. Todos insist?an adem?s en la necesidad de acabar con el desgaste mental que ha supuesto esta negociaci?n. A Agudo le toc? una entrevista con Punto Radio desde el hall de entrada de un restaurante t?pico. Con un plato de salchichas con ensalada de patata en la mesa, el consejero explicaba lo que iba a ocurrir horas despu?s en el acto de la firma para la venta del Racing a 'M?ster Al?' y aseguraba que esta era la ?nica opci?n para que el club no desapareciese. Escucharle dejaba a uno helado, tan helado como la temperatura de Z?rich ayer, donde el term?metro alcanzaba los cero grados y el cielo amenazaba nieve.

A Pern?a, por su parte, le preguntaban por las declaraciones de Zigic en su pa?s. A la prensa serbia le dijo que ?l quiere triunfar en el Birmingham. Justo lo que dijo a la valenciana un par de d?as antes de regresar a Santander.

Y as?, entre fr?o, tranv?as, bufandas y grandes edificios mezclados con las peque?as casas suizas de las postales, se fue acercando la hora del encuentro definitivo. Para un espa?ol no es un lugar adecuado para hacer tiempo. En la carta de cervezas de los c?lidos establecimientos hosteleros de esta calle, es dif?cil encontrar algo que baje de ocho euros. Eso cobran justo enfrente de las escaleras de la central de Credit Suisse. Un escenario de lujo en el que Al? Syed ha querido escenificar sus garant?as. Incluso aquellas que no le pusieron en el papel.

'M?ster Al?' lleg? y no le vio nadie hasta que las firmas estuvieron sobre el papel. Ni siquiera fue en el Savoy. La comitiva de negociadores sali? sigilosamente por la puerta de atr?s para cerrar el acuerdo en unas oficinas que Credit Suisse reserva para las reuniones que se prolongan mas de la cuenta. Pese al final feliz, la espera no gust? demasiado a nadie.

Junio de 1992: El Racing se convierte en el primer club de Espa?a que se transforma en Sociedad An?nima Deportiva. El Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander se hacen con el control de la entidad, aunque posteriormente se ven obligados a vender sus acciones.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 0:44 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario