Lunes, 29 de noviembre de 2010

De c?mo no ser feliz al completo

Markus Rosenberg se fue a casa ayer sonriendo entre l?grimas. Sufri? un trastorno bipolar. Fue feliz por momentos y se puso triste por etapas. Marc? el gol que dio tres puntos. Suficiente para salir en hombros cuando su falta de efectividad est? puesta en 'solfa' pero... En el minuto sesenta demostr? esa clase que tiene y de la que algunos dudan por la falta de punter?a (cabe repetir e insistir, trat?ndose de un delantero). Acomod? el pie en posici?n forzada y puso el bal?n en la escuadra. Rosenberg sonri?. Levant? los brazos y mir? al cielo. La savia de la que vive el '9', el gol, lleg? al fin y pudo celebrar uno.

Pero la ?locura hace lo mismo una y otra vez y espera un resultado diferente?, dijo Albert Einstein. El delantero sueco sufre esa 'locura transitoria' cuando se enfrenta a su peor pesadilla: El portero rival sin nadie de por medio. Fueron varias veces ayer. En los primeros minutos, se qued? solo y le anularon la ocasi?n. Esa la meti?, pero no subi? al marcador. Despu?s del gol tuvo la de todos los domingos. Centro medido y de volea, a nueve metros de Aranzub?a, la peg? al 'mu?eco'. Corri?, se desmarc?, la pidi? y... el destino le puso un penalti en bandeja. ?Oportunidad o 'papeleta'? Rosenberg (sin Ariel en el campo) supo que ten?a que afrontarse cara a cara a sus demonios. Once metros entre el delantero y el portero. Al larguero. El gesto de la foto de la derecha lo dice todo. El sueco va a necesitar largas sesiones de div?n para ahuyentar a los fantasmas. Lleva cuatro goles con el de ayer: Uno de casualidad en el Santiago Bernab?u, dos ante el Osasuna de remate y el de ayer, provisto de ingenio y calidad. Ninguno de esos que son sencillos. Cuentan que un mano a mano lo suele fallar el delantero, no lo para el portero.

En ocasiones, nadie le gana

Y es que hoy juegan dos, Cristiano y Messi, que son, junto a Villa, los ?nicos que chutan m?s a gol que Rosenberg. O, lo que es lo mismo, de los terr?colas, nadie le gana en ocasiones. Seguramente si se cataloga el grado de dificultad, el sueco ganar?a por goleada. Qu? ir?nico. Ah? es nada. Nueve ocasiones de uno contra uno en lo que va de liga son muchas. Y otra en Copa. Cero goles. ?Con un poco de efectividad ser?a el 'pichichi'?

El sueco se march? ayer cabizbajo pese a que El Sardinero le despidi? en el cambio con una sonora ovaci?n. Sus compa?eros le arroparon, tanto en el gol como cuando fall? el penalti. Los delanteros son una especie aparte. Necesitan cari?o. Lo miman pero Rosenberg, hasta la fecha, no ha sido feliz completamente en Santander.

Sali? del campo y le estaban esperando. Como s?lo habla ingl?s esquiva la zona mixta y los micr?fonos. Vive a 1.800 metros del estadio. Se meti? en su todo terreno y a cenar y a la cama. Tiene por costumbre echarse a dormir a las 21.00 horas, como sueco que es. Lo de los delanteros es cuesti?n de rachas. Ayer pudo empezar una.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:16 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario