Domingo, 14 de noviembre de 2010

Un empate y poca historia

Fue uno de esos partidos en los que, al acabar, casi todos dicen aquello de 'resultado justo'. Racing y Espanyol empataron en todo. Hasta en las protestas de las dos jugadas que pudieron quebrar la justicia. Dos penaltis. Los visitantes se quejaron de la decisi?n del colegiado en el primero, pero Ariel se ocup? de dejarlo en nada con un lanzamiento que llenar? las tertulias de la semana. En el segundo, en el ?ltimo suspiro, los locales protestaron porque no hubo decisi?n. Aunque Bolado dijera en la radio que fue ?clar?simo?. Empate a cero y nada de historia para guardar en El Sardinero.

La tarde fue plomiza en el tiempo y en el c?sped. Y el oto?o se traslad? tambi?n a una grada que se tom? un respiro en sus protestas y c?nticos de las ?ltimas jornadas. Fue el envoltorio de un juego que, de entrada, favoreci? al Espanyol. Empez? con un remate de Osvaldo y con un par de jugadas de las que revelan que el Racing sufre. Eso es lo que ocurre cuando se ve a los centrales corriendo hacia atr?s, algo que siempre ha sido presagio de disgustos este a?o. Y eso pudo ocurrir cuando Callej?n -hermano del jugador del C?rdoba que visit? Santander esta semana- se plant? ante To?o. El portero justific? su tarde evitando el gol.

Los de Pochettino ofrecieron buenas sensaciones en la primera media hora. Sin estridencias, pero muy ordenados. Con muchos hombres arriba y muchos abajo. Algo que, lejos de ser un efecto ?ptico, es s?lo consecuencia de la organizaci?n. Dominaban el centro del campo y sus centrales ayudaban en la salida de bal?n. Sin embargo, algo le falta a este equipo lejos de su campo para haber marcado un ?nico gol cada vez que coge el autob?s. Y esa falta de instinto asesino qued? de manifiesto ayer.
Cisma, el penalti y Ariel

Por eso, el Racing empez? a sentirse tranquilo y a ponerle algo m?s de sudor al barro que hab?a en el c?sped. A base de algo de car?cter, empez? a empujar. Ya desde el principio, sobresal?a en estos intentos un nombre propio. Los laterales izquierdos son 'bichos raros' dif?ciles de encontrar para algo m?s all? que cubrir el puesto. El Racing ha fichado a uno de los que pueden marcar la diferencia. Cisma fue ayer el mejor.

El andaluz fue el protagonista de la jugada que pudo cambiar el rumbo soso de la tarde. Se intern? por su banda y lo derribaron cuando buscaba el acceso al ?rea. Los del Espanyol dijeron que no lleg? a pisarla, pero Ram?rez Dom?nguez no les dio la raz?n. Ariel se adue?? del bal?n y del protagonismo. Lo coloc?, esper? al pitido y lo lanz? tan raso como centrado. Morbo para el debate sobre su rendimiento y para los comentarios sobre la ansiedad del delantero.

Mientras en los asientos todos se preguntaban si era el argentino el m?s indicado para lanzar, el Racing pis? un poquito m?s el acelerador e igual? la ventaja que a los puntos le hab?a sacado su rival en los primeros asaltos. Rosenberg parec?a m?s despierto que en Copa y Munitis y Kennedy le pon?an intenci?n para encontrar de cerca la porter?a de Kameni.

En el descanso, la jugada del penalti y la figura de Ariel segu?an en boca de todos. Un 'rum rum' creciente cuando entre los que volvieron al c?sped no estaba el perfil del 'loco'. Bolado, que llevaba calentando desde el minuto veinte, fue el encargado de cubrir su puesto.

El duelo de delanteros por un puesto fue el que llen? p?ginas de peri?dicos cuando se habla de f?tbol sin que haya partidos. Portugal opt? por dar otra oportunidad al argentino, pero m?s corta. La opci?n del c?ntabro dio ayer otro paso m?s en cuanto a su consistencia.

S?lo el arranque

En los primeros diez minutos de la segunda parte, un par de jugadas despertaron del letargo a la grada, que hasta se anim? a entonar el cl?sico 'Racing, Racing'... Primero, una gran combinaci?n colectiva que termin? Cisma. Despu?s, un tiro lejano de un Colsa visiblemente dolido en su tobillo.

A partir de ah?, ni Mourinho hubiera apuntado nada en su famosa libreta. Tan solo, los garabatos que se pintan cuando pasa el tiempo. Edu Bedia entr? por Diop en el minuto en el que Portugal suele hacer sus cambios (en torno al sesenta), pero el canterano mostr? otra vez esa sensaci?n fr?a que debe cambiar con urgencia para convertirse en un futbolista de verdad.

El Espanyol se sent?a c?modo con su primer empate de la Liga (todo eran hasta ahora victorias o derrotas). S?lo Osvaldo, de cabeza, record? que un equipo juega al f?tbol para hacer gol. Fue una gran ocasi?n, pero ah? estaba To?o para hacer su trabajo con solvencia.
Rosenberg, que en la segunda parte, parec?a haberse marchado nuevamente a su pa?s, tuvo lo m?s claro para el Racing. Una gran jugada que termin? con ese mano a mano que el sueco tiene en todos los partidos. El resultado fue tambi?n el de casi todos los partidos.

Y hasta el final, casi nada. El p?blico -los poco m?s de 13.000- se fue dejando ir. El juego, tambi?n. Algunos espectadores abandonaron el campo varios minutos antes de que acabara un encuentro que marchaba empate a cero. Ni la emoci?n del marcador fue capaz de mantenerles en su asiento hasta ?ltima hora. Alguien dijo que ten?an m?s ganas de ver si Manolo Preciado le hac?a 'temblar a su 'amigo' Mourinho (el Madrid empez? a las siete).

El ?ltimo suspiro

Lo cierto es que en los ?ltimos minutos, el partido se mor?a de inanici?n. Nadie alimentaba las estad?sticas en forma de ocasiones o jugadas de inter?s. El campo estaba ya demasiado pesado y, sobre ?l, a los futbolistas se les notaba demasiado el cansancio.
Entonces, lleg? la segunda jugada que pudo romper la justicia. Un bal?n muerto que se posa en la cabeza de Bolado muy cerca de Kameni. Una bota rival va directa hacia la pelota y el chaval se desploma en el ?rea. El chico, sus compa?eros y los que quedaban en la grada pidieron penalti, pero esta vez Ram?rez Dom?nguez no dirigi? su mano hacia el mismo lugar desde el que el C?rdoba liquid? las ilusiones de la Copa. Fue en el mismo ?rea y tambi?n en el ?ltimo minuto. Pero en eso se qued? la coincidencia. Un domingo sin historia.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 20:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario