Domingo, 14 de noviembre de 2010

Kameni frena el ?mpetu c?ntabro

Carlos Kameni mantuvo firme al Espanyol en sus ambiciosas aspiraciones y fue el gran protagonista del empate que los de Pochettino sacaron en su visita al Sardinero. El meta camerun?s tuvo intervenciones de m?rito, entre ellas par? un penalti y desquici? a un Racing que puso m?s que su rival para llevarse los tres puntos.

El partido fue de esos en los que sabes que las ocasiones llegar?n con cuentagotas. Encuentros en los que se debe hilar fino a la hora de definir porque el miedo a perder influye demasiado como para irse descaradamente a por el partido. Ese temor lo tuvo el Racing en el primer tiempo y se cambi? de acera en el segundo.

Los de Portugal pasan de ser un equipo acomplejado y esc?ptico con su potencial a tener fe ciega en la victoria con demasiada facilidad. El Espanyol pierde todo ese caracter y ambici?n que le convierten en un equipo temible en casa.

En El Sardinero, los de Pochettino salieron dispuestos a romper su mala racha a domicilio. Se hicieron con el bal?n y marcaron el ritmo del partido. Fruto de esa manifiesta superioridad, el Espanyol avis? con un mano a mano de Callej?n que salv? To?o, otro que, por cierto, no estuvo nada mal.

Pero esas buenas sensaciones 'pericas' se fueron apagando con el paso de los minutos y el Racing aprovech? para crecer y estar en disposici?n de ganar el partido. A la media hora, dispuso de una ocasi?n inmejorable cuando Ram?rez Dom?nguez convirti? en penalti una falta clara de Javi L?pez sobre Cisma, sorprendente recurso ofensivo de los de Portugal.

Un penalti discutido, un error decisivo
Ah? pudo romperse el partido de no ser por Kameni. El camerun?s hizo su trabajo y agradeci? el mal lanzamiento de Ariel desbaratando la oportunidad con los pies. El Racing sab?a que no tendr?a otra igual. El partido no daba s?ntomas para pensar en ello.

Y si los de Pochettino salieron a morder en el inicio del partido, los c?ntabros lo hicieron tras el descanso. El Espanyol desapareci? de manera alarmante en ataque y los de Portugal se adue?aron del choque a base de fuerza, arreones espont?neos y balones al ?rea. En una de esas, Rosenberg evidenci?, otro partido m?s, sus problemas con la finalizaci?n. El sueco no supo resolver ante Kameni, que ratific? su decisiva actuaci?n.

Los tard?os cambios de Pochettino y los ejercicios de fe c?ntabra resumen los ?ltimos minutos de un partido que, al contrario de lo que pueda parecer, no deja satisfecho a nadie. Un punto no es suficiente, ni para las urgencias del Racing, ni para las aspiraciones del Espanyol.

Fuente: Marca


Publicado por Castro2 @ 20:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario