Jueves, 28 de octubre de 2010

El Racing se medio elimina

El Racing obtuvo lo que se mereci?. Jug? mal y perdi?. Ni el cambio de sistema (se volvi? a la normalidad), con cuatro en defensa y un media punta, ni la m?nima capacidad del rival le sirvieron para ganar un partido que no dio muestras de poder hacerlo en ning?n momento.

En la primera mitad no hizo nada destacable y el C?rdoba marc? el primer gol, con permiso de los centrales. En la segunda, cuando mejor lo estaba haciendo, la falta de punter?a le dio alas a los andaluces que anotaron el segundo, en otro fallo de marcaje letal. El resultado y los minutos, que iban pasando convirtieron al Racing, lejos de en un califato como lo que en su d?a fue la ciudad d?nde jugaba, en una aut?ntico reino de taifas con los jugadores jugando por su cuenta sin orden ni concierto.

Tard? en darse cuenta el aficionado en saber qui?n de los equipos era el de primera. Los primeros diez minutos, pr?cticamente, se jugaron en campo del Racing. Las dudas y las imprecisiones eran comunes por ambos bandos. La presencia de Edu Bedia en la media punta fue una clara declaraci?n de intenciones por parte del entrenador. Miguel ?ngel Portugal quer?a tener el bal?n pero hasta que Kennedy no le puso un cascabel, el Racing no lo vio.

Despu?s de que D?az de Cerio, en el minuto tres, y Oriol Riera, en el siete, le buscasen las cosquillas a la no muy adelantada defensa racinguista, tuvo que ser el sueco el primero en atreverse. Un lanzamiento desde fuera del ?rea suyo era detenido por el meta local. La consigna estaba clara: nada de complicarse. El Racing de ayer no ten?a nada que ver con el de los primeros partidos. Los centrales no tocaban en corto, los laterales no ten?an recorrido y los pivotes no ven?an a recibir. El f?tbol, es obvio, fue mucho m?s tosco y primitivo.

Con un C?rdoba, como se esperaba, herm?tico y 'alem?n' al puro estilo de Lucas Alcaraz, el Racing era incapaz de dar un pase en profundidad. Edu Bedia aparec?a pero el juego entre l?neas era lento y sin sorpresa. Las bandas, tanto Arana como Kennedy se encontraban a dos laterales enemigos que no perd?an la posici?n. Hasta el minuto 21 el partido no se anim?. C?rner a favor del Racing y acto seguido c?rner en contra.

Y as? se plant? el partido en el 25. Fuentes, el lateral izquierdo, que esta vez s? subi?, puso en bal?n en bandeja a Oriol Riera que le gan? la partida a los centrales como se le gana a un ni?o y llev? el 1-0 al marcador.

No hay una cosa que pique m?s que el orgullo. El Racing tras el gol se envalenton? pero con coraz?n y sin ideas. Los apenas 3.500 aficionados parec?an la 'torcida' y animaban sin cesar a su equipo al ver que el Racing estaba herido. La circulaci?n de bal?n nunca fue tan lenta. El Racing se empe?aba en entrar por dentro pero se encontraba por all? a una muchedumbre. Los de Portugal eran un equipo roto en dos y sin bandas. El centro del campo se lo saltaban como si no contase y en los carriles, por d?nde se ha jugado el f?tbol toda la vida, no corr?a nadie.

Hasta el minuto 36 no pas? nada. Kennedy volvi? a colgar un bal?n desde la derecha y Arana lo remat? con la misma frialdad con la que la noche cordobesa envolv?a al estadio. No era una cuesti?n de falta de agresividad sino de f?tbol. Simplemente. Los ?ltimos minutos del primer tiempo se convirtieron en un patio de colegio, pero aburrido. El C?rdoba defend?a y jugaba directo, mientras que el Racing esperaba a ver si se le ocurr?a algo. En una internada, de lo poco que permiti? Gerardo, el lateral derecho de los andaluces, de Cristian lleg? el ?nico remate digno, realmente, de aparecer en esta cr?nica. Ariel, de cabeza, marc? los tiempos y Alberto Garc?a detuvo sin excesivos peligros pero, al menos, fue entre los tres palos. No dio tiempo para mucho m?s. Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron un castigo severo para el que pasara por taquilla. Un gol porque el Racing quiso y se acab? lo que se daba.

La segunda mitad, un calco

Miguel ?ngel Portugal no cambi? nada en su pizarra tras el descanso. Los entrenadores, en ocasiones, matan al azar y asesinan a mano armada la imaginaci?n. El equipo no carburaba y hasta el que vend?a latas en la grada ve?a que el Racing necesitaba un cambio pero... Hasta el minuto sesenta no empieza a funcionar el banquillo. Curiosamente, Edu Bedia en una jugada trenzada remat? en el primer minuto uno a placer muy suave y muy inocente pero, al menos, entre los tres palos. Un minuto m?s tarde, de nuevo Kennedy, colgaba un bal?n por banda y Arana remata con la espinilla un bal?n que sale llorando y dando 'saltitos' cerca del palo izquierdo.

El Racing daba s?ntomas de mejor?a. Sin f?tbol, pero pisando campo enemigo que siempre suma y no resta. El C?rdoba era, simplemente, un equipo que estaba ah? y punto. Kennedy, el mejor con una diferencia abismal sobre el segundo, puso en el minuto 54 un bal?n medido a la cabeza de Cristian, previo permiso de los centrales cordobeses que estaban de feria, y el c?ntabro, solo, sin oposici?n remata muy desviado.

A partir de aqu?, a Alcaraz se le moj? el cuaderno de la disciplina t?ctica. El partido se convirti? en un correcalles. Camille, a bal?n parado, intent? sorprender a Coltorti. Acto seguido, Edu Bedia daba una patada al aire en una volea que pon?a el due?o del 'prao', Kennedy. De repente, sin saber porqu?, el Racing empez? a tocar desde atr?s como premisa. El equipo no ten?a ideas y s? nervios, dif?cil mezcla. Pese a que los de Portugal estaban nublados, las ocasiones llegaban. Cristian mando un tiro al 'mu?eco' que se cant? como gol en las gradas. Falt? punter?a pero algo estaba cambiando. Cristian llegaba con m?s frecuencia. Por la izquierda era el c?ntabro y por la derecha era Kennedy el potencial del Racing.

Alcaraz y Portugal cumplieron con lo establecido. En el minuto 68, como ten?an estudiado desde el martes, sacaron, uno a un centrocampista para amarrar y otro a Munitis y Rosenberg para intentar ganar. Arana y Edu Bedia se fueron sin que se dieran cuenta de que hab?an venido.

Y cuando la cosa mejoraba...

El destino es caprichoso y burl?n y cuando el Racing se consigui? hacer due?o del tiempo y del f?tbol lleg? el segundo de los cordobeses. D?az de Cerio 'pinto la cara' a la defensa a la salida de un corner y marc? de inapelable cabezazo. Perdonar cuando tienes una tarde poco inspirada es, poco m?s o menos, que 'autoestrellarte'. Sin punter?a y sin norte es dif?cil remontar lo irremontable.

Se o?an o?s en la grada, la gente disfrutaba, Alcaraz ten?a el partido d?nde quer?a y Portugal estaba pensando que decir en la rueda de presa. El Racing empez? a confundir la agresividad con entrar fuerte y a destiempo. Lacen y Colsa, o lo que es lo mismo la l?nea de creaci?n del equipo naufrag?. Sin br?jula, los ?ltimos diez minutos fueron un mal sue?o para los racinguistas. La batuta de Alcaraz segu?a la misma partitura: orden. Con ese argument? desafin? a la de Portugal que no sab?a seguir el ritmo.

Mientras tanto, las medidas de urgencia que puso en el campo el entrenador racinguista no sirvieron para nada. Munitis no la vio y Rosenberg no la oli?. Para colmo, Portugal retir? del campo (s?lo lo justificaba el cansancio) a Kennedy y el Racing se qued? sin cerebro y sin el ?nico suministro posible de f?tbol. Al final no hubo ocasiones. El Racing se volc? por completo en el campo del C?rdoba pero, incomprensiblemente, daba la sensaci?n de que los andaluces pod?an marcar en una contra. No fue as? porque los locales ten?an suficiente y porque tampoco hicieron muchos m?ritos por marcar m?s. Los m?ritos, sin duda, de la derrota los tuvieron los racinguistas que mansos e inocentes cayeron con todas las de la ley.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:48 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario