Domingo, 26 de septiembre de 2010

El Racing se espesa en casa

No fue culpa del term?metro, pero ayer, en El Sardinero, hizo fr?o. Fue m?s cuesti?n de sensaciones que de temperatura. A algunos les dej? fr?os la alineaci?n. A otros, un vistazo a una grada triste de presencia. Y, a todos, les dej? casi helados la derrota y la falta de ritmo de un Racing que, posiblemente, no mereci? perder, pero que tampoco hizo demasiados m?ritos para lo contrario.
Los de Portugal llevan la carcasa de un Ferrari como el de Alonso, pero su motor es el de un Hispania. Luce, pero va lento. Ayer, frente a un Getafe que M?chel defini? como justo vencedor y que la estad?stica dej? en una ?nica ocasi?n, el modelo se volvi? espeso, trabado. S?lo Rosenberg se atrevi? a utilizar la quinta marcha, pero se pas? de frenada con una autoexpulsi?n que no debe repetirse.
Y eso que la tarde apunt? alto durante quince minutos. Al Racing le dio el cuarto de hora de atrevimiento. Un centro de Kennedy, una llegada de Christian, un pase de Colsa hacia Rosenberg... Buena pinta. Pero V?ctor S?nchez se encontr? sin oposici?n al borde del ?rea en la primera llegada de los madrile?os. Dispar? y tuvo la fortuna de encontrar el pie de un Torrej?n con buenas intenciones pero malos resultados, en general. Gol y fr?o.
Y es que a las camisetas verdiblancas les dio el baj?n tras el tanto. A partir de ese minuto, Parejo y Boateng movieron el encuentro a su antojo. El Racing necesitaba confesarse. Su juego pecaba de falta de intensidad. No la hab?a para atacar al rival y daba la sensaci?n que tampoco para acercarse demasiado a sus futbolistas. El Getafe, con poco, se sent?a c?modo.
De hecho, hasta el equipo y la grada se pusieron nerviosos. Un pase atr?s de un Tziolis ?que ayer pareci? marcharse durante muchas fases del partido? se le escap? a To?o de entre las piernas. En un Sardinero casi fantasma se sent?a el ?rum rum?...
En esta fase del partido se observaron las deficiencias del Racing. Cuando le roban el bal?n, el rival necesita dos pases y una carrera para ver de cerca a To?o. Los centrales se ven desbordados y con poca compa??a. Y ellos no brillan por su rapidez. Adem?s, en la salida, el toque s?lo tiene sentido si hay a qui?n d?rsela. De lo contrario, s?lo queda ver como a Henrique le presionan mientras gesticula con los brazos. ?Culpa suya? No siempre. Hasta surgieron las tentaciones de cambiar los pases de dos metros por los de 42. El equipo era tan largo, que estaba hueco por el medio.

Las tres de Rosenberg

El ?ltimo tramo de la primera mitad fue ?como ocurri? en Sevilla? un atisbo de esperanza. Pero Codina le gan? el partido a Rosenberg. En tres minutos, el sueco dispar? tres veces. El guardameta le sac? dos y la otra se march? por poco. Los mejores minutos del ex del Werder Bremen terminaron con un gesto t?cnico soberbio para ceder a Ariel pero, tambi?n, con su propia desesperaci?n. Necesita el gol. Esa ansiedad le pas? factura minutos despu?s...
La segunda parte requer?a de m?s madera. Pero no la hubo. Kennedy no encontr? compa??a para cazar los pocos pases que pudo dar. Adri?n se qued? sin brillar ante su padre y Ariel apenas entr? en juego. Hasta Francis, que tan buenas impresiones dej? en d?as pasados, se espes? en la masa del equipo.

Cambios

En las libretas de los comentaristas apenas hubo notas. Las ?nicas, las de las tarjetas y los cambios. Una para cada sueco y dos con miga desde el banquillo local. Arana entr? primero por un Adri?n que a?n no se ha ganado un aprobado. Poco despu?s, le toc? el turno a Munitis. La primera vez durante esta temporada que el del Barrio Pesquero pisa el c?sped haciendo previa escala en el banquillo.
De ah? al final, poco que contar. Salvo el lunar de un Rosenberg con cara de ni?o bueno, pero malas pulgas. La falta de gol y algunas faltas atormentaron sus reacciones. Protest? demasiado, se meti? en los pocos l?os que depar? la tarde y acab? en la ducha con necesidad de reflexionar. Portugal deber?a ponerle de cara a la pared porque es demasiado importante como para ?librar? la semana que viene. En una jugada est?pida sali? a relucir la rabia y golpe? a un defensa sacando la pierna en un ?s?, pero no?.
El colegiado les regal? cinco minutos a los diez que quedaban para seguir intent?ndolo. Pero todos pod?an haber firmado el acta sin necesidad de jugarlos. Todos, menos Arana. Suya fue una de esas jugadas que terminan en nada, pero que merece la pena repasar. Cogi? el bal?n, levant? la cabeza y empez? a correr y a sortear ?conos?. Cinco quedaron atr?s y s?lo Marcano ?p?radojicamente fue el c?ntabro? pudo evitar un cambio de gui?n de ?ltima hora. El central lo fren? en seco. Falta necesaria y tarjeta justa. Ariel tir? la falta, pero nadie le esperaba ya.
Derrota. Tal vez demasiado castigo. Pero s?lo tal vez. A Portugal no le salieron bien sus rotaciones esta vez y Rosenberg le quit? las dudas para la pr?xima semana.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 21:34 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario