Viernes, 24 de septiembre de 2010

El Racing se adapta al oto?o

Sevilla 1 - Racing 1

El Racing jug? ayer un partido de calendario. Viaj? a Sevilla para comenzar su particular oto?o y, de entrada, sinti? la nostalgia de un reciente verano. Su arranque fue fr?o, nublado y gris. Pero, con el tiempo, se sinti? a gusto en la estaci?n y a su rival, el Sevilla, se le cayeron todas las hojas con el paso de los minutos. Empate justo.

Fue un encuentro de fases. Una previa protagonizada por los entrenadores. Las rotaciones y las cautelas de ambos t?cnicos dejaron en el banquillo y en casa a buena parte de los futbolistas que hacen entretenido este deporte. Ni Kennedy, ni Francis ni esa esperada dupla formada por un sueco y un argentino. Entr? Adri?n y se rescat? del olvido a un Pinillos que acab? siendo clave. El lateral, con sus 36 primaveras a cuestas...

Y tal vez por tanto cambio, el equipo salt? al c?sped desconcertado. En los primeros minutos se dedic? a correr detr?s de un Sevilla m?s intenso. La intenci?n de tocar de los c?ntabros encontraba demasiada oposici?n en el rival y poco acierto en las filas propias. Con los pivotes incrustados entre los centrales o escondidos entre las camisetas blancas, la salida del bal?n no encontraba huecos. Y arriba, no hab?a nadie.

Ya avis? Perotti con un disparo al palo. Poco despu?s, el aviso se convirti? en penalti. Al Racing le cuesta salir de su ?rea en las jugadas a bal?n parado y, con pelotas colgadas, le cogen la espalda demasiado f?cil. A To?o le faltaron dos o tres pasos para acompa?ar el avance de sus compa?eros y lo compens? con un directo al rostro de un Alfaro que cay? redondo. KO en el primer asalto. Negredo marc? con un disparo raso y centrado.

Los locales jugaban en quinta y al Racing no le entraba la tercera. Y es que una cosa es tocar y otra bien distinta es hacerlo r?pido. Y a los de Portugal les falt? velocidad durante casi toda la primera parte. La excepci?n dur? cinco minutos. Los ?ltimos.

El tramo final

En cuarenta minutos, el ?nico acercamiento del Racing fue un disparo de Arana. Y termin? en saque de banda. Pero los ?ltimos instantes del primer episodio cambiaron el rumbo. A los visitantes les salieron los brotes verdes.

Un Munitis desacertado le puso a la cabeza de Arana un regal? que el sevillano devolvi? con poco agradecimiento. Tal vez para compensar, el extremo envolvi? para Adri?n otro obsequio. Pero el hijo de Michel no tuvo ayer un debut, precisamente, so?ado. Es pronto para sacar conclusiones, pero no estuvo nada fino.

Valoraciones individuales al margen, ese atisbo final sirvi? de b?lsamo esperanzador para la segunda mitad. Por contra, al Sevilla, no le sirvi? el aviso. Su fogosidad inicial se qued? en alergia al cambio de estaci?n. Se volvi? perezozo, se ech? atr?s y se conform? con las contras que proporciona a todos sus rivales el modelo de juego racinguista.

As?, despu?s de un arranque tan gris como el partido por parte de los dos equipos, los de Portugal fueron adue??ndose de la posesi?n y del escaso peligro de la noche del jueves. Y, entre tanto, fue, precisamente, Adri?n el que colg? un bal?n al ?rea. No hab?a nadie hasta que irrumpi? como un cicl?n la figura del 'renacido'.

Pinillos caz? la bola -la 'enganch?', como dicen los futboleros- y la mand? con toda la fuerza que le sali? de la pierna al fondo de la porter?a. Los viejos locutores dir?an aquello de: 'inapelable'. Un premio para una reaparici?n sorprendente en el a?o que m?s peligra su puesto. Merecida recompensa.

Poco despu?s de los goles empezaron los cambios y los nervios. Los primeros los protagoniz? el Racing y los segundos, el Sevilla. Portugal pas? de arriesgar un c?ntimo y cambi? a un delantero por otro. Sent? a Rosenberg y sac? al 'loco' Ariel Nahuelpan. El sueco apenas entr? ayer en juego.

Los locales, angustiados por las urgencias y por las inquietudes de una grada demasiado decepcionada a estas alturas de Liga, trataron de recuperar el tiempo perdido. Presionaba m?s, achuchaba m?s, pero creaba el mismo y nulo peligro.

Mientras, los jugadores de Portugal se agarraban a los controles de un Ariel favorecido por el juego. El argentino las aguantaba y recib?a con gusto los 'ataques' de los centrales. Muchas faltas que paraban el juego del Sevilla, aumentaban su ansiedad y crispaban a?n m?s a un Pizju?n medio lleno.

El t?cnico de Nervi?n quiso arreglarlo a ?ltima hora con un Luis Fabiano que horas antes no estaba ni siquiera en la lista de convocados. No fue suficiente salvo por una falta en la que el brasile?o meti? el miedo en el cuerpo a los treinta racinguistas que hab?an viajado con el equipo.

Fue curioso, en el final, el dibujo con el que termin? Portugal sobre el terreno de juego. En el a?o de la b?squeda del pivote, acabaron jugando cuatro. Y a la vez. Lacen y Edu Bedia dispusieron de su oportunidad y acompa?aron a un Diop que tiene m?s gasolina que el resto y a un Tziolis que ayer no pareci? tan solvente como en la jornada anterior. Cuatro pivotes.

Fue precisamente el senegal?s qui?n tuvo la ?ltima oportunidad. Ariel le meti? un bal?n en largo y s?lo Palop se interpuso entre su bota y la red. Pero para largo, el recorrido de Cisma. El ex del Almer?a crece partido a partido. Ayer fue, de largo, el m?s completo del Racing. Y no s?lo porque no tuviera muchos apuros atr?s o porque subiera en bastantes ocasiones. Una carrera suya en el ?ltimo minuto fue toda una exhibici?n de fuerza f?sica y de intensidad. hasta se atrevi? a tirar una falta que acab? en la barrera, pero que no llevaba mal destino.

El final

Y as? fue muriendo el partido. Con un Sevilla con prisa y atenazado y con un Racing que fue de menos a m?s y se adapt? mejor al fr?o del primer d?a del oto?o. Los locales no demostraron el dato que les acreditaba antes de comenzar el encuentro. Si ganaban, se hubieran colocado l?deres en la tabla de Primera Divisi?n. Sin embargo, acabaron silbados y hasta enfrentados con la grada. De hecho, la televisi?n 'caz?' la conversaci?n entre Palop y los aficionados situados justo detr?s de su porter?a. No sonaba bien. Cuatro puntos en cuatro partidos tras la escalada de ese presunto calendario cruel. Barcelona, Valencia, Zaragoza y Sevilla ya est?n en la lista de partidos pasados. Y el oto?o no ha hecho nada m?s que empezar...

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 15:47 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario