Lunes, 30 de agosto de 2010

D?a de presentaci?n para los nuevos

Portugal no desaprovech? la ocasi?n para poner a prueba a todos sus refuerzos. Tres de ellos -el extremo Kennedy y los laterales Francis y Cisma- saltaron al campo con el once titular; el resto vio luz verde en cuanto fue evidente que no hab?a nada que hacer. Francis y Kennedy, trabajadores y muy regulares, y Ariel, el m?s vistoso de todos, causaron buena impresi?n.?

Francis fue quiz?s el m?s destacado de todos ellos por su labor a lo largo de todo el partido. Adem?s de la entrega obligada para todo fichaje del Racing, en defensa se las ingeni? para frenar a Villa -en la primera parte-, apoyado por Kennedy, y no dud? en incorporarse al ataque con buenos resultados, pues fue ?l quien provoc? el penalti cometido por Maxwell.

Kennedy tambi?n dio buena impresi?n. Parece un trabajador de la banda, sin una velocidad que le permita escaparse por ella, pero siempre dispuesto a subir y bajar las veces que sea necesario. En un partido tan dif?cil como el de ayer, supo entenderse con su compa?ero de banda, Francis, para alternarse y relevarse en la contenci?n.

Cisma se solt? a ?ltima hora, hasta entonces subi? de mala gana y en contadas ocasiones. Cumpli? su trabajo como mejor pudo y supo, aunque desprendi?ndose del bal?n a la menor oportunidad. En la segunda mitad mostr? su perfil m?s ofensivo.

Ariel fue la chispa del partido con tres acciones en media hora de juego que invitan a so?ar con un delantero que meta goles. Un tiro a puerta, atinado, en cuanto tuvo la m?s m?nima oportunidad; una internada en la que super? a tres contrarios antes de dar un buen pase a Adri?n, y otra, hasta la l?nea de fondo, que acab? con otro centro, fueron raci?n suficiente para ilusionar a la grada. Adem?s, tiene corpach?n suficiente como para abrirse paso entre la defensa contraria.

Adri?n no quiso cometer errores en su debut con el Racing, y se preocup? m?s de no perder balones que de ejercer de extremo, lo que se tradujo en que jug? m?s hacia atr?s que hacia adelante. Desaprovech? la ocasi?n que le brind? Ariel con un tirito demasiado t?mido.

Tampoco Tziolis se gan? los aplausos. Para alguien llamado a organizar el juego, resulta sorprendente que la pelota le quemase tanto en los pies. Como si tuviese la br?jula averiada, corri? m?s hacia la porter?a de To?o que hacia la de Vald?s. A ver qu? tal vuelve de su convocatoria con Grecia.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 11:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario