Mi?rcoles, 09 de junio de 2010

Portugal s? cree en Tchit?

Ya es vox populi que el Racing está como loco por vender a Memé Tchité. Ya nadie esconde su deseo dentro del club, como sí sucedía en veranos anteriores para no devaluar a la mercancía. Agradecen los tres años que lleva en el equipo pero consideran que es hora de traer a un verdadero goleador que evite más sufrimientos. Sin embargo, Miguel Ángel Portugal sí que confía en el burundés y sería feliz si éste se quedase en Santander. No lo dice con la boca pequeña para no desmotivar al delantero en caso de que no encuentre destino. Lo dice convencido. El técnico ha acabado la temporada muy contento con él y ve en el ariete unas características que no tiene la plantilla en estos momentos y que no las tendrá aunque llegue jugadores pretendidos para ese puesto como Lekic o Pepe Sand.

Así, Portugal ha dejado claro tanto a Pernía como al coordinador deportivo, Juanjo González, que apoyará una venta si es lo mejor para el club pero también les aseguró en la última reunión de trabajo que mantuvieron en Madrid la semana pasada que, si no se logra una salida, tampoco le preocupa. Primero por una cuestión matemática: ha quedado encantado con la actitud de Tchité y con el rendimiento goleador con el que ha finalizado el curso, ya que a pesar de las críticas ha sido el pichichi del Racing: 11 goles en Liga y otros tres en la Copa. La otra razón es estratégica. Portugal ve a Tchité la opción perfecta para jugar fuera (fútbol más directo) o para utilizarlo como revulsivo. Acepta que no puede seguir siendo indiscutible pero sí le gusta como alternativa. Por este motivo, Portugal no será el que meta prisas para venderle. Es más, espera y desea que el Racing recaude por otros jugadores como Coltorti, que pueda haber ofertas si Lacen completa un gran Mundial o que incluso el Madrid ceda a Canales a otro equipo este verano y pague seis millones más (ésa es la condición) para saciar la urgencia de ingresos y que así se planteen la continuidad de Tchité.
Un respiro.

La decisión de Portugal es un alivio para los dirigentes ya que, aunque la obsesión es vender, no tienen la presión que sí hubo con Muñiz antaño, al estar amenazados de poder ver en la grada un día sí y otro también a un futbolista de 6,5 millones de euros.

A todo esto, el propio Tchité ya ha palpado que sólo el vestuario le apoya. Por eso, al término del último partido de Liga ante el Sporting, en el que marcó los dos goles, fue tajante: "Me quedan dos años de contrato pero veremos... No puedo decir si seguiré o no". Varios equipos ingleses y franceses se han pasado esta temporada por El Sardinero para verle en directo pero, de momento, nadie ha hecho una oferta.

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario