Domingo, 30 de mayo de 2010

'Antes los futbolistas no se cuidaban ni la mitad que ahora'

Dos meses es mucho tiempo hasta para irse de vacaciones, no se engañen. Los futbolistas que no juegan mundiales ni eurocopas cuando llega el verano lo celebran con champán. No obstante, para un profesional tan perjudicial es el sobre entrenamiento cómo el excesivo descanso.

El Racing no quiere encontrarse ninguna sorpresa cuando la plantilla vuelva al trabajo el próximo 12 de julio y todos los jugadores se han llevado dos manuales para estos días de vacaciones: Uno, de consejos, y otro, de obligaciones.

Pau Alberti, Preparador físico del conjunto santanderino, ha sido el encargado de preparar el trabajo. «El Mundial siempre marca el devenir de los equipos. Tienes dos lecturas, la primera parar del todo y luego organizar un trabajo de mínimos y otra, que la están haciendo varios equipos, seguir haciendo alguna actividad para que el periodo no sea tan largo», manifiesta Alberti, que ha estructurado este maratoniano verano en dos mitades, «debe haber un mes de descanso total y otro mes con un trabajo ligero con la intención de volver el 12 de julio con la potencia y fuerza necesaria para afrontar la pretemporada».

Hoy en día, nadie se puede imaginar que un profesional pare por completo dos meses pero, ¿cómo se entrena y qué hace un futbolista ese mes antes de volver? La fórmula, según Albertí está clara: «Carrera, acondicionamiento, gimnasio con peso pero de manera ligera que ayude a la prevención de cualquier lesión cuando se vuelva y procurar cuidar la alimentación».

La alimentación, fundamental

Siempre que se habla de vacaciones se habla de aumento de peso. Será porque el común de los mortales se permite algún lujo en ese periodo que antes no puede. «Nosotros siempre les decimos a los chicos que no vengan con un kilogramo o un kilogramo y medio más de su peso ideal. Si aumentas más vas a estar en la pretemporada en inferioridad de condiciones con el resto. Le va a costar más ponerse en forma y cuesta mucho eliminarlo», dice el preparador físico del conjunto verdiblanco, que seguro que tendrá que lidiar durante los meses de julio y agosto con algún caso de sobrepeso.

En contra de lo que pueda parecer, el futbolista, hoy en día, es obediente y su mentalidad ha cambiado. Así lo cree Albertí, que indica que «no tiene nada que ver. Antes el jugador de fútbol no era consciente del esfuerzo físico que hay que hacer al cabo de una temporada. No se cuidaba ni la mitad que ahora. Ahora cada uno sabe que una etapa muy importante es el descanso, que la alimentación tiene que ser la correcta y los ejercicios complementarios son básicos para potenciar muchas cosas. Antes sólo se trabajaba el balón pero ahora está totalmente probado que se debe trabajar otro tipo de facetas y cada uno las suyas. Se tiene y así de bebe de ser, a la especialización, al trabajo personalizado».

Mitos y leyendas

Descansar para no pasarse de entrenamiento, para que no se haga larga la temporada... estos son algunos de los 'latiguillos' que se escuchan continuamente cuando se habla sin saber. Cuando los resultados al final de la campaña son malos, normalmente se dice que 'están fundidos, no corren'.

Alberti pone un ejemplo para explicar esto. «Pasarse de entreno es muy difícil. Fíjense en Nadal, la cantidad de horas que entrena. Yo conozco a los médicos que lo llevan y a su entrenador personalmente y me cuenta que la clave está en la riqueza de entrenamiento complementario. El problema es cuando sólo entrenas de una manera siempre, al final el agotamiento es físico y mental y está, científicamente, probado que para mejorar en una cosa hay que potenciar otras».

El trabajo programado para estas vacaciones es muy débil pero, aún así, hay una serie de pautas que conviene seguir. «Evitar superficies duras, asfalto y cosas así. Hay que buscar algo entre duro y blando sin muchos cambios. Los ejercicios paulatinos e cuanto a intensidad para poder llegar el día 12 de julio con un nivel aceptable de fuerza y resistencia», manifiesta el técnico racinguista.

Pau Alberti será una de las voces autorizadas para elegir el lugar de concentración para la pretemporada. Alemania es el que suena con más fuerza. «Yo ya estuve con el Mallorca en Alemania y Suiza, también en Holanda. Los tres son lugares que tienen de todo y que, además, le sale rentable al club».

Para Alberti, el poder trabajar con medios naturales, como es el caso de estos países europeos, es un 'plus'. «Le viene bien al deportista. Trabajar en interiores se hace muy rutinario y poder combinarlo y poder tener una buena climatología siempre suma».

El 12 de julio comenzará el periodo del año que menos gusta a los jugadores. «Se trabaja con más carga física pero, hoy en día, el trabajo con el balón siempre está presente. Las técnicas han cambiado».

De lo que Alberti no tiene que preocuparse es de configurar la plantilla para la próxima campaña. Ya veremos con cuántos y con quiénes se encuentra el 12 de julio cuando vuelva a tomar las riendas de la preparación física del conjunto santanderino.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 1:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario