S?bado, 29 de mayo de 2010

La crisis agudiza el ingenio

La crisis es un primo no muy lejano del hambre, de ahí que sufran los mismos síntomas quienes la padecen. Cuando las cosas escasean es tiempo de darle al 'coco'. Los equipos de Primera División se están viendo obligados a agudizar el ingenio, a adelantarse a los rivales, a naufragar en mercados nuevos e insólitos y ver en las cesiones y en la cantera productos de 'primera necesidad'. Los jugadores que terminan contrato y, por tanto, se encuentran libres son los 'artículos de lujo'. El Racing, como equipo modesto que es, este año está haciendo lo que debió hacer en las últimas temporadas: fichar gratis. Dos son los jugadores que ha llegado, Francis y Cisma, dos laterales discretos que aterrizan libres de carga en Santander.

Cierto es que en esta coyuntura el que puede salir ganando es el futbolista que puede ver incrementar su ficha. A partir de aquí, la política es clara: dosificar esfuerzos económicos. Sólo se pagará dinero por el jugador franquicia que marque la diferencia, léase José Sand, y el resto, 'jornaleros' del fútbol.

Las cesiones son el 'maná' que llega de los grandes. No obstante, es un arma de doble filo, lo formas, juega y luego se van. Eso sí, en ocasiones el pago de la ficha se hace a medias entre el club de propiedad y al que llega. El Racing la ha utilizado con resultados de todo tipo. Xisco salió 'rana', lo mismo que Crespo, Morris, aunque en el caso de Henrique, Miguel Ángel Portugal trabaja para repescarle. A día de hoy, el mercado español apenas se ha movido, ni los modestos ni los grandes clubes que por la falta de dinero ponen la maquinaria a funcionar.

Poco dinero, pocos fichajes

Los teóricos rivales del Racing el año que viene para salvar la categoría están siguiendo la misma pauta. El Sporting de Gijón, por ejemplo, utiliza la misma política del Racing esta temporada. Ha fichado a Ayoze (Tenerife) a Nacho Novo (Glasgow Rangers), ambos libres, y por Sangoy (Apollón de Limasol), procedente de la liga chipriota ha pagado un millón de euros, su mayor desembolso. Ha cerrado en propiedad a Botía, jugador que el Barcelona le cedió el año pasado y y que cuajó buena impresión. El Barça se reserva una opción de compra pero la operación es gratis.

En el caso del Málaga la situación es un tanto especial. Un jeque ha desembarcado en la ciudad andaluza dispuesto a comprar el club y la semana que viene se cerrará la operación. Nuevos aires para los malagueños que ahora se debaten entre dos formas de hacer las cosas.

La primera, si sigue todo como está la política de austeridad es tal que Juan Ramón López Muñiz, encargado de hacer la plantilla estuvo la semana pasada viendo el Alcorcón-Granada (fase de ascenso a segunda) buscando jóvenes talentos. Si por lo contrario el jeque decide desembolsar 'petrodólares' otro gallo cantará.

En el caso del Zaragoza, la desastrosa gestión de las últimas temporadas ha obligado a reducir de un 80% a un 60% el capítulo de nóminas con respecto al presupuesto. En Zaragoza todavía pagan a jugadores de la plantilla del descenso (Ayala, Aimar...). Todavía no han renovado a Gay (entrenador) y suenan los nombres de Gorosito y de Gregorio Manzano.

El Osasuna de Camacho ha repescado a Soriano (Almería) un veterano que llega libre a Pamplona. Los 'rojillos' no han hecho ni un movimiento más. Por su parte, el Almería es uno de los equipos que se resigna a su suerte, al menos por ahora, y lo único que ha hecho, por el momento, es renovar a dos de los suyos, por un lado, Juan Manuel Lillo, entrenador, y por otro, a Corona. Ni ha gastado ni cuentan desde la localidad andaluza que tengan intención de hacerlo. Los almerienses son un club que a pesar de su poco bagaje en Primera no ha realizado grandes desembolsos y si ha conseguido ingresos con ventas como la de Felipe Melo a la Fiorentina o lo que dejó Negredo en caja.

Otro de los modestos que ni siquiera se ha puesto a trabajar o es que el ingenio no le es suficiente es el Espanyol. Los 'periquitos' no han dado de alta a ningún futbolista y sólo han despedido a Raúl Tamudo, santo y seña, de la afición españolista.

No es que sea de su 'liga' particular porque este año se han salido del mapa pero el Real Mallorca no deja de ser un equipo del 'pelo' del Racing. Los Bermellones sufren una situación económica absolutamente dantesca. Siempre se ha caracterizado por fichar bien y por vender mejor. Esta año lo único que ha hecho ha sido el dar la baja a Gregorio Manzano (entrenador), Mattioni, Mario Suárez, Borja Valero y Julio Álvarez. Hasta que no se sepa quién es el verdadero dueño y que derroteros sigue la ley concursal en la que está sumido; cero fichajes. Es decir, ninguno de los equipos de primera salvo los grandes ha realizado desembolso alguno y todos buscan jugadores libres o retales que desechen las grandes entidades.

La clase media

Equipos como el Sevilla o el Valencia, clase media alta, también ha cerrado el grifo y los productos 'Monchi' baratos y efectivos cada vez se reducen más. Los hispalenses han apostado por Dabo (Saint Ettiene), una decisión de futuro por parte del cuerpo técnico sevillista.

El Valencia, se encuentra en 'operación salida' y tras vender a Villa y Zigic y no renovar a Baraja tan sólo repescaron a Unai Emery (Entrenador) y a César. Diego Costa también vuelve a la entidad. Como siempre el Barça y el Real Madrid son los que tiran de talonario. Los catalanes han gastado 45 millones en Villa, dinero que no le permitirá al Valencia fichar porque lo tiene casi embargado. Los blancos han incorporado a Mourinho por un dinero mareante y a Canales, por seis millones de euros. La 'vaca no da más leche', o apuestas por incorporaciones inéditas y libres o no fichas.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 1:33 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario